Seth Glier: Cantautor compasivo (+ entrevista)

En el tercer, ‘Stars & Glitter’: Seth, 27 años, tupé de futbolista, Joe Nerney, 63 años y cool sombrero sinatriano (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

En el tercer tema, ‘Stars & Glitter’: Seth, 27 años, tupé de futbolista, Joe Nerney, 63 años y cool sombrero sinatriano
(foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Domingo 6 de diciembre de 2015, Bilbao, 23º Ciclo Musiketan, Sala BBK, 20 h, 12 €.

bev 23 musiketanDos conciertos dominicales con público bastante femenino, muy entusiasta y rendido ante músicos elegantes en su indumentaria. Uno se celebró en la Sala BBK (¡con dos bises!) y el otro en el Kafe Antzokia (¡tres bises!). En ambos bolos alguno de los oficiantes arrastraba una tara sensorial: de la vista en el primero y de la voz en el segundo (el chasco del chou de Sister Cookie narrado en el siguiente post).

La cita melómana buena de esa velada fue la del primer concierto, el del 23º Musiketan, el que protagonizó el multiinstrumentista de 27 años Seth Glier (Shelburne Falls, Massachusetts, 1988) en su primera gira española (Madrid el sábado y Bilbao el domingo), a dúo con el saxofonista (y flautista, y armonicista, y corista) invidente de 63 años Joe Nerney (este es su Facebook), a quien condujo por el tablado y quien respondió a la perfección a lo largo de un repertorio variado de 14 piezas en 76 minutos, con Seth tocando piano (influencias de A.J. Croce y de Ray Charles en el blues ‘New World I See’, del Billy Joel comercial en el tema inaugural ‘Man I Used To Be’, del universo televisivo y buenrollista de la serie ‘Friends’ en ‘Our Song’;  además al piano hizo una versión languideciente del ‘Wild Horses’ de los Rolling Stones y en el primer bis un ‘Every Time We Say Goodbye’ de Ray Charles con aire de musical), guitarra (una faceta más folkie: filobritánico y ambiental en ‘Good Man’, sentimental en ‘Plastic Soldiers’ –en cuya introducción se refirió a Ani DiFranco-), lanzando mensajes hondos (compasivos con su difunto hermano autista Jamie en ‘Love Is A Language’, con el mundo en general en ‘Standing Still’ –con otro solo de saxo comercial del elegante invidente-) y revelando un gran talento vocal, pues Seth se salió de la tabla en los tres asombrosos números a capella con levísimo acompañamiento percusivo y la gente oyéndole respetuosamente silente: en el góspel palúdico ‘Stars & Glitter’, el blues palúdico a lo Delta Saints ‘The Next Right Thing’ (este es el clip oficial), y en el aire irlandés de alzar las copas en el segundo bis, que entonó a oscuras, sentado al borde del tablado, sin micro.

OSCAR CUBILLO

A su hermano autista le cuidaba desde los 14 años, le despertaba, cuidaba de que se duchara y desayunara… (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

A su hermano autista le cuidaba desde los 14 años, le despertaba, cuidaba de que se duchara y desayunara…
(foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

+++ ENTREVISTA +++

***

«La hondura del blues es lo que en verdad admiro»

***

El cantautor de Massachusetts, influido por su difunto hermano autista,

trajo su cancionero social y compasivo al 23º Musiketan

 

La quinta cita del 23º Musiketan, el ciclo de conciertos en pequeño formato patrocinado por EL CORREO, la protagonizó este domingo de puente el cantautor yanqui con raíces y 27 años recién cumplidos Seth Glier (Shelburne Falls, Massachusetts, 1988), al que se le suele comparar con Bruce Springsteen. «Es un honor. Y como de manera predominante toco el piano, a menudo también me comparan con Billy Joel. Pero soy un verdadero estudiante de Springsteen. Conozco bien su catálogo y él fundamentalmente me ha inspirado para que mi estilo al componer permanezca socialmente consciente», nos contaba antes de llegar a España.

El bueno de Seth Glier está implicado en numerosos proyectos a favor del autismo, debido a que lo padecía su hermano. Y nos contaba el miércoles 2 de diciembre desde Inglaterra: «Probablemente mi mayor influencia no sea en realidad un músico. Lo fue mi hermano mayor, Jamie. Jamie falleció hace aproximadamente un mes (a los 30 años, dijo en el concierto). Él era no verbal y autista. Me hablaba mucho acerca de escuchar y de lo que se dice sin hablar. Soy un compositor diferente a causa de él».

Seth estudió en el prestigioso Berklee College of Music, pero lo dejó al de un año para salir de gira y ahora da más de 200 bolos al año. De hecho nos atendía en pleno tour: «Me estoy despertando en un autobús de gira en las afueras de Londres. He bebido un poco de café instantáneo muy malo. He estado viajando una semana por el Reino Unido teloneando a Ronnie Spector, y está siendo increíble». A pesar de tantas salidas, tiene casa, je, je… «Vivo en un pequeño pueblo llamado Easthampton, en la parte occidental de Massachusetts. En un apartamento tipo loft con mi novia. Es algo así como mi santuario creativo. Me encanta».

Sobre sus referencias más musicales, se extendía así: «Desde siempre me han encantado los narradores. Joni Mitchell, Jackson Browne y Carole King han establecido una influencia muy profunda. También soy un gran fan de Motown y del blues. Marvin Gaye, James Booker…». En efecto, oyendo muchas de sus canciones se nota que le atrae el blues: «Me encanta. Fue mi primer punto de entrada en la música. Tocaba blues fuera de casa, en sesiones improvisadas cuando tenía unos 15 años. La hondura del blues es lo que en verdad admiro. La gente se tira toda la vida intentando meterse dentro de él».

Seth confesó que el rioja le parece ‘absolutamente delicioso’ (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Seth confesó que el rioja le parece ‘absolutamente delicioso’ (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

En el Musiketan actuó en dúo. «En Bilbao estaré con mi saxofonista, Joe Nerney. Es un músico ciego de 63 años y una de las personas más amables y con más talento que conozco. Joe se ocupa del saxofón, la armónica y la grabadora y el piano, y además canta. Yo estaré alternando las teclas y la guitarra. Es nuestra primera vez en España, o sea que no tenemos ganas». Su último disco es ‘If I Could Change One Thing’. «Llevaré algunos CDs conmigo (para vender). Del nuevo disco estoy muy orgulloso. He trabajado con Bill Lefler, que ha producido a artistas como Ingrid Michelson, Dashboard Confessional y Joshua Radin. Escribí unas cien canciones preparando este álbum y me tomó cerca de un año seleccionar las doce finales».

Y al inquirirle por qué decidió ganarse la vida con la música, reflexionaba: «No sé si fue algo que yo escogiera hacer. Simplemente sucedió, supongo. Abandoné la universidad y comencé a grabar mis propios discos en el sótano de mis padres. Según terminaba las grabaciones, yo organizaba mis propias giras y viajaba por los Estados dando bolos, intentando encontrar a mi público y mejorar en mi oficio».

ÓSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: