El Twanguero: Lleno en domingo (+ entrevista)

José ‘El Niño’ Bruno (batería), El Twanguero (guitarra y voz) y David Salvador (bajo) (foto: Carlos G. Azpiazu).

José ‘El Niño’ Bruno (batería), El Twanguero (guitarra y voz) y David Salvador (bajo) (foto: Carlos G. Azpiazu).

Domingo 17 de enero de 2016, Deusto / Bilbao, Satélite T, 13 h, 8-10 €.

Dos roqueros profesionales llenaron sus bolos de abono el domingo en Bilbao: por la mañana El Twanguero dejó a casi 50 personas sin poder entrar en el Satélite T, y por la tarde Elliott Murphy ofició en la Sala BBK, en el ciclo Musiketan, habiendo agotado el aforo con meses de antelación (esto lo contaremos en el post posterior). Ambos han venido mucho a Bilbao, también el experto guitarrista valenciano El Twanguero, solicitadísimo por estrellas como Calamaro y más. Pero era la primera vez que se presentaba a su nombre y, a tenor del éxito, seguro que vuelve, y ojalá sea pronto. Arribó en trío y dio un bolo de 79 minutos y 18 piezas, casi todas instrumentales, de lo que definió como ‘latin rock-a-billy’, un mestizaje del rocanrol y ritmos hispanoamericanos que abarca desde el mambo hasta el chachachá (‘Lupita’), por ejemplo.

Y la fórmula funcionó, oigan, rebosando actitud, pegada, versatilidad y una ejecución impecable desde su guitarra polifacética hasta el baterista de percusiones multiplicadas El Niño Bruno. El Twanguero versionó el ‘Cerezo rosa’ de Pérez Prado vía Los Fabulosos Thunderbirds (su estilo elegante a veces me evocó a Jimmie Vaughan) y el ‘Hound Dog’ de Elvis en plan los Fleetwood Mac bluseros, ejecutó pasmoso surf en la estela de Los Coronas (‘El cumbanchero’, con olés y todo) y turbo-psychobilly para el Coyote de los dibujos animados (‘Calavera Cream’), híbridos de swing zíngaro y coros ramonianos (‘Coco Zoot Suit’, cuando bajó a tocar entre la peña) y de diddley beat y Dizzy Gillespie (‘Rockabilly Mambo’), se serenó en un pasaje acústico en solitario (dos acústicas: ‘Mino Rag / Spanish Rag’ y ‘Carreteras secundarias’; éstas, sumadas a la citada versión presleyana y a la balada hawaiana ‘Frida Love Song’, en total cuatro piezas seguidas, atascaron el bolo y por eso no lo apunto como lo mejor del año), cantó alguna (‘Guitarra dímelo tú’, con letra de Atahualpa Yupanqui, al que calificó de bluesman, que en su anterior disco entona Bunbury, y a la que infiltró un punteo a lo Jimmie Vaughan), y repitió el primer tema, de batería y bajo tribales y guitarra marcando la melodía (‘Speedy García’, pues en realidad El Twanguero se llama Diego García).

Tocando ‘Coco Zoot Suit’ camuflado entre el público, al fondo, elevado, el músico Birdy (foto: Danello).

Tocando ‘Coco Zoot Suit’ camuflado entre el público; al fondo, elevado, el músico Birdy (foto: Danello).

Ah, el local estaba trufado de músicos… y músicas en calidad de espectadores: miembros de Gatibu (tres, o sea todos menos el cantante Alex Sardui), Extremoduro (o sea Uoho ex Platero), Rubia, Brand New Sinclairs, Los Brazos, Last Fair Deal, Santiago Delgado, Sonic Trash (Mariana), The Hustlers, Ultraligeros, Surikhatta, el habitual Javi ex Dinamita, los bateristas Natxo Beltrán y Lázaro, Jokin Salaberria…

OSCAR CUBILLO

Primer plano, cantando, algo parecido a Bunbury (foto: Danello).

Primer plano, cantando, algo parecido a Bunbury (foto: Danello).

+++ ENTREVISTA +++

***

«Tengo demasiadas guitarras, según mi mujer»

***

Antes de volar para actuar en California, el guitarrista valenciano de 39 años Diego García, alias El Twanguero, sideman de estrellas tipo Calamaro, Juanes, El Cigala, Raphael o Fito Páez, dio un exitoso bolo dominical matinal en trío de lujo con José ‘El Niño’ Bruno a la batería y David Salvador al bajo (sustituto in extremis del anunciado Candy Caramelo). Antes del chou remitimos al Twanguero, ex Rock ‘N Bordes, varias preguntitas por e-mail pensando en que se cumpliría el primer plan, con dos bolos, uno de noche de sábado y otro de mañana de domingo, y así quedaron sus respuestas, que no retocamos:

¿Desde dónde respondes y dónde vives?

Estoy en mi estudio de grabación en Madrid, ‘Casa Twang’. Este último año he estado viviendo en Madrid, aunque no descarto futuras residencias.

¿Cuáles son las diferencias entre tus dos últimos álbumes? Mola mucho el nuevo escuchado en CD… Al principio lo oí por Internet y me pareció más blando y exótica, pero no, mola mucho y tiene cuerpo y pegada.

‘Argentina Songbook’ (2013) es un disco más denso, con muchos artistas importantes y un repertorio para ser escuchado mientras se viaja. ‘Pachuco’ (2015) es un disco de baile, mucho más directo, para escuchar en el típico guateque con amigos o para ir a bailarlo con tu novia. Ambos son discos grabados en directo en estudio, en una toma y con mucha energía. Y también ambos nacen de las músicas de raíces, que es donde verdaderamente está la actitud rock y donde yo me inspiro para crear. Por último están los viajes, que son la fuente de mi música y mi vida.

Habrá diferencias en el repertorio de los dos bolos en Bilbao, el nocturno sabatino y el matutino del domingo, ¿verdad? (recordemos que al final solo hubo un bolo, eléctrico y matinal).

Imagino que nos dejaremos llevar por los espíritus de la noche y nos quedará un primer set eléctrico y desenfrenado. El segundo set me gustaría repartirlo entre la banda y mi disco acústico ‘Carreteras secundarias’ (aún inédito). Es un homenaje al fingerstyle y a las guitarras del continente americano que aprendí de músicos callejeros y artistas locales de Austin, Buenos Aires, Coyoacán, Quito y otros lugares interesantes.

Con la guitarra acústica con la que se refrenó el show vibrante (foto: Danello).

Con la guitarra acústica con la que se refrenó el show vibrante (foto: Danello).

¿Cómo haces para mantener una banda de tal nivel? José ‘El Niño’ Bruno (batería de Sex Museum, Calamaro, Fito, Leyva…), Candy Caramelo (bajo, Fito, Calamaro, Ariel Rot, Makaroff…)…

Son amigos de hace años. Imagino que les gustará tocar conmigo.

¿Twangero viene de twang y de tango?

Mas bien de twang y de viajero que de tanguero.

¿Cuántas guitarras tienes y cuál es tu favorita?

Tengo demasiadas, según mi mujer. Mi favorita es una Martin 00-17 de 1932.

OSCAR CUBILLO

Comments
One Response to “El Twanguero: Lleno en domingo (+ entrevista)”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] en una matinal del Satélite T de Deusto y dejó a 50 espectadores en la calle, sin poder entrar (así lo contamos). El sábado regresó a Bizkaia, al Kafe Antzokia, y esta vez sobró espacio, pues sólo se […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: