The Dirty Fences: ¡Tuvimos suerte!

Con su pinta de glam del arroyo podrían salir en la peli ‘Black Mass’ (foto: Mr. Duck).

Con su pinta de glam del arroyo podrían salir en la peli ‘Black Mass’ (foto: Mr. Duck).

Martes 1 de diciembre de 2015, Deusto / Bilbao, Satélite T, 20 h, 10 €.

Escribíamos en el periódico anticipando el bolo: Artur, capo de la promotora Wombat, avisa: «Si lo vuestro es MC5, The Stooges, The Shrine, Ramones, Turbonegro y New York Dolls, ojo al parche: estáis de suerte». The Dirty Fences se juntaron en Boston durante el instituto, allá por 2009, y ahora se basan en Nueva York. Molan a los skaters y traen el disco ‘Full Tramp’ (Slovenly), «repleto de himnos tan tarareables como festejables». ¡Está en bandcamp!

Pues eso, que Artur tenía razón en lo de la fortuna, aunque los hados nos hicieron dudar antes de empezar: los músicos llegaron tarde, la cosa se demoró un tanto, a la hora del arranque de los cabezas de cartel aún tocaban los teloneros (The Stators de Astrabudua), y las esperadas estrellas yanquis probaron sobre la marcha, con lo cual el bolo arrancó algo gaztetxero en lo que a sonido se refiere, pero a la tercera o así todo rulaba de maravilla (excepto las luces). Gamberros como Ty Segall, The Dirty Fences remarcan que se juntaron en el instituto, y es que por las pintas nadie los imaginaría en la onerosa y útil universidad estadounidense: bambas, uno con americana de brillantina y pajarita (¡y sin camisa!), chalecos vaqueros y de cebras (o así), gorras de camionero chic, tatus, bigotillos crápulas, melenas… ¡Y a veces decían ‘marihuana’! (buf, la de grupos guiris que vienen de gira por la permisividad que se respira en España hacia la droga).

Menos luz de la usual hubo en el Satélite T para un combo donde cantaron o corearon todos (foto: Mr. Duck).

Menos luz de la usual hubo en el Satélite T para un combo donde cantaron o corearon todos (foto: Mr. Duck).

En su bolo intenso e infeccioso de 14 trallazos en 45 minutos a dos guitarras y con vocalistas variables, Las Vallas Sucias funcionaron mucho mejor que sus discos y reconocimos dos versiones: explosiva ‘Nutbush City Limits’ de Tina Turner y aplastante ‘Something Else’ de Eddie Cochran. Y además el medio centenar de seres humanos (calculando al alza) gozamos con originales efervescentes influidos por los Ramones (las guitarras abrasivas, las melodías cuidadas a veces power-poperas, temas como ‘Heaven Is Tonight’ o el último y tan arrollador que yo pensé fue una suerte de ‘Havana Affair’ brutalizada pero el grupo me confirmó que no era versión, sino un original titulado ‘Bomber’), los rocanroleros New York Dolls (‘Give Me A Kiss’, ‘Deep In Your Heart’) y los Dictators a empellones urbanos (‘High School Rip’, que fue una pieza de alta energía con buenos estribillos tipo Nerves), todos los citados -por cierto- vecinos de Nueva York, como estos cuatro manguis lo son ahora. Y así, como no son vecinos de la Gran Manzana, no citamos a AC/DC (el bajo en la inaugural), Greg Kihn en la popera ‘Judy Don’t Go)’ y hasta el Kurt Baker más despendolado (en la última antes del bis).

OSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: