Vintage Trouble: Currando por caridad

Ty Taylor, caminando sobre las aguas bajo la mirada de sus fieles (foto: Mr. Duck).

Ty Taylor, caminando equilibrista sobre la valla de seguridad (foto: Mr. Duck).

Sábado 12 de diciembre de 2015, Bilbao, V Festival WOP, Santana 27, desde las 19 h, 30-33 €.

bev 5 wop cartel

El V WOP Festival, organizado por la ONG melómana vizcaína Walk On Project, la cual recauda fondos para estudiar las enfermedades neurodegenerativas, se desplegó el sábado en una plancha cuádruple rematada por el cuarteto angelino Vintage Trouble, especializado en festivales (de jazz como el de San Sebastián también), en telonear macrogiras (Who… ¡AC/DC!) y megaconciertos (Bon Jovi, Rolling Stones).

Los cuatro californianos, ataviados como tahúres, la montaron parda en el pasado BBK Live (yo sólo les pude ver el final, grrrr), donde se metieron al público milenario en el bolsillo (no dejó de cantar, de dar palmas, de flipar…) y se lucieron tanto en los números movidos como en las baladas soul. Este finde pasado regresaron a Euskadi con nuevo disco, ‘1 Hopeful Rd.’, editado en la mítica marca jazzística Blue Note y producido por Don Was (Stones, Dylan, Iggy…), y arribaron cerrando una gira española de cuatro fechas.

 

Pase de baile muy James Brown, con Ty Taylor manejando el pesado pie de micro (foto: Mr. Duck).

Pase de baile muy James Brown, con Ty Taylor manejando el pesado pie de micro (foto: Mr. Duck).

Me informan que hubo unos 1.120 espectadores en el WOP. Bueno, pues llegué puntual a las 7 con las expectativas altas para ver a los primeros, Slydigs, cuatro tipos de Warrington, Inglaterra, teloneros de la gira europea de Vintage Trouble. Me pude haber ahorrado el viaje. En 41 minutos y 8 cortes oficiaron cansados, chulitos hasta lo displicente, pasota y despectivo, pero al menos pulcros, como recién duchados. Se largaron a Inglaterra nada más acabar su set aburrido, soso y sólo beneficiado por el alto volumen. Me recordaron a Oasis, presentaron un blues que no sonó a tal sino a The Cult aindiados, picaron en lo sudista y me decepcionaron, pero esto a nadie le importa. Al acabar me largué a jugar con unos bebitos, a cenar gratis y a reservar energías, con lo cual no pude ver a las 8 a Los Brazos (que bah me dijeron los que nunca les han gustado, pero que muy bien y muy renovados con su disco ‘Gas’ los que se sienten atraídos por ellos) y presencié el final de Cracker, que debieron de haber salido a las 9.15 y que me dejaron tan frío como siempre con su rock americano y que me engancharon únicamente con algún punteo de Johnny Hickman. Sus acérrimos fans los calificaron de maravillosos o algo así.

¿Desde cuándo está mal cuidar el diseño, los logotipos en los telones de foro, la elegancia estética? (foto: Mr. Duck).

¿Desde cuándo está mal cuidar el diseño, los logotipos en los telones de foro, la elegancia estética? (foto: Mr. Duck).

Y, aunque a posteriori muchos les buscaban pegas (que si fríos, que si calculadores, que si no tienen canciones, que sí cuidan demasiado el diseño para vender camisetas y tal: ya, acabaron el bolo y fueron bajando uno a uno del tablado, todo sudados los cuatro, cruzando al gentío hasta llegar al puesto de merchandising, donde atendieron a sus fans, lo cual no está nada mal), a todos los presentes, renuentes o no, prejuiciosos o inocentes como bebitos, se les cayó la baba con Vintage Trouble, que dijeron que esa noche estaban currando por caridad (aunque cobraron su caché, claro) y que dieron un bolo creciente al que habría venido bien un poco más de volumen y mayor homogeneidad grupal, pero no se le puede pedir peras al olmo y el guitarrista va muy justo. No obstante, el reclamo absoluto de VT lo aporta su afrovocalista Ty Taylor, pequeño y rocoso, de aire entre James Brown y Classius Clay, ágil y elegantísimo con sus zapatos fulgurantes y un traje dorado perfectamente planchada la raya y que mojó de sudor por todas las costuras. Escoltado por los tres blancos espigados vestidos como tahúres, Ty protagonizó 12 temas en 72 minutos ascendentes y cada vez más climáticos, hasta lo apoteósico incluso.

El negro Ty Taylor está muy por encima de sus tres escuderos blancos (foto: Mr. Duck).

El negro Ty Taylor está muy por encima de sus tres escuderos blancos (foto: Mr. Duck).

Ty puso toda la carne en el asador en su show: bailó posando para los foteros que no daban abasto y mandó dar palmas, corear, ondularse y hacer la ola al respetable, al que atravesó en repetidas ocasiones y al que ordenó acuclillarse en pleno por el final, con él inmerso en la masa. Fue una fiesta de rock and soul, con deudas con los clásicos (el Otis Redding baladista –cerrando el bis con ‘Run Outta You’-, el Sam Cooke sedoso –la inaugural ‘Soul Serenity’-, el Al Green sinuoso –‘ANother Man’s Words’-, el James Brown espectacular -tan a menudo en la plástica, la plática y la dinámica)…

Pose baladista y echada p’adelante a lo Otis Redding de Ty Taylor (foto: Mr. Duck).

Pose baladista y echada p’adelante a lo Otis Redding de Ty Taylor (foto: Mr. Duck).

… acercamientos al rock movedor (ligero a lo Tina Turner –‘Angel City, California’, donde pidió coros al modo góspel, ‘Strike Your Light’ ya abriendo el bis-, volcánico vía BellRays –otros californianos, que tienen más pegada pero similar habilidad instrumental y una vocalista hierática-, negro como la Black Rock Coalition –‘Blues Hand Me Down’, donde brincó pertiguista Ty con el pie de micro-, un par de pellizcos boogie –‘Run Like The River’ con slide a lo Sardinas y comunión absoluta con la parroquia-…), más el visual show total y dado a la interacción de Ty, quien incluso surfeó sobre el público con los brazos en cruz cual Cristo legionario. Vintage Trouble sí tienen canciones, sobre todo souleras, y escribiendo este post me doy cuenta de que las componen para conectar con la peña, ofreciendo vías de participación festiva en coros y tal.

OSCAR CUBILLO

Sin chaqueta, poniendo a la peña en cuclillas, ordenando a Pato, que le disparaba, ‘agáchate, agáchate’ (foto: Mr. Duck).

Sin chaqueta, poniendo a la peña en cuclillas, ordenando a Pato, que le disparaba, ‘agáchate, agáchate’ (foto: Mr. Duck).

 

Anuncios
Comments
One Response to “Vintage Trouble: Currando por caridad”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] 10.- Vintage Trouble (Santana 27, diciembre). En el VI Festival WOP, con el recuerdo de su paso arrasador por el BBK Live estival, los californianos volvieron a demostrar la viabilidad de un soul-rock estratosférico gracias a su siempre elegante afrocantante Ty Taylor, un nuevo James Brown. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: