Fiestas de Bilbao 2015 / Los Suaves: Yosi ya no existe

La caseta del merchan, minutos antes del bolo (foto: Mr. Duck).

La caseta del merchan, minutos antes del bolo (foto: Mr. Duck).

Sábado 22 de agosto de 2015, Bilbao, Abandoibarra, 23.30 h, entrada libre.

En su gira de despedida Los Suaves tocaron por segunda vez en Bilbao, ofreciendo en Abandoibarra el único gran concierto de rock and roll de toda la Semana Grande

 

Esto de las fiestas de Bilbao tiene mala pinta. No solo por el cartel melómano escasamente excitante y poco defendible aunque uno se ponga optimista a ultranza. Esta Semana Grande incluso arrancó con malos augurios. El sábado, llegué a Vista Alegre, me senté, y nada más salir el primer toro, hala, chaparrón. Y así todo el rato, toda la tarde. Y el sábado noche al coger el metro debimos esperar más de lo normal porque las frecuencias estaban desordenadas por culpa… ¡del incendio de una unidad! Buf. Mal rollo. Mal fario.

Musicalmente, el programa principal ofrecía tres citas noctívagas sabatinas: Alirón en La Pérgola (lo descartamos aunque nos invitó el baterista; primer día y primer desliz: tocaba Javi Pecos, el simpático del dúo, el rubio), el anual festival reggae de la Plaza Nueva con el vocalista jamaicano Michael Prophet (siempre lo rechazo alegando que no fumamos porros, una tontería, ya lo sé), y el concierto por el que nos decantamos, el de Los Suaves en Abandoibarra, a la vera del Guggenheim, la única cita de rock and roll del programa principal, alucinen.

Los Suaves ya actuaron el viernes 22 de mayo ante más de 1200 personas en la sala Santana 27, en su gira de despedida tras 35 años de andadura (así lo contamos). La gira se llama ‘La música termina’ y dieron un bolo de 126 minutos para 20 temas con dos bises y bastantes referencias a que lo dejaban. Entonces escribí que ojalá nos los volviéramos a cruzar en el mismo tour, por Torrelavega o por ahí suponíamos, pero la sorpresa fue conocer que repetirían despedida en Bilbao, en fiestas, y esta vez Yosi (José Manuel Domínguez Álvarez, Orense, 23 de enero de 1948) y sus secuaces no explicitaron tanto el momento del adiós, quizá por el rabo de paja, la vergüenza ajena.

El quinteto gallego, al arranque de las dos horas de bolo (foto: Mr. Duck).

El quinteto gallego, al arranque de las dos horas de bolo (foto: Mr. Duck).

El primer sábado de la Semana Grande Los Suaves tocaron 19 temas en dos horas clavadas con dos bises, dos explosiones de confeti y al final tres cubos de brillantina derramada por el cantante Yosi sobre sus músicos, tres cubos de plástico blando a la postre lanzados hacia el público (algunos los aprovecharon cuando se puso a llover para usarlos como choto). El sonido fue muy deficiente: apenas se oían las guitarras, los graves retumbaban, y a Yosi no se le entendía, pero daba igual, porque la peña coreaba a pulmón las letras. Una peña con mogollón de joveznos sonrosados por la emoción y el alcohol y muchas féminas que se sabían las letras enteras.

Yosi, barbado, melenudo, cano y panzudo como un diablillo cabrón, bebió, fumó y se dejó arrastrar por sus manías: el paripé de los paseos agitados, los brazos abiertos, el subirse la camiseta (primero vistió una que ubicaba ‘Los Suaves. Ourense’, en plan las de ‘Motörhead. England’; a ver cuándo vemos alguna tipo ‘Barón Rojo. España’, o mejor, ‘Obús. España’; se venderían como rosquillas, se piratearían…), en intentar en vano escalar las pancartas laterales, el sonreír pícaro y el azuzar a la peña («cantad, joder, estamos en Bilbao», ordenó Yosi a la segunda, ‘Palabras para Julia’).

Varias cámaras ofrecían en la pantalla grande lateral primeros planos del bolo (foto: Mr. Duck).

Varias cámaras ofrecían en la pantalla grande lateral primeros planos del bolo (foto: Mr. Duck).

La cosa sonaba de pena, los gallegos frisaron el heavy en ‘Maldita sea mi suerte’, y de seguido Yosi contó que antes nos había visto correr como conejos, que había habido problemas con Dios y que habían caído rayos y centellas. Y tocaron ‘Por una vez en la vida’ con sus guitarras dobladas a lo Thin Lizzy. Después como un trueno sonó uno de los picos, ‘No puedo dejar el rock’, una rendición a los Thin Lizzy más folk fue ‘¿Sabes?, ¡Phil Lynnot murió!’, y el gentío coreó el hard rock vía Rainbow ‘Dulce castigo’, cuya letra reza: «Perdóname por no dejarte / por quererte y haberte querido / amor… invento del diablo / querer… burla del destino / …dulce castigo».

Al acabarla, la multitud se puso a aclamar Yosiiiiii, Yosiiiii. Y este cortó: «Yosi ya no existe. Ahora me llamo José Manuel». Este es el titular, advirtió Pato, que se nos va a USA tres semanas de vacaciones por Memphis, Nueva Orleáns… La razón oficial del abandono de Los Suaves es la diabetes hepatitis C de su cantante de 67 años, que dijo tener una vida muy triste, como canciones tristes fueron ‘Malas noticias’ (no sólo porque empezara a llover) y la acústica ‘Pardao’. Eché de menos en el repertorio la historieta sobre la rutina vital ‘Siempre igual’ (‘Peligrosa María’ ya ni la espero), y pena que sonara tan mal una de nuestras favoritas: ‘Mi casa’ («mi casa es la carretera / es el camino del sol / es un hotel de tercera / mi casa es el rock and roll»).

‘Pardao’, y Yosi con la acústica. Es sonar sus primeros acordes y Pato siempre dice el título (foto: Mr. Duck).

‘Pardao’, y Yosi con la acústica. Es sonar sus primeros acordes y Pato siempre dice el título (foto: Mr. Duck).

‘El afilador’ me sigue sonando a cruce entre Mägo de Oz con ‘Las flores del mal’ de Barón Rojo (y el guitarrista Alberto Cereijo remató con un poco del himno gallego), y quizá la cima de las dos horas fuera ‘Dolores se llamaba Lola’ («donde vas, bala perdida / donde vas, triste de ti», cantaba Yosi, Policía Nacional en la reserva, ahí donde le ven), prolongada con el teatro de las banderas: ikurriña, gallega, el logotipo felino de Los Suaves (gran ovación) y la del Athletic (mayor ovación).

Los dos bises triples fueron bastante heavies. En el primero cayeron ‘San Francisco Express’ y ‘Ya nos vamos’ (con coda fusilando el ‘Highway Star’ de Deep Purple en el largo desarrollo de guitarras). Y en el segundo un corto ‘Esta vida me va a matar’ (título de su primer disco, de 1982, que dice: «Llevamos un siglo tocando / y aún no vimos un duro, / descargando como locos / canciones y el material / discutiendo en los ensayos / pagando letras con apuros») o el adiós con ‘La noche se muere’, donde entre cabalgatas guitarreras Yosi hizo amago de desnudarse y desapareció por el lateral arrastrado por un pipa. «¡Cuando Los Suaves telonearon a los Rolling Stones se despelotó delante de la gente!», volvió Pato a contarme la vez que les vio en el Monte do Gozo.

OSCAR CUBILLO

El paripé de las banderas en ‘Dolores se llamaba Lola’, la 13ª canción, la última antes de los dos bises triples (foto: Mr. Duck).

El paripé de las banderas en ‘Dolores se llamaba Lola’, la 13ª canción, la última antes de los dos bises triples (foto: Mr. Duck).

 

Anuncios
Comments
6 Responses to “Fiestas de Bilbao 2015 / Los Suaves: Yosi ya no existe”
  1. Beldarin dice:

    Joer la verdad es que este año te entran ganas de cortarte las venas si vas algún concierto en Aste Nagusia. Ayer tocaron Bon Scott Band

    • bilbaoenvivo dice:

      Ya, hay mejor oferta de bolos en txosnas (en las casetas, que esto lo lee todo el mundo) que en el programa oficial. Yo presiento que me voy a aburrir lo indecible. Hoy espero ir a Rafel Amargo, ballet flamenco, o sea, si lo veo desde lejos, otro rollo.

      • Iker dice:

        El día de la marmota una y otra vez. De nuevo deseando que algún mozo o alguna damisela de la comisión fiestera encuentren algún día los términos “Hard rock” o “Heavy metal” trasteando por Wikipedia. Qué sorpresa se iban a llevar. Hala, que os queda un año para daros cuenta de que esos géneros musicales existen y gustan a mucha gente.Y la gran mayoría sabe comportarse y todo. En fin, lo de siempre. ¡Y que no me diga nadie que dos grupazos como Horn of the rhino o Anestesia no se merecen tocar en alguno de los escenarios grandes!

  2. oscar cine dice:

    Horn of the rhino mejor bolo que he visto estas fiestas.pasandose por la piedra a los lineales y faltos de punch Mastodon de vitoria.lo juro.
    Oscar,deja de hablar de toros en todas las cronicas;intuyo que a la mayoria de lectores de este blog se la pela hasta el infinito.es mas,diria que la gente te lee por la musica.pero es una idea muy loca que me ronda por la cabeza.
    pd:si no vas a la plaza…no te mojas.a mi me pillo bajo techo,en optima compañia y con riquisima birra fria.

    • bilbaoenvivo dice:

      Yepa… Los comentarios taurinos que uso como recurso y a veces meto con calzador en las páginas de fiestas de El Correo los suelo cortar para el blog, para hacerlo más atemporal. Si se habla de los toros en este primer párrafo es para que la gente supiera que llovió, llovió, llovió…
      PD: Ahora mismo estoy subiendo a mi Facebook fotos de móvil de las tres primeras corridas…

  3. oscar cine dice:

    Era dificil…pero lo has mejorado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: