Julián Maeso Band: Vivo, sano y agradecido (+ entrevista)

En septeto: dos coristas, dos guitarras, bajo, batería y él a las teclas y la voz (foto: Mr. Duck).

En septeto: dos coristas, dos guitarras, bajo, batería y él a las teclas y la voz (foto: Mr. Duck).

Sábado 30 de enero de 2016, Bilbao, Kafe Antzokia, 22 h, 8-10 €.

BEV STILL RIVER CARTELCartel doble de rock americano ‘made in Spain’ en el estreno de la reválida del quinteto getxotarra Still River (lo contaremos en el próximo post), que dieron un bolo muy sólido, auténtico, atemporal, de raíces y sin tacha. No obstante, quizá gustó más el primer oficiante, el toledano Julián Maeso, con un sonido también americano y de aire más retro que mezcló lo blanco y lo negro en septeto: dos coristas, dos guitarras, bajo, batería y él a las teclas y la voz. En 68 minutos y unas 11 piezas (muchas unidas), el ex Sunday Drivers generó tantas gradaciones que atrapó a todos los presentes. Abrió suavito y a lo James Taylor (‘The Band’), sonó pícaro como Ray Charles en el clásico ‘St. James Infirmary’ que sirvió de introducción al ‘Just Dropped In (To See What Condition My Condition Was In)’ de Kenny Rogers que le quedó ritmanbluseramente funkie vía Joe Cocker, resonó al Dylan poderoso (‘Leave It In Time’), agitó el rollo sudista a lo Allman Brothers o Delta Saints en una suerte de apoteosis country (‘I Must Have Been Dreaming’; «¡grande, Maeso!», jalearon al acabarla unos tipos detrás de mí), otra vez se arrimó al Dylan góspel (‘It’s Been A Hard Day’; este es el clip), fue sudista y funkie como ZZ Hill o Bobby Blue Bland en una pieza que creció en plan góspel hippie y se remató con guitarra a lo Johnny Guitar Watson (‘One Way Ticket To Saturn’, título de su segundo disco, cuya gira va ultimando), se lució en un instrumental que arrancó teclista como Booker T y acabó guitarrista como Gov’t Mule, de seguido apostó por el groove y en el bis se marcó un boogie blues añejo con la guitarra, primero a solas y luego con la banda, demostrando que abarca muchos campos (‘A Hurricane Is Coming’). Muy bien Maeso: todo lo que dicen de sus buenos directos parece ser verdad.

OSCAR CUBILLO

El ex Sunday Drivers coge la bici para desayunar en un mesón (foto: Mr. Duck).

El ex Sunday Drivers coge la bici para desayunar en un mesón (foto: Mr. Duck).

+++ ENTREVISTA +++

«Ampliar fronteras es mi principal objetivo en 2016»

 

Por correo electrónico preguntamos al toledano Julián Maeso, ex Sunday Drivers, qué hace un día normal, y responde extensamente: «Vivo en Toledo, donde puedo disfrutar aún del campo y la tranquilidad. Mi día a día es sencillo. Bajo a desayunar en bici al mesón ‘El Puente’, frente al puente de San Martín. Allí leo el periódico y charlo con un afable y sabio hombre de campo, Demetrio, con el cual intento alejarme del horror que me produce leer tanta basura contaminada. Después, o bien hago la compra necesaria para casa o bien maqueto alguna de las ideas para el nuevo disco. De vez en cuando subo a comer a casa de la familia Romero, donde cuento con la maestría de Juani en los fogones y la compañía de Jesús y sus dos hijos, Dani y Chechu. Dani es un talento musical aún por explotar a sus 21 años. Los martes subo a cenar a casa de Sergi y Pepa, una reunión indispensable para degustar buena comida e intentar arreglar el mundo junto a Pachi y Joaquín. Dependiendo del día que haga, procuro darme una vuelta y disfrutar de la luz o bien me quedo cual ermitaño en casa. Nada sofisticado ni especial la verdad». Qué relax…

De las cenizas de los toledanos Sunday Drivers han surgido tres proyectos destacados: el de Mucho, el de su excantante Jero Romero y el del exteclista Julián, que en solitario factura soul-rock poderoso y americanista. «Con Sunday Drivers hacíamos pop. Con este proyecto procuro adentrarme en diversos estilos y buscar mezclas entre ellos, añadiendo mi sonido, letras y estilo particular», nos sigue contando desde la capital imperial. Le preguntamos por su evolución, y enumera. «Country, jazz, reggae, folk, blues, rock de los 70, soul… Siempre me han gustado estos estilos musicales. La evolución corresponde al tiempo que llevas trabajando en ellos y a tu maduración personal».

‘One Way Ticket To Saturn’ (2014).

‘One Way Ticket To Saturn’ (2014).

Sus letras siguen siendo en inglés y replica: «Lo siento, pero ya no respondo preguntas acerca del idioma en que me expreso. Llevo veinte años haciéndolo así, viajando por el mundo y no creo que sea necesario. La música es música independientemente de que cantes en hebreo». Al incidirle en si ha salido fuera, informa: «Hemos actuado en Alemania e Inglaterra en esta gira. Ampliar fronteras es mi principal objetivo este año».

Julián lleva un par de temporadas funcionando con el álbum ‘One Way Ticket To Saturn’ (Billete de ida a Saturno). «El disco y la gira han funcionado mucho mejor de lo que pudiera pensar. Hemos tenido algunos ‘sold out’ y muy buenas ventas y críticas. Lo que más me sorprende es ver a gente que hace 500 km, paga un hotel y gastos de desplazamiento para escucharte. Con eso, y seguir vivo y sano, ya puedo dar gracias a la vida. No necesito más».

Y continúa reflexionando: «Estamos en los últimos conciertos de la gira con una banda súper engrasada y muy agradecidos por el público que decide empeñar su tiempo y dinero en venir a escucharnos. Por lo cual, siguiendo patrones cercanos a la filosofía de Simeone, salimos a darlo todo en cada bolo y deseando que la gente se vuelva a casa con una sensación de haber vivido algo único. Si no, ¿para qué?».

Seguro que respiró a gusto el viernes en el Hell Dorado y el sábado en el Kafe Antzokia. «Los conciertos en Vitoria y Bilbao se me antojan intensos y concluyentes. El público vasco hoy día es un referente a nivel nacional e implica desde niños a abuelos en diferentes actividades bien gestionadas. Si a eso le sumas bellos paisajes y afición por la buena cocina… Da gusto que te llamen para tocar, la verdad».

ÓSCAR CUBILLO

Saludos tras el bis boogie blues que acabó a tres guitarras (foto: Mr. Duck).

Saludos tras el bis boogie blues que acabó a tres guitarras (foto: Mr. Duck).

Comments
One Response to “Julián Maeso Band: Vivo, sano y agradecido (+ entrevista)”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Julián Maeso en septeto de soul-rock americano en gradación, blanquinegro y algo retro por fiel (lo contamos en el post anterior), y diez minutos antes de la media noche salieron Still River a presentar en sociedad su segundo […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: