Argentina: Reír y llorar (+ entrevista)

Diego Montoya, Torombo, Argentita y Bolita en ‘El garrotín’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Diego Montoya, Torombo, Argentina y Bolita en ‘El garrotín’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Viernes, 15 de enero de 2016, Barakaldo, Teatro Barakaldo, 20.30 h, entradas de 13-18 €.

En la inauguración de los XX Viernes Flamencos del Teatro Barakaldo hubo muy buena entrada en su sala grande con un respetable mixto y entendido que a la salida se mostró encantado («el concierto ha estado muy bien y ha tenido mucha clase», juzgó La Reina) por la actuación de la cantaora Argentina, onubense de 31 años que superó un atisbo de resfriado en una intervención larga de 93 minutos para unas catorce piezas en dos partes donde vistió sendos vestidos holgados, uno negro y el segundo morado. Nos gustó más la primera parte, la de los palos serios, duros, y eso que los arrastró también al campo alegre escoltada por los estupendos palmeros, Torombo y Diego Montoya, que hasta marcaron el ritmo raudos como la Sara Baras zapateando.

Con Bolita a la guitarra, quien le cubría las espaldas para que recuperara el resuello y se apartaba cuando era menester para ceder espacio a su garganta de querencia jonda, Argentina María López Tristancho mostró poderío y temple desde el arranque puesta en pie por trillas y martinete, se sobró de facultades y compás aplastando a Poveda en ‘El garrotín’, hizo fosfatina a la estelar Estrella Morente al entonar la serrana, sostenida y creciente ‘La aurora’ trufada con olés espontáneos por la parroquia emocionada (la presentó anunciando: «venimos a darlo todo y a que paséis una noche maravillosa»), a dúo con el abanico segura estuvo en la milonga latina, con rotundidad atacó las bulerías por soleá («olé los palmeros», jaleó un aficionado al acabarlas, y estos saludaron como banderilleros), y frisó la copla en la malagueña con abandolaos.

La segunda parte ofició más festera, y estuvo muy bien, aunque no alcanzó las cotas de la primera. Y dijo Argentina, quien se encontraba muy a gusto y a quien una espectadora llamó ‘fiera’: «Para aficionarse al flamenco hay que verlo en directo. Hay que vivir esa verdad que te lleva a los extremos, de los cantes festeros que te hacen reír y bailar, hasta llorar con la soleá, la seguiriya, los martinetes». Y esta segunda parte la arrancó a dúo por seguiriyas, luego sus alegrías de Cádiz tuvieron mucha clase, las bulerías las recrearon los cuatro de carril, y en el bis nos volvió a asombrar con una ‘acoplada’, contemporánea y descarada ‘María La Portuguesa’ de Carlos Cano, entonada en pie también, y se despidió con los solicitados fandangos de Huelva (‘Soy de Huelva / La Choquera’), donde volvió a superar a la afamada Estrella, con Bolita escoltándola muy moderno al toque y con el público coreando un rociero ‘calle real’.

OSCAR CUBILLO

Vimos a Argentina en su anterior actuación en Barakaldo, en 2009, cuando ella tenía 24 años. Lo hizo igual de bien, pero sonó más monocorde en el tono. Ahora sabe ser más variada. Esto escribí hace siete años.

Zoom a la milonga, con Argentina al abanico y Bolita abriéndole el espacio (imagen de móvil: O.C.E.).

Zoom a la milonga, con Argentina al abanico y Bolita abriéndole el espacio (imagen de móvil: O.C.E.).

+++ ENTREVISTA +++

***

Nominada a los Grammy Latinos, la cantaora onubense

abrió triunfante el vigésimo ciclo Viernes Flamencos

***

«Afición, respeto y amor grande le tengo al flamenco»

 

BEV ARGENTINA 0 cartelEscoltada por Bolita al toque más Torombo y Diego Montoya al arte y compás, la cantaora severa Argentina María López Tristancho (Huelva, 1984) abrió los XX Viernes Flamencos en la sala grande del teatro. Argentina canta en público y graba desde los 14 años: primero con Niños de Huelva, luego con Cané y ahora en solitario. Desde Trigueros, Huelva, responde estas preguntas que la retratan como flamenca.

Lo habrás contestado mil veces y quizá debería buscarlo antes, pero te pregunto: ¿Por qué tu nombre artístico es Argentina?

Argentina es mi nombre de pila, aunque mi nombre compuesto es Argentina María. Me llamo así por mi abuela paterna, y soy la cuarta de mi familia que lleva ese nombre.

Ups… ¿Cómo descubriste el flamenco y cómo te atrapó?

Pues creo que fue en las clases de baile a las que desde muy pequeñita me apuntaron. Ahí es donde empiezo a escuchar los primeros cantes y cantaores. Siempre me había gustado cantar más que bailar. Un día en las clases de baile se acercó una compañera y me dijo que estaba aprendiendo a cantar fandangos de Huelva y le respondí que yo también quería aprenderlos, a pesar de mi timidez. Me hicieron una prueba y empecé a recibir clases junto con otros niños.

¿Siempre has cantado sola? ¿Has participado en grupos?

Mis comienzos fueron con un grupo llamados Niños de Huelva. Empezaron en la escuela de cante flamenco de la Peña Flamenca de Huelva, y más tarde tuvimos la suerte de grabar varios discos, de girar por la provincia de Huelva, de coger experiencia en escenarios y de dar entrevistas, cosas que me han servido para dedicarme ahora en solitario.

¿El oficio de cantaor es muy solitario?

Yo no me encuentro sola nunca. Voy siempre muy bien acompañada de mis compañeros, que para mí son muy importantes, imprescindibles a la hora de preparar un disco o un espectáculo. Me siento muy orgullosa de disponer de todo un elenco de profesionales que llevan muchísimo tiempo trabajando con los mejores artistas flamencos de la historia.

¿Y tus artistas influyentes cuáles son?

Me gusta aprender de todos. Es cierto que como todo artista tengo mis preferidos, por citar algunos: La Paquera de Jerez, Antonio Mairena, Rafael Romero ‘El Gallina’, Manolo Caracol, Manuel Vallejo, Fernanda de Utrera, El Cojo de Málaga, Antonio Núñez Chocolate, Enrique Morente y muchísimos más. Pero, como dije antes, aprendo y escucho a todos los cantaores de la historia del cante flamenco.

¿Dónde encuentras tus textos? ¿A qué le cantas?

Pues la verdad es que los flamencos tenemos la gran suerte de disponer de una música rica en cantes, en estilos, y sobre todo en letras. La mayor parte, por no decir toda, de las letras que cantamos muchos ya están grabadas por otros que nos dejaron su discografía para ahora poder aprender de ellos. Son letras del pueblo, de la vida cotidiana, de nuestras costumbres, del amor, de la pena, etc. Pero sí es cierto que cada vez se van escuchando más letras de nueva creación, bien sean creadas por el propio artista o por algún compositor.

¿En qué palos te encuentras más a gusto?

En los cantes de Cádiz, alegrías, cantiñas, los cantes de ritmo como la bulería por solea, la bulería, los cantes más serios como la siguiriya y martinetes. Y por supuesto el cante de mi tierra, el fandango de Huelva. Me llevé nueve años dedicada a su aprendizaje y creo que lo llevo tan dentro que me sale por los poros de la piel. Me gustan todos los cantes. La cuestión es aprenderlos bien y a la hora de interpretarlos poner tu personalidad, siempre desde el respeto a los artistas de los que has aprendido.

¿Un cantaor puede abarcar todos los palos?

Claro que sí, al igual que han hecho otros artistas de generaciones pasadas. El flamenco ante todo es o debe ser un gran aficionado a este género y conocer todos los palos y artistas que crearon y recrearon el cante. Por lo tanto puede abarcarlos todos, si bien es cierto que depende de las condiciones vocales de cada cual el que se pueda sentir más cómodo en algunos palos que en otros.

¿Cómo será el concierto en Barakaldo?

Muy especial. Tengo ganas de volver a cantar en Barakaldo. Estuve hace bastante tiempo y pude comprobar la afición enorme que hay por este género y la verdad es que me apetece muchísimo volver. Recordaré temas de mis discos ‘Un viaje por el cante’ y ‘Sinergia’, que tantas satisfacciones me han dado. Estuve doblemente nominada a los Latin Grammys con ambos discos, durante dos años consecutivos. Son de cante tradicional, clásico, donde se puede percibir la afición, el respeto y el amor tan grande que le tengo a esta música.

ÓSCAR CUBILLO

Saludos antes del bis estupendo, que no fue el típico fin de fiesta rutinario (imagen de móvil: O.C.E.).

Saludos antes del bis estupendo, que no fue el típico fin de fiesta rutinario (imagen de móvil: O.C.E.).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: