VIII Festival Bilbao Flamenco / Gerardo Núñez: A la sombra de dos subalternos

Cepillo al cajón, el joven, jerezano y jondo Carpio, Gerardo, la calé catalana doña Carmen, y el vitoriano Pablo Martín Caminero al contrabajo jazz (imagen de móvil: Pato).

Cepillo al cajón, el joven, jerezano y jondo Carpio, Gerardo, la calé catalana doña Carmen,
y el vitoriano Pablo Martín Caminero al contrabajo jazz (imagen de móvil: Pato).

Gerardo Núñez tocó pausado y sin alharacas, excepto un momento metralleta (foto: Ana Palma / Asoc. Bilbao Flamenco).

Gerardo Núñez tocó pausado y sin alharacas, excepto un momento metralleta (foto: Ana Palma / Asoc. Bilbao Flamenco).

Jueves 8 de octubre de 2015, Bilbao, Teatro Campos, 20 h, 10 € (bono 55 €).

BEV 8 BILBAO FLAMENCO cartel bisEl Festival Bilbao Flamenco cubre las tres disciplinas del género: cante, baile y toque. Éste ha estado representado en la buena inauguración con Manuel Parrilla (así lo contamos) y en la penúltima sesión con el otro guitarrista del cartel, su paisano Gerardo Núñez (Díaz, Jerez, 1961) en quinteto con presencia especial de la bailaora y coreógrafa gitana Carmen Cortés (Barcelona, 1958) en el programa ‘Reunión flamenca’, donde la calé catalana danza inspirándose n la Literatura, como en ella es habitual, aquí concretamente en la poesía y los ensayos de José Bergamín.

Nominado al Grammy Latino, Gerardo Núñez es un todoterreno que, cuando lanzó su último disco oficial, el improvisado ‘Travesía’ (12), declaró sincero a la web Deflamenco (en esta entrevista) sobre sus años como solicitado músico de sesión: «Me hinché a hacer colaboraciones con Los Chichos, Serrat, El Fary, Rafaella Carrá, Julio Iglesias, Rocío Jurado, Isabel Pantoja… Cientos. En diez minutos estaba la canción grabada, con su punteo, con todo. Y me hice un habitual de los estudios de grabación. Y gané bastante dinero. Pero también era un sinvivir, porque he llegado a grabar 20 LPs en un mes».

La calé catalana doña Carmen Cortés, con el primero de sus tres vestidos en el primero de sus tres bailes (foto: Ana Palma / Asociación Bilbao Flamenco).

La calé catalana doña Carmen Cortés, con el primero de sus tres vestidos
en el primero de sus tres bailes (foto: Ana Palma / Asociación Bilbao Flamenco).

Pues en un Teatro Campos con buena entrada (aunque los palcos no estaban abiertos) presenciamos la penúltima cita del VIII Festival Bilbao Flamenco, con el quinteto liderado por el guitarrista Gerardo Núñez (Jerez, 61) y con una invitada que levantó los mayores aplausos: la veterana bailaora calé Carmen Cortés (Barcelona, 1958). Traían el programa ‘Reunión flamenca’, unos 11 tramos muy distintos en 98 minutos y en formatos variables concatenados sin continuidad sino más bien al tuntún. Gerardo Núñez, plantado entre dos bafles como un guitarrista (o baterista) heavy, ofició sosegado, ajeno a artificios y tradicional (la rondeña por bulerías inaugural en dúo con el cajón), aunque moderno y global (aires jazz atenuados en las bulerías, un poco de sonido exótico y étnico en trío). Tan moderado estuvo Núñez que le hicieron sombra dos subalternos, pues destacaron los tres bailes con tres vestidos de doña Carmen Cortés (el cuerpo tenso sincronizado al son de la guitarra, qué manos más expresivas, qué arrebatos a lo Carmen Amaya), y el cante de un David Carpio joven, jerezano y jondo que con su boca gesticulante y a la antigua y rural también robó carteras (en las alegrías de trasfondo jotero por ejemplo, y luego a solas en las tonás premiadas con una larga ovación).

Carpio protagonizó tres cantes, genial por alegrías y en la toná, y cumplió en la soleá (foto: Ana Palma / Asoc. Bilbao Flamenco).

Carpio protagonizó tres cantes, genial por alegrías y en la toná, y cumplió en la soleá (foto: Ana Palma / Asoc. Bilbao Flamenco).

El alavés Pablo Martín y el galo Cepillo en su solo conjunto (foto: Ana Palma / Asociación Bilbao Flamenco).

El alavés Pablo Martín y el galo Cepillo en su solo conjunto (foto: Ana Palma / Asociación Bilbao Flamenco).

Quizá el gran momento improvisado fue el solo del contrabajo del vitoriano Pablo Martín Caminero, que comenzó exótico tipo Miles Davis y acabó percutido mano a mano por Cepillo, el percusionista, en un momento cuasi humorista a lo Les Luthiers en la lejanía. Tuvo muy buenos momentos el chou, aunque el orden de los números fuera mejorable. Y, como duró tanto, quizá sobró algún lapso percusivo que pareció de relleno (acabé hasta los huevos del cajón de Cepillo y Pato me contó que le ponía nervioso al marcarse el compás con los pies).

OSCAR CUBILLO

Panorámica del recinto en los saludos finales ante el quinteto (imagen de móvil: Pato).

Panorámica del recinto en los saludos finales ante el quinteto (imagen de móvil: Pato).

Bailecillo del alavés Pablo Martín Caminero en el fin de fiesta (foto: Ana Palma / Asociación Bilbao Flamenco).

Bailecillo del alavés Pablo Martín Caminero en el fin de fiesta (foto: Ana Palma / Asociación Bilbao Flamenco).

Mutis de Carpio, Pablo, doña Carmen, Gerardo y Cepillo (foto: Ana Palma / Asociación Bilbao Flamenco).

Mutis de Carpio, Pablo, doña Carmen, Gerardo y Cepillo (foto: Ana Palma / Asociación Bilbao Flamenco).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: