CINE: ‘Regreso a Ítaca’: Los restos del naufragio

BEV REGRESO A ITACA 0 cartel

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno: 17 de abril de 2015

(DVD a la venta 23 de septiembre de 2015)

*

Director: Laurent Cantet

*

Calificación: 5 estrellas sobre 5

*

Trailer de ‘Regreso a Ítaca’

 

El estreno en DVD y BluRay del último film de Cantet  nos da la oportunidad

de revisar uno de los títulos más interesantes estrenados en 2015

***

Miradas distantes: La Cuba exterior y La Cuba interior.

***

En la nada despreciable película de episodios ‘7 días en La Habana’ (2012) el escritor cubano Leonardo Padura (La Habana, 1955) firma en solitario el guion del cortometraje dirigido por Juan Carlos Tabío ‘Dulce amargo’. Dentro de la tónica de comedia que marca la globalidad del film, ‘Dulce amargo’ se revela como un ejemplo acertado de la Cuba actual, después del abandono de la U.R.S.S. y el “periodo especial” de la gran crisis económica. Una Cuba que en su envoltura exterior reafirma su situación de debacle y en su interior confirma el proceso destructivo de sus núcleos familiares. En el corto de Tabío una mujer, Mirta (Mirtha Ibarra, esposa y protagonista de los films de Gutiérrez Alea), tiene la responsabilidad de sacar adelante a su familia. Ella es la única que trabaja. Mantiene una jornada agitada tratando de preparar un pastel, enfrentada a las carencias del país (los cortes de luz) y a la economía familiar. Su marido, Daniel (Jorge Perugorría) es un parado derrotado, de aspecto desaliñado, sin ganas de seguir enfrentándose a la vida. El sketch no abandona la tónica de comedia general del film, aunque expone esa actitud de derrota del cubano además de describir el proceso de destrucción familiar que se da en esa relación. Los esfuerzos de Mirta no bastan para mantener a su familia unida. Ya que, al final, la hija decide marcharse del país definitivamente.

En ‘Dulce amargo’ Leonardo Padura adelanta la verdadera razón del desaliento de la población cubana: la destrucción del núcleo familiar.

En ‘Dulce amargo’ Padura adelanta la verdadera razón del desaliento de la población cubana: la destrucción del núcleo familiar.

Curiosamente el sketch que dirige el propio Laurent Cantet (Melle, Francia, 1961) en ‘7 días en La Habana’ evidencia una mirada inocente y positiva de esta Cuba anticapitalista, que contrasta con el pesimismo velado del episodio de Padura y Tabío. Su cortometraje ‘La fuente’ narra el esfuerzo colectivo, jaranero, imaginativo, destartalado pero finalmente eficaz de un grupo de vecinos que ayudan a una vecina quien, tras una aparición mariana, necesita hacer una fuente dentro de su casa para bendecir a la Virgen. Esta mirada positivista de ‘La fuente’, quizá entristecida por la derrota final de Cuba ante el capitalismo, contrasta con la dureza de lo narrado en ‘Regreso a Ítaca’. El encuentro, gracias a ese film de sketches, entre Padura y Cantet, permite el acercamiento de estas dos visiones del país: la extranjera, aun melancólica, marcada por ideales olvidados, que da valor a los supervivientes de una catástrofe anunciada, y la interior, que pone al descubierto el desengaño pero, sobre todo, la cobardía ante el enfrentamiento contra el poder: la falta de una contrarrevolución de un pueblo abatido, defraudado, que ahora ve como todos sus sueños y esperanzas se destruyen ante sus ojos: su familia y su libertad.

***

Contra el poder y la Historia

***

De esta colaboración entre artistas nace ‘Regreso a Ítaca’, una historia que poco tiene que ver con la Odisea de Homero, una película que se mueve en el subgénero del “rencuentro de amigos” y que profundiza la visión desazonada de Padura de su país natal. Laurent Cantet aprovecha el encuentro para configurar un nuevo relato de derrota del hombre frente al poder y la inercia de la Historia. El cine de Cantet siempre ha sido directo, militante, partidario de la lucha individual del hombre contra sistemas políticos y sociales que le superan. Sistemas organizativos que buscan enfrentar al hombre contra el hombre en una lucha por la supervivencia, desarrollando un instinto depredador que lleva a la victoria del más fuerte. Cantet siempre se ha posicionado con los derrotados, pero eso no obvia que lo que narra es principalmente la lucha (‘Recursos humanos’, 1999, o ‘La clase’, 2008). No sólo una lucha de hombre contra hombre, sino del hombre contra estos sistemas organizados que provocan el enfrentamiento. También está la lucha del hombre contra él mismo, intentando sortear los condicionantes históricos que le ha tocado vivir.

El regreso desde España del exiliado Amadeo (Néstor Jiménez) a Cuba, y el encuentro con el grupo de amigos de su juventud en una terraza de un edificio de la capital cubana, busca la reconciliación, el retorno momentáneo a unos recuerdos felices. Pero este hecho da pie al reproche continuo, al desengaño individual y colectivo. El film es valiente en su estructura aunque completamente confiado en la fortaleza de un guion que, como un juego de muñecas rusas, va desentrañando sus secretos a medida que profundiza en su interior.

Amadeo (primero a la izquierda) en la secuencia de arranque del film, bailando con sus amigos ‘Eva María’ de Fórmula V.

Amadeo (primero a la izquierda) en la secuencia de arranque del film, bailando con sus amigos ‘Eva María’ de Fórmula V.

Desde las secuencias de comienzo (los personajes bailan, hablan de las personas que conocieron, revisan fotos de juventud) se pasa a profundizar en el dolor, no sólo en el desencanto nostálgico (al formar parte de una Historia que les ha abandonado y les ha dejado como rastrojos del camino), sino también en el dolor punzante que sienten al ver su familia destruida, al constatar la falta de libertad individual que les impide enfrentarse a ese régimen político que, finalmente, se desvela como totalitario, represivo y dictatorial.

***

Viaje interior hacia el dolor

***

El tándem Padura-Cantet resulta excelente. El guion claramente político de Padura, sustentado en personajes arquetípicos y desarrollado con secuencias que manejan los enfrentamientos  personales y potencian el desvelamiento de los secretos, contrasta con una puesta en escena nada teatral de Cantet, directa e individual como el resto de su cine, activa, que juega con la variación de encuadres, el sonido diegético del barrio y el ambiente exterior que transmite el escenario.

Uno de los pocos planos generales de la película que muestra la terraza en donde se reúnen los amigos impregnada de la realidad de la ciudad.

Uno de los pocos planos generales de la terraza en donde se reúnen los amigos, impregnada de la realidad de la ciudad.

Cantet desarrolla casi toda la película en el exterior (la terraza del edificio). Busca el naturalismo de las interpretaciones con la intensidad del encuadre (su grado de acercamiento en función de lo que profundiza el dialogo): una metodología que da fluidez a la narración, a pesar de las limitaciones impuestas en el guion de Padura. Un equilibrio de guion y puesta en escena que funciona gracias al hecho de contar realmente cinco historias en lugar de una. Ya que cada personaje es realmente una narración en sí.

‘Regreso a Ítaca’ puede verse realmente como un film coral, sin un protagonismo claro, salvo la colectividad agredida de Cuba. Aldo representa al luchador desencantado que se sostiene recordando los ideales por los que luchó, sabiendo que no significaron nada y que incluso fueron parte de un engaño mayor: el del enriquecimiento del poder y el empobrecimiento del pueblo. Persistente en su día a día, contempla el proceso de destrucción de los suyos, de su familia, de sus amigos, de su trabajo, de su ciudad, y tiene que callarse cuando su hijo le dice que Cuba no es nada y que sólo desea marcharse. Tania (Isabel Santos) es una médica amargada, abandonada por sus hijos que han huido del país. Frustrada por su cobardía de permanecer anclada en un país que no le ha dado nada salvo represión. Eddy (Jorge Perugorría) pertenece al cubano institucionalizado. Después de comprender que sus sueños son irrealizables (ser un escritor), busca la manera de sobrevivir alabando al régimen y enriqueciéndose con la corrupción institucionalizada. Rafa es un artista reprimido. Incapaz de huir, de luchar contra un régimen que le castiga por su obra (en la película se muestra uno de los cuadros abstractos, de color negro y marrón, que representa la opresión del sistema). Rafa termina depresivo y finalmente transformado por el sistema que le lleva a introducir el color en sus obras. Queda Amadeo, quien, conversación tras conversación, reproche tras reproche, va desentrañando su misterio, clarificando el porqué de su exilio, el porqué de no haber regresado cuando su esposa se moría y el porqué regresa ahora, tras dieciséis años de exilio, cuando todo parece definitivamente perdido.

GERARDO CREMER

El hermoso plano final de Amadeo y Tania, mirando la bahía de La Habana, tras la suave panorámica que recorre los rostros exhaustos de los protagonistas después de una noche aciaga.

El hermoso plano final de Amadeo y Tania, mirando la bahía de La Habana, tras la suave panorámica que recorre los rostros exhaustos de los protagonistas después de una noche aciaga.

 

Comments
2 Responses to “CINE: ‘Regreso a Ítaca’: Los restos del naufragio”
  1. oscar cine dice:

    Si partimos de que”7 dias en la habana”es un film “nada despreciable”entiendo Cremer,que puntues con cinco estrellas esta grata peliculita.Pero entonces,que calificacion damos a”el apartamento”o”con la muerte en los talones”? Quince estrellas?ojo,con toda cordialidad eh?

  2. Gerardo Cremer dice:

    Te lo comenté en otra reseña. Es un tema de subjetividades. Igual estaba especialmente sensible el día que vi la película pero me emocioné viéndola. En un año tan flojo cualquier cosa eleva el listón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: