Nicola di Bari + Raffaela Chacón: La culpa es de Nicola

Nicola, ronco como Sabina, con su estética de mafiosillo de película (foto: Unai Nuño).

Nicola, ronco como Sabina, con su estética de mafiosillo de película (foto: Unai Nuño).

Jueves 10 de diciembre de 2015, Bilbao, Palacio Euskalduna Sala A 1, 20 h, 35 €.

Hubo muy poca gente el jueves viendo al histórico cantante melódico italiano Nicola Di Bari en la sala pequeña (A1) del Euskalduna. Unas 200 personas en una aforo de unas 600 butacas. Quizá el público del amor estaba viendo a la misma hora a Los Panchos en un Teatro Campos que llenaron. A sus 75 años Michele Scommegna (Zapponeta, Foggia, Apulia) resultó entrañable para el respetable, al que peroró mucho en castellano: halagador agradeció su cariño no desaparecido tras tantos años sin regresar a Bilbao («emocionadísimo, `Honorato´ y orgulloso» se declaró, y después dijo: «gracias por quererme»), señaló que en un concierto suyo se puede comprender cómo es él como hombre, marido, padre, abuelo y artista (y entonó la oda ‘Rosa’, dedicada a su madre, llamada Conchita o algo así), informó de que tras 30 años había grabado un álbum nuevo, titulado ‘Mi verdad’ y sólo disponible en descarga por Internet, no en la copia física que preferirían sus nostálgicos («creo que la culpa es siempre mía», se resignó), reconoció que tras 50 años sobre los escenarios aún sentía miedo antes de salir a cantar, y se alargó en demasía en un errado discurso contra el «injustificado terrorismo» (que la culpa es nuestra, llegó a asegurar) antes de entonar ‘El último romántico’, su apodo eterno.

Bajito, elegante, con sombrero y gesto duro, como un mafioso secundario de película, Nicola di Bari explicó que su voz le viene de la sal del mar Adriático y cantó ronco como Sabina, con las facultades justas, desafinando en alguna ocasión y al final carraspeando y quedándose sin fuelle antes de hacer mutis. Entonces, muchas personas se pusieron en pie para marcharse, pocos aplaudieron y nadie pidió bis, que no se concedió tras un show de 15 canciones en 71 minutos lastrados por la banda, cuatro jóvenes argentinos tan poco ensayados que dio la sensación de que no se sabían el repertorio: el baterista se reía todo el rato y el teclista lanzaba planos mantos arreglistas horteras que difuminaban las orquestaciones originales.

El cuarteto argentino escudero se cargó la función. Aquí en la canción ‘Rosa’ (imagen de móvil: La Reina).

El cuarteto argentino escudero se cargó la función. Aquí en la canción ‘Rosa’ (imagen de móvil: La Reina).

«No se reconocen las canciones», se quejó La Reina. Ya, a menudo hasta que llegaba el estribillo costaba coscarse del título ejecutado. Entre las quince piezas colegimos fagocitaciones del soul (‘Como violetas’, de lo mejor del setlist, ‘Zíngara’, la de tómame la mano) y Nicola exprimió el dramatismo del género itálico (‘Prima cosa bella’, ‘Eternamente’ fiel –aquí un YouTube actual-), recitó romántico a lo Dyango (‘Un gran amor y nada más’, la de tú y yo, ‘Guitarra suena más bajo’, con aire al Elvis del ghetto), en todo momento se impuso a la pachanga de su banda (descaradamente logró levantar la festiva ‘Trotamundos’), y se quedó sin voz en ‘Corazón gitano’.

A veces disparaba con el dedo a sus escuderos al acabar las canciones. Hum… Quizá no era de broma. Pues eso, que no hubo bis, aunque los músicos estuvieron mirando entre las cortinas, pero nadie lo pidió… Parecía que a la gente le entró prisa y quizá nos quedamos sin oír la de ‘Sé que bebo, sé que fumo’. Ahhhh, esos 20 minutos de la telonera no esperados seguramente importunaron en demasía a la veterana parroquia. Al salir del Euskalduna todo el mundo comentaba que Nicola estuvo horrible, aunque me niego a aceptarlo. Y al repasar las notas el día después, confirmo que Nicola cumplió con su papel con solvencia. Ni miraba al atril donde el bajista le pasaba las hojas. Con una banda más ensayada habría dado otra impresión más grata.

Por el final, disparando al pianista, que se equivocó dos veces (imagen de móvil: La Reina).

Por el final, disparando al pianista, que se equivocó dos veces (imagen de móvil: La Reina).

Lo que no hubo por dónde agarrarlo fue lo de su telonera, Raffaela Chacón, que en 20 minutos y cuatro canciones fue diva, pedante, grotesca, aspaventera y marimandona (ordenaba en público subid monitores, bajarme la voz…), televisiva (participó en las galas de fin de año de TVE de 1975 a 1980) y hotelera (de hotel de Benidorm dijo una espectadora dentro y otra fuera), lanzó halagos inverosímiles («estoy sintiendo su calor», soltó ante la frialdad imperante generada entre las butacas por una dama no esperada por la mayoría del respetable), cantó sin darle la voz para tanto alarde y bailó como ante el espejo, hizo molinetes con su melena agarrándose la coleta y reveló un buen escote, e interpretó el ‘Parole Parole’ de Mina más tres temas propios (uno de ellos una historia real de una monja que cuelga los hábitos tras enamorarse de un tirado de la calle que nunca lo supo) con acompañamiento pregrabado del teclista (desde los coros y las palmas), haciendo bulería, brasileiradas… Memorable, sin duda, pero pareció un chou de variedades poco adecuado para el Euskalduna. No obstante, felicidades a la esa velada desubicada dama por insistir en la profesión.

ÓSCAR CUBILLO

Zoom robado en la intervención telonera de Raffaela Chacón (imagen de móvil: O. C. E.).

Zoom robado en la intervención telonera de Raffaela Chacón (imagen de móvil: O. C. E.).

Anuncios
Comments
One Response to “Nicola di Bari + Raffaela Chacón: La culpa es de Nicola”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] 9.- Raffaela Chacón (Euskalduna, diciembre). La telonera de Nicola DiBari pasmó a un respetable que no se podía creer tal show de variedades imprevisto con un teclado con programaciones, baile televisivo ante el espejo y letras amorosas ambiciosas. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: