Obús: Fortu en forma

Montando el escenario antes del bolo del Antzoki (foto: Facebook Fortu).

Montando el escenario antes del bolo del Antzoki (foto: Facebook Fortu).

Sábado 13 de febrero de 2016, Bilbao, Kafe Antzokia, 22 h, 15-18 €.

Bolazo de Obús el segundo sábado de carnaval en un Kafe Antzokia masculino, veterano, coriáceo y con casi tantos aficionados latinos como féminas. Habría sólo unas 200 personas, pocas para su categoría, y los seguidores más jóvenes (que los hay y no faltan cuando Obús tocan con entrada libre) suponemos andarían de carnaval. Fue un concierto creíble, fiel a su idiosincrasia (macarrismo transicional español, loas a la droga –‘La raya’-…) y celebrado sobre un escenario espectacular, con ambición de estadio: la batería en una tarima a casi tres metros de altura (el baterista a punto estuvo de despeñarse durante el solo del bis), un logotipo enorme a modo de telón de fondo, dos teloncitos laterales y a ras de suelo donde se indicaba que el grupo se fundó en 1981, y ese pódium delantero al que se subía el líder Fortu, o sea Fructuoso Sánchez Prado, nacido en Burgos en 1954 y criado en Vallecas, personaje catódico conocido por ‘Mira quién salta’ y ‘Supervivientes’. El cantante apareció elegante, marcando paquete, con americana y camiseta de su merchandising, y tuvo gestos como Loquillo al pasear chulesco por el tablado, al jugar con el pie de micro, al mirar a sus fans que se quedaban enternecidos y apocados, al estrecharles la mano… ¡Y le superó al hacerse una foto con dos churris, posando con ellas sin dejar de cantar!

Fructuoso Sánchez Prado, nacido en Burgos y criado en Vallecas. No lleva corbata, pero parece en la imagen. (foto: Carlos García Azpiazu).

Fructuoso Sánchez Prado, nacido en Burgos y criado en Vallecas. No lleva corbata, como parece en la imagen.
(foto: Carlos García Azpiazu).

El bolazo de los madrileños Obús, o sea tres músicos rapados y el ralo cual científico loco Fortu, duró 93 minutos para 15 piezas (sin contar la intro armonicista del ‘Hasta que llegó su hora’ de Ennio Morricone y sin sonar ninguna de las cuatro canciones inéditas de su último disco recopilatorio ‘Siente el rock and roll’, aunque sí casi todas las demás, excepto, maldición, un ‘Yo sólo lo hago en mi moto’ que estaba tachado en el setlist). Su segunda fecha de 2016 (la primera tuvo lugar la víspera en Ondárroa) tuvo un arranque arrasador, sin coger prisioneros: cuarenta minutos para ocho canciones ejecutadas sin parar y sin una palabra por parte del cuarteto, que posaba en tríos simétricos y que con sonido un tanto embarullado se asimilaba al heavy metal de Judas/Saxon (la inaugural ‘Juego sucio’), resonaba a Status Quo en boogie metalizado y sexual (‘Necesito más’, con Fortu dando caderazos) y alcanzaba hitos insólitos: ‘Pesadilla nuclear’ con la peña coreando en comunión una vez más, ‘Te visitará la muerte’ con Fortu bendiciendo a su parroquia, un ‘Que te jodan’ autoafirmante (cuando cantó «han pasado veinte años y yo me siento un chaval»), ‘El que más’ (heavy metal con lírica macarra, mangui), la muy tribal ‘La raya’ (con Fortu tocándose la nariz, el tema en que se hizo la foto con las dos macizas del lateral izquierdo)…

Fortu ante la arrobada primera fila de su parroquia (foto: Carlos García Azpiazu).

Fortu ante la arrobada primera fila de su parroquia (foto: Carlos García Azpiazu).

A la novena pieza se refrenó un Fortu en forma a sus 62 años que en el bis se quitó la americana para hacer el pino en camiseta con mangas cortadas que destapaban sus muchos tatuajes. Entonces habló al personal (contrasta su voz normal con el graznido que emite para cantar) y lo pastoreó invitando al escenario al público del anfiteatro en ‘Autopista’ y al entonar cual oso cariñoso, sentado rodeado de chatis sonrientes y fans machotes, el medio tiempo algo Mägo de Oz ‘Complaciente o cruel’. Pero remontó en el epílogo con más coros masculinos (‘Corre mamón’ –se vio a un heavy con txapela cantando en la escalera-, y ‘Dinero, dinero’ –con interludio nananá tomado de la soulera ‘La tierra de las mil danzas’ y una agradecimiento de Fortu que confesó: «os quiero, cabrones»-) y con más clásicos propios: un ‘Va a estallar el obús’ que no decae con el paso de los años, y el adiós definitivo con el rocanrolero y juerguista ‘Vamos muy bien’ (borrachos como cubas, y qué… reza la letra).

Sentado antes de ‘Complaciente o cruel’, abrazado a las féminas, pegado a los varones (foto: Carlos García Azpiazu).

Sentado en ‘Complaciente o cruel’, abrazado a las féminas, pegado a los varones (foto: Carlos García Azpiazu).

Buen bolo, buen encuentro. Fue lo que peroró Fortu estando sentado antes de ‘Complaciente o cruel’: «Hay una marcha especial en Bilbao. No es peloteo. Grande gente, buen rollito, rock and roll forever…».

ÓSCAR CUBILLO

Saludos al final, con Carlos Mirat (batería), Paco Laguna (guitarra), Fortu (voz) y Fernando Montesinos (bajo) (foto: Carlos García Azpiazu).

Saludos finales de Carlos Mirat (batería), Paco Laguna (guitarra), Fortu (voz) y Fernando Montesinos (bajo)
(foto: Carlos García Azpiazu).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: