Javi Pez In Black: Para almas blancas

San Martín, el oscense Bagüeste, el líder Pez y Camino (imagen de móvil: La Reina).

San Martín, el oscense Bagüeste, el líder Pez y Camino (imagen de móvil: La Reina).

Domingo 3 de enero de 2016, Deusto / Bilbao, Satélite T, 20 h, 8 €.

BEV javi pez IN BLACK cartelEl polifacético Javier Vicente Calderón (San Sebastián, 1967; esta es su página oficial), DJ, músico y líder (Triz3ps, Parafünk, Javi Pez Orquesta…), compositor y explorador de la electrónica, programador de eventos, etc., ha montado un nuevo supergrupo con sus paisanos Luis Camino (percusión, ex 21 Japonesas, hoy residente en Sevilla) y Paul San Martín (piano jazz, del grupo Stay Blues), más Justo Bagüeste (saxofonista oscense). Versionan a Basilio, Trío Matamoros, Nat King Cole, Machín, Pop Tops y tal. Como dijo Pez: «Un repertorio negro para almas blancas. De negros que cantaban en castellano».

Se ha rebautizado Javi Pez In Black y, atrapados por su prestigio y pedigrí, fuimos a verlo el domingo lluvioso (hundidos arribamos al local, oigan) en un semivacío Satélite T («muchos días de resaca navideña, ¿verdad?», diagnosticó Pez) al que a la postre lograron animar y agitar en su sesión de 70 minutos y 12 piezas, contabilizando la repetida del bis, la que le pedimos nosotros: ‘Tengo una debilidad’ de Antonio Machín, sesgada y chasqueante, la mejor ejecutada, donde y cuando Javi Pez se asemejó más a una suerte de David Byrne-Turturro (lo primero por su camisa, lo segundo por sus rizos).

El bolo tuvo tres partes y se abrió en trío sin saxo, con la faceta más orgánica: ‘Noche de ronda’ atribuida a Nat King Cole, unas `Perfidia’ también cantada por Cole y la juanperruna ‘Sombra’ del Trío Matamoros mudadas a Nueva Orleans, y la mentada primera vez que nos asombró con ‘Tengo una debilidad’, con la percusión ruda de Camino. Luego, en la segunda parte, Pez enchufó su caja de ritmos noventera y la cosa se atascó en ‘El Manisero’ de Machín (verbenero pero sin herir, tropical y a veces onomatopéyico) y en ‘Cisne cuello negro’ de Basilio («una horterada como una casa», así la presentó él), y no mejoró con la entrada del saxo del «inigualable Justo Bagüeste» en las dos revisiones de Phil Trim/Pop Tops: ‘Viento de otoño’ y ‘Soul motion’, muy souleras ambas. Pero la máquina entró en calor y, empero algunas dificultades técnicas, elevó la temperatura en la tercera parte, la final con la tribal ‘Bananaticoco’ de Max B (con theremin), el ‘Come On’ de Jules Tropicana (chunda-chunda molón con su grito reiterativo que logró que rompiera a bailar La Reina; rubiaza que, por cierto, fue devorada con los ojos por Colina y Bagüeste antes del bolo), la pachanga autentificada de ‘Mi limón, mi limonero’ del venezolano Henry Stephen («para bailar la cadeneta», según Pez, que aquí logró poner a la peña a corear), y en el bis ‘Mi debilidad’ repetida con el saxofón del entonces un tanto perdido Bagüeste.

OSCAR CUBILLO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: