The Mersey Beatles: Marionetas sin alma

Harrison, Macca (que no es zurdo) y Ringo en el primer pase (foto: Unai Nuño / Palacio Euskalduna).

Harrison, Macca (que no es zurdo) y Ringo en el primer pase (foto: Unai Nuño / Palacio Euskalduna).

Martes 8 de diciembre de 2015, Bilbao, Palacio Euskalduna, 19 h, entradas de 38 a 43 €.

BEV BEATLES CARTELGroucho Marx diría que lo mejor del concierto del grupo clónico The Mersey Beatles (aquí va su Facebook) este martes (¡en el 35 aniversario de la muerte de John Lennon, de quien sonó el ‘Imagine’, claro!) en el Palacio Euskalduna fue la primera parte de la primera parte y la segunda parte de la segunda parte. O sea que los músicos clónicos arrancaron muy bien con los temas clásicos de la beatlemanía chillona, se desfondaron quizá al cantar de uno en uno y no los postizos al unísono, y tras el descanso reiniciaron la tarea alimenticia con mostachos falsos y una debilidad sónica que nos asustó, barruntando una tediosa cuesta abajo hasta el final, pero menos mal que remontaron el vuelo.

En total usaron tres indumentarias (los trajes grises uniformados de sus inicios gloriosos, las casacas coloristas del Sargento Pimienta más la ropa casual del paso de cebra de ‘Abbey Road’), dos tipos de pelucas (flequillos en casquetes bruñidos y melenas lacias), y los bigotillos de la segunda parte. La cita duró 129 minutos (contabilizando los 20 de descanso) para 32standards beatlenianos (16 + 14 + 2 del bis). Los Mersey Beatles, formados en 1999 en Liverpool, han dado casi 300 bolos en La Caverna, donde los originales se gestaron definitivamente, o sea que se les supone cierta pericia, pero más gracia han mostrado por estos tablados vascongados los Dolly Beatles getxotarras, los Abbey Road barceloneses o los argentinos The Shouts.

Macca y Harrison en el segundo pase, con casacas de Sargento Pimienta (foto: Unai Nuño / Palacio Euskalduna).

Macca y Harrison en el segundo pase, con casacas de Sargento Pimienta (foto: Unai Nuño / Euskalduna).

The Mersey Beatles empezaron muy bien, ya se ha dicho, con tensión y credibilidad al emular sus posturitas (esa flexión de piernas de Lennon, esas sonrisas memas, y pena que Macca no fuera zurdo), al revisar a Chuck Berry (‘R&R Music’ y ‘Roll Over Beethoven’, de lo más sólido) y al recrear sus viejos hits yeyés (‘All My Loving’, ‘Please Please Me’ y ‘I Saw Her Standing There’ encadenados y también por la cima). Convencieron en este tramo aunque se les notaba superados por el escenario inmenso y distante, y desconfiados y cohibidos ante la frialdad y mudez del respetable pasmarote: unas 777 butacas ocupadas a un precio excesivo para un grupo tributo: 38-43 €, pero compensa pensando que te ahorras el vuelo a Inglaterra…

Macca, Harrison, Lennon y Ringo en la segunda parte, con la ropa casual del paso de cebra (foto: Unai Nuño).

Macca, Harrison, Lennon y Ringo en la segunda parte, con la ropa casual del paso de cebra (foto: Unai Nuño).

El primer punto de inflexión estuvo en el undécimo tema, el ‘Yesterday’ del clon McCartney con guitarra acústica y la escolta del teclista de refuerzo. El duodécimo título fue lo peor: el churro anacrónico del ‘Yellow Submarine’ con trajecitos grises (aunque fuera de lo más celebrado por la gente). Y entonces se desfondaron en esa parte final (‘In My Life’), aunque un poco de pólvora tuvo el remate con ‘Twist & Shout’ de los Isley Brothers y algunas mujeres bailando en pie entre las butacas. Tras el descanso prosiguieron flojísimos (‘Sargento Pepper’s’ sin fuerza, ‘With A Little Help From My Friends’ descuadernada, ‘Penny Lane’ camp y verbenera…), pero a Dios gracias inopinadamente remontaron tras el segundo punto de inflexión, el quinto tema del segundo set, el lisérgico ‘Lucy In The Sky With Diamonds’. Y continuaron como fieles artesanos en ‘A Day In The Life’ (muy Oasis), ‘Come Together’ (pena del flojo punteo, porque estas marionetas sin alma no tocan demasiado bien ni igualan el timbre vocal de los Fab Four verdaderos), ‘Lady Madonna’ (movidita), ‘Let It Be’ (muy góspel) y en el bis ‘Revolution’ (muy roquera) y el adiós definitivo con el ‘Hey Jude’ (muy eclesial, con palmas y tal). Regresan en enero al mismo Palacio Euskalduna.

OSCAR CUBILLO

Al acabar el show, los Mersey Beatles posaron disfrazados con el público a la salida en el lobby. Aquí vemos a Macca (se parece a El Yoyas), Ringo, un fan, George y Lennon. Ante el alboroto montado comentó una dama: «Igual que en Disney, que aparece Mickey Mouse y, hala, todos detrás» (imagen de móvil: Jon Rozadilla).

Al acabar el show, los Mersey Beatles posaron disfrazados con el público a la salida en el lobby.
Aquí vemos a Macca (se parece a El Yoyas), Ringo, un fan, George y Lennon.
Ante el alboroto montado comentó una dama: «Igual que en Disney, que aparece Mickey Mouse y, hala, todos detrás»
(imagen de móvil: Jon Rozadilla).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: