Los Sabandeños: 50 primeros años (+ entrevista)

Un mapa con el mar sobre los 27 oficiantes (foto: Mr. Duck).

Un viejo mapa con el mar sobre los 27 oficiantes (foto: Mr. Duck).

Sábado 30 de enero de 2016, Bilbao, Teatro Campos, 20 h, entradas de 27 a 33 €.

(Nota de prensa: Con casi 80 discos publicados y dos millones de copias vendidas, Los Sabandeños ofrecerán un concierto en el que conmemorarán los 50 años que esta formación canaria lleva a sus espaldas. Fuera del archipiélago canario, la agrupación folclórica nacida en La Laguna en 1965 ha llevado su música con gran éxito por toda la geografía nacional y ha realizado conciertos en Bélgica, Italia, Portugal, Estados Unidos, México, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Venezuela, Brasil, Uruguay, Argentina o Colombia. Sus discos, con más de dos millones de copias vendidas, han sido editados en muchos de estos países, además de Japón).

En el flamenco se llaman cantes o ritmos de ida y vuelta a los que desde España viajaron a América y con el tiempo regresaron con más sabrosura. Esa misma idea es la que plasmaron el viernes y el sábado Los Sabandeños canarios en el Campos, en la celebración de sus (primeros) 50 años de andadura. Acudimos el sábado, el teatro estaba lleno, y la formación músico-vocal de 27 miembros masculinos dio un show en dos partes: primera de folklore canario y segunda hispanoamericano. En 108 minutos sonaron 19 piezas (un instrumental de timple, varios popurrís…), todas convenientemente explicadas por el líder fundador, Elfidio Alonso, de 80 años, exalcalde de La Laguna, ex diputado autonómico, ex redactor jefe…

Cuerdas en la primera fila (foto: Mr. Duck).

Cuerdas en la primera fila (foto: Mr. Duck).

El arranque fue espectacular, con un chorro vocal incansable en el popurrí inaugural amalgamando una isa (jota) isleña, un romancillo del s. XVII, una folía o un himno a la lucha canaria. Ataviados con su indumentaria campesina montañesa y dispuestos en tres filas en fondo, bajo una pantalla visuales divulgativas, Los Sabandeños comenzaron apabullantes pero serenos y no bajaron la intensidad en el baile palmeño ‘El sirinoque’, en el orgullo regional de la saltona… Escogieron los tanganillos y la isa de los siete ‘Cantos canarios’ que forman la rapsodia del compositor clásico Teobaldo Power, saltaron de El Hierro (los tambores africanos de su original ‘Voces del Meridiano’, escrito por Benito Cabrera) a Fuerteventura (la polka del siglo XIX, algo jazzer), y sonaron modernistas en el título de su novísimo CD, ‘Atlántico’ («no queremos competir con Serrat y su ‘Mediterráneo’, Dios nos libre», bromeó Elfidio).

Recios y poderosos, amalgamando voces e instrumentos (muchas cuerdas, vientos empastados, percusiones sin imponerse…), en la segunda parte, la hispanoamericana, Los Sabandeños desvelaron más voces solistas y picaron en el fado (‘María la portuguesa’, de Carlos Cano, con quien giraron en tiempos actuando en plazas de toros ante 20.000 personas, evocó Alonso citando también a María Dolores Pradera) y el flamenco (‘Zorongo gitano’), géneros ambos Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y entre medias reivindicaron el nombramiento de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco para el bolero (y cantaron ‘Aquella tarde’ de Ernesto Lecuona con corpus de habanera, ‘Mirando al mar’ vía Jorge Sepúlveda y con swing, más un ‘Dos cruces’ del vasco Carmelo Larrea que alborotó al patio de butacas y que ellos recordaron en boca de José Feliciano, «el gran cantor invidente de Puerto Rico»), alcanzaron el cénit de la velada con el fenomenal joropo venezolano ‘Alma llanera’ («Yo nací en esta ribera del Arauca vibrador. Soy hermano de la espuma, de las garzas, de las rosas»; la gente lo aplaudió a rabiar, por supuesto; aquí un YouTube en vivo con introducción de don Elfidio), lanzaron otro variado popurrí sudamericano (con cumbia colombiana, ‘La flor de la canela’ peruana, el ‘Guantanamera’ cubano, ‘La muralla’…), superaron a Silvio Rodríguez con ‘Mi unicornio azul’ y los coros la-la-la de los contentos asistentes, y al final hasta colaron pasodobles (‘Islas Canarias’, que lo hacían hasta Kojón Prieto y los Huajolotes; aquí un YouTube con sonido y fotos, menos vibrante que lo vivido en concierto, ¿eh?) y vals (el adiós definitivo con la gente en pie). ¡De lo mejor del año! ¿Y saben qué es lo mejor? Elfidio Alonso anunció que Los Sabandeños estarán cantando en el próximo Festival Folk de Getxo, y que quizá en mayo actúen en la Plaza Nueva. ¡No se lo pierdan!

OSCAR CUBILLO

Una ovación en pie recibida bajo el logo del 50º aniversario (foto: Mr. Duck).

Una ovación en pie recibida bajo el logo del 50º aniversario (foto: Mr. Duck).

+++ ENTREVISTA +++

***

«Nuestro atuendo es un homenaje a nuestros campesinos»

***

El grupo de folk más señero de las Canarias cogió el avión

para celebrar sus 50 años con dos grandes conciertos en Bilbao

 

Oficialmente fundados en 1965 por aficionados universitarios en San Cristóbal de La Laguna, Tenerife, Los Sabandeños son el mayor proyecto de folklore canario. Algunos afirman que son el más importante grupo folk español. Por número de integrantes, una treintena, y por amplitud de repertorio, el hispanoamericano, e historia, medio siglo, sí lo son. Volaron a la península para dar sólo dos conciertos en Bilbao, y antes departimos por teléfono con el ameno e instructivo líder y fundador, Elfidio Alonso, que nos comprimió así su trayectoria: «Estuve 18 años de redactor jefe de El Día, fui alcalde de La Laguna durante 12 años, luego diputado por Coalición Canaria en el Parlamento Canario, y ya estoy jubilado, con 80 años. Pero ya me verás que me defiendo en el escenario». 60 conciertos dieron en 2015. Allá vamos:

Nuestros lectores pueden ver el museo de Los Sabandeños en La Laguna cuando vayan por carnaval a Tenerife.

O que vengan en Navidad o cuando quieran, pues el Museo está abierto todo el año menos en verano, que nos toca salir de gira y nos lo tomamos de vacaciones. El Museo alberga nuestros recuerdos, nuestros trofeos, vestigios de nuestras giras y viajes por la península y el extranjero, una biblioteca con 20.000 volúmenes de tema canario, instrumentos populares… Las aulas de música donde damos clase a los jóvenes y a los mayores si quieren. Clases de canto, timple, solfeo… También tenemos un salón de actos con butacas, para presentaciones de discos o lo que sea. La casa es nuestra, la hemos comprado con mucho sacrificio, pero como nos hemos convertido en fundación, nos hemos asegurado de que esto el día de mañana permanezca al servicio de todos los canarios.

En las fotos de promoción se os ve ataviados con túnicas. ¡Parecéis un coro góspel!

¡Nos decían que con esas batas blancas parecíamos una tuna! Es la vestimenta usada allí en los altos, en el monte de La Esperanza y después el Teide, donde hace fresco, sobre todo en invierno, cuando nieva. Son miles de metros de altitud. Esas mantas permiten mantener uniforme la temperatura del cuerpo humano, y el pelo de la lana aísla de la lluvia. Llevamos este atuendo durante 50 años como homenaje a nuestros campesinos. También las botas, de cuero de becerro virado.

¿Cuánta gente ha pasado por Los Sabandeños en estos 50 años?

No lo hemos calculado pero más de cien por supuesto. De la primera formación solo quedo yo, de formaciones intermedias están compañeros como Gustavo Torres, y luego hay jóvenes que se van incorporando cuando otros lo dejan por salud. Hemos perdido a trece compañeros que no están con nosotros porque han muerto.

¿Y profesionales?

No hay ninguno, pero bueno, se empiezan incorporar profesores de conservatorio que estamos aprovechando para dar clase en nuestras aulas de música. Pero hay de varias profesiones, como periodista, albañiles o funcionario de banco. Esto da una idea de la procedencia de los miembros.

En el bis, vistos desde un palco; Elfidio Alonso es el del lateral izquierdo (foto: Mr. Duck).

En el bis, vistos desde un palco; Elfidio Alonso es el del lateral izquierdo (foto: Mr. Duck).

¿El nombre de dónde sale?

Al principio nos reuníamos en un pueblo del norte de La Laguna que se llama Sabanda. Es un monte y los lugareños decían ‘vamos a esa banda’, y de ahí ha salido el nombre, de la deformación de esa palabra. Hacíamos un folklore tradicional, libre, lugareño y primoroso que no pasaba por la censura.

Viajar fuera de Canarias siempre ha sido caro, y más siendo tanta gente.

Muy caro, y además somos treinta y tantos. Fíjate tú con la carestía cómo mantenemos los viajes. De todas maneras nos hemos movido y visitado muchos países, tanto por Europa como África y sobre todo América Latina. Hemos visitado esos lugares donde los canarios han tenido mucho que ver con la formación del país o la localidad, por ejemplo San Antonio de Texas que lo fundó un canario, o Montevideo, la capital del Uruguay. Y qué te voy a decir de Cuba y Venezuela, donde la presencia canaria es más que notable. Cuando vamos allá pensamos que nos vamos a encontrar con la huella musical de los canarios, que llevaron sus canciones, como la folía a Venezuela.

¿Cuántos conciertos dieron Los Sabandeños en 2015?

60 conciertos, que tal como están las cosas es un éxito, ¿no? En la península dimos nuestro paseo cotidiano por toda la costa oriental del Mediterráneo, desde Cataluña a Andalucía. También Badajoz, pueblos pequeños y ciudades dormitorio como Alcorcón. Fue muy movida la gira. En Euskadi no estuvimos, pero vamos ahora a Bilbao. La última vez que estuvimos fue en el teatro Arriaga hace unos años, y también actuamos en los aledaños del Guggenheim con nuestra querida amiga María Dolores Pradera (en 2007), en un concierto memorable.

¿Cómo serán los conciertos del Campos?

Todos los compañeros tocan con una ilusión tremenda. Tenemos un cuerpo de cuerda, con mandolina, bandurria… Luego tenemos percusión, con bongoes, tumbadoras, timbales… Vientos con trompetas y flauta… Acordeón, timple, guitarra por supuesto… Todavía estamos haciendo el repertorio de los 50 años, donde hacemos el cancionero canario y otras como ‘La flor de la canela’ de Perú, o ‘La muralla’, pues fuimos los primeros que la grabamos en España y la censura nos hizo decir «el sable de don Manuel» en vez de «el sable del coronel». También hay un recorrido por el bolero, el fado portugués, y el flamenco mediante una incursión en la obra de Federico García Lorca. Es muy variado, muy ameno, casi dos horas de música continua.

¿El fado lo cantáis en portugués?

Ahora todo en castellano, pero también lo hemos cantado en portugués. Hemos estado muchas veces en Portugal, en los auditorios de Oporto y Lisboa. También hemos cantado en el criollo de Cabo Verde, pues tenemos una canción de Cesária Évora. A lo largo de nuestra historia hemos cantado en castellano, en francés, en muchos idiomas.

Hace 50 años empezaste con esto. ¿Cuál era tu profesión?

Estudié Derecho en la Universidad de La Laguna, pero me di cuenta de que no tenía vocación, y luego estudié Periodismo en La Laguna. Estuve 18 años de redactor jefe de El Día, fui alcalde de La Laguna durante 12 años, luego diputado por Coalición Canaria en el Parlamento Canario, y ya estoy jubilado, con 80 años. Pero ya me verás que me defiendo en el escenario.

ÓSCAR CUBILLO

Por el final del gran concierto, una ovación apoteósica y sincera (foto: Mr. Duck).

Por el final del gran concierto, una ovación apoteósica y sincera (foto: Mr. Duck).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: