The Reverendos: Retros para la modernidad (+ entrevista)

El trío ritmanblusero y rocabilizado en acción en su estreno oficial en el Antzoki (foto: Álex Rodríguez Cruz).

El trío ritmanblusero y rocabilizado en acción en su estreno oficial en el Antzoki (foto: Álex Rodríguez Cruz).

Sábado 20 de febrero de 2016, Bilbao, Kafe Antzokia, 22 h, entrada libre.

BEV THE REVERENDOS CARTELEl sábado noche los vizcaínos The Reverendos estrenaron su quinto disco, el autoeditado ‘Fire’, en un Kafe Antzokia que rozó el lleno, no sólo porque la entrada fuera libre, y además se divirtió, no sólo por las gracias del Reverendo Igor, que soltó comentarios tipo: a veces en la vida hay que parar… para coger la cerveza; hoy por ser el estreno tenemos una oferta especial, un disco al módico precio de 10 euros y dos a 20; no aprovechéis el humo para marcharos sin comprar el CD, ¿eh?…

En trío abarcador de estilos retros pero no tanto, abriéndose del blues y el ritmanblús hasta el rock and roll vintage, acomodados en un hábitat hostelero aunque con numerosas escapadas a festivales, con el baterista Javi Caballero preciso y seco que siempre fascina a los espectadores y mete a algún fan nuevo cada noche en su mochila, el guitarrista Álvaro King que idea mil cosas en cada canción y que punteó como Ronnie Earl, y un Igor que canta, toca teclados y marca la línea del bajo al unísono (en esta nueva etapa no sigue el contrabajista Víctor), The Reverendos, algo tensos por la ocasión pero contentos por todo en general y uniformados con camisas de bolera como las de su ídolo Charlie Sheen, tocaron 20 temas en 79 minutos, entre ellos tres versiones: el ‘Rumble’ de Link Wray (sui generis e inaugural), el ‘Route 66’ (dedicado a los que habían acudido en moto), y una de Sonny Thompson (‘I’m Tore Down’).

El resto del repertorio fue original y sólo se destensó en dos temas: el instrumental de exótica ‘Fire’ (que titula el CD) y el tono menor lynchiano ‘Take Me Home’ (donde se oyó un molesto crepitar, pero debía de ser de monitores y por mi lado). The Reverendos se inspiraron a menudo en Nueva Orleans (‘I’m In Town’, ‘Last Nigh’ –como Elvis cantando blues dramático-, ‘The Music Will Continue Until We Die’ –en la escuela del Professor Longhair-, ‘She’s A Phantom’ –a lo Allen Toussaint, quien en su penúltimo concierto (así lo contamos) encantó a un Reverendo que lucía barba a lo Dr. John-) y también en el boogie woogie, pero menos marcado que cuando eran cuatro (‘I’m Gonna Get It’ vía Canned Heat, ‘I Wanna Bop’ rocabilesco, ‘My Tie’ más swing y menos afilado que cuando la hacían en cuarteto), y además picaron en el neoswing (‘R&R Is In The Air’, con pasaje psychobilly), el diddley beat (‘Lazy Toxic Man’), el surf (el bonito instro ‘La playa’ abriendo el bis) y, claro, en el rock and roll: ora vía Jim Jones (‘Blues In My Veins’ –el Mississippi está en mi corazón, el blues en mis venas-, la cima de la cita, lo cual quizá intuyó el Reverendo Igor, pues dijo «que vuelen las pelucas» antes de arrancarlo), ora puro Los Lobos (‘One More Time’), ora a lo Sleepy La Beef (‘Riding The Wind’). ¡Guau! Digo, ¡guay!

OSCAR CUBILLO

Álvaro King (guitarra), El Reverendo Igor (teclas y voz) y Javi Caballero probándose (batería) las camisas como las de su ídolo Charlie Sheen (foto: Saúl Santolaria).

Álvaro King (guitarra), El Reverendo Igor (teclas y voz) y Javi Caballero (batería)
probándose las camisas como las de su ídolo Charlie Sheen (foto: Saúl Santolaria).

+++ ENTREVISTA +++

***

«Hemos querido olvidarnos de etiquetas»

***

Más de mil bolos desde 1997 llevan los vizcaínos The Reverendos,

que desean despegarse del rollo blues en favor de un rock and roll festivo

que en formato reducido a trío enlatan en su quinto disco, ‘Fire’

  

Llevan rulando desde 1997, y tras una breve temporada en el dique seco, en marzo de 2015 se reactivaron con formación reducida, ánimos renovados y un estilo más rocker que blusero. O sea, que ahora le dan más al rock and roll retro para todos los públicos que al ritmo y blues hostelero para los dipsómanos. Tenemos a los tres en su local de ensayo, en Kalian, Leioa, les inquirimos qué esperan del grupo, y dan sus razones: «Divertirnos. Es lo único que queremos», aspira el Reverendo Igor García (vocalista y teclista); «comprarme un Ford Mercury del 50», confiesa Javi Caballero (baterista); «dar alimento al alma», suspira Álvaro ‘King’ Martínez (guitarrista).

Sí, hace un par de temporadas el grupo llegó a su pico de actividad e hizo ‘croc’ física y espiritualmente. En septiembre de 2014 The Reverendos dieron un bolo en el festival XiriaPop de Galicia y lo dejaron sorpresivamente. Evoca el maesto de ceremonias Igor: «Llegamos a un punto en el que tocar me suponía demasiado a nivel mental y familiar y decidí que no podía seguir al ritmo que estábamos actuando». Y apunta el hacha Álvaro: «Ya era imposible mantener el equilibrio entre tantos conciertos, la familia y el trabajo».

El Reverendo Igor con su teclado Nord, el alma del trío, el maestro de ceremonias (foto: Álex Rodríguez Cruz).

El Reverendo Igor con su teclado Nord, el alma del trío, el maestro de ceremonias (foto: Álex Rodríguez Cruz).

¡Pero volvieron en marzo de 2015! ¡Álvaro tenía mono! Y en sólo medio año dieron unos 20 bolos para preparar su nueva alineación, pues regresaron sólo tres de los cuatro miembros. Ya no sigue el contrabajista, Víctor Martín, al que Igor sustituye marcando las líneas de bajo en su teclado, pues también sabe tocar el acordeón. Dice él: «Cuando decidimos volver lo hicimos con la intención de hacer algo diferente. El formato de trío nos gustaba y decidimos apostar por ello». Ya, es que quieren quitarse el sambenito de combo de blues y rhythm and blues. Dilucida Igor: «Los que escuchan blues dicen que hacemos rock and roll, y los que escuchan rock and roll dicen que hacemos blues. Nosotros tocamos nuestra música, música de raíces, y disfrutamos con ella. Hemos querido olvidarnos de etiquetas y hacer lo que nos apetecía».

El oyente normal no apreciará diferencias en el sonido y no echará de menos el contrabajo, más allá de la figura vistosa, patilluda y rocker del ausente Víctor, pero los tres músicos vizcaínos sí aprecian novedades. Apunta Javi: «Ahora tocamos con otros instrumentos y con otra actitud. Hemos cambiado al amplificador Twin Reverb e Igor usa un teclado Nord. Según la sala, tocamos de una manera u otra». Y aporta Álvaro: «Los tríos guitarra-órgano-batería fueron muy comunes en la música americana desde los 50 hasta los 60. Nos apetecía volver a dar ese alimento al alma desde una perspectiva que casi nadie ha utilizado por estos lares».

‘Fire’ Grabado por Saúl Santolaria en su estudio de Larrabasterra con el trío tocando en vivo. Cabe desde Nueva Orleans hasta instros garajeros y enumera el batería Javi Caballero: «Hay temas en tonos menores y reminiscencias de Bo Diddley, Link Wray, Ray Charles, John Lee Hooker o ZZ Top, siempre según nuestra peculiar forma de piano, guitarra y batería». 10 cortes. 35 minutos. Autoproducción. Bilbao. 2016. PVP CD digipack: 10 €.

‘Fire’
Grabado por Saúl Santolaria en su estudio de Larrabasterra con el trío tocando en vivo. Cabe desde Nueva Orleans hasta instros garajeros y enumera el batería Javi Caballero: «Hay temas en tonos menores y reminiscencias de Bo Diddley, Link Wray, Ray Charles, John Lee Hooker o ZZ Top, siempre según nuestra peculiar forma de piano, guitarra y batería».
10 cortes. 35 minutos. Autoproducción. Bilbao. 2016. PVP CD digipack: 10 €.

Y regresan con su quinto álbum, ‘Fire’, envuelto en una portada muy rockin’, con llamas y un demonio asiendo un vermú, muy del gusto del Reverend Horton Heat. Los Reverendos vizcaínos nunca habían sido un grupo demasiado monocorde para hacer ritmanblús, pero aquí amplían la paleta, los registros. «Aparte del rockin’ blues y el swing, hemos incorporado otros estilos a nuestro repertorio, como el surf, el garaje o el twist», enumera el baterista Javi antes del teclista Igor: «El disco tiene prácticamente de todo. Ritmos muy diferentes para que la gente no se aburra al escucharlo. ¿Las letras? Ocho temas las tienen y hay de todo, como en botica. Hay desde fragmentos de la Biblia hasta homenajes a Bo Diddley». Y especifica el King Álvaro: «Está grabado todo en directo, como hace 60 años, sin overdubs ni trampas de ordenador. Así se ha conseguido un calor imposible de lograr de otra manera».

Pues lo estrenaron oficialmente en directo en el Kafe Antzokia y nos avanzaba el Reverendo Igor: «El bolo del Antzoki va a ser muy especial. Es nuestra primera vez allí y vamos a desgranar un repertorio muy interesante, mezclando las canciones del nuevo disco con algunas de los anteriores y versiones de temas que nos encantan». Y remata Javi: «Intentaremos que sea lo más profesional posible pero sin perder la fiesta del directo».

OSCAR CUBILLO

Ambientazo, expectación y entradón el sábado noche en Bilbao (foto: Álex Rodríguez Cruz).

Ambientazo, expectación y entradón el sábado noche en Bilbao (foto: Álex Rodríguez Cruz).

Anuncios
Comments
One Response to “The Reverendos: Retros para la modernidad (+ entrevista)”
  1. Kike Morey dice:

    Tuve la oportunidad de verlos en un bar de Bakio el verano pasado y estuvieron fantásticos. Álvaro King es una reverenda bestia en el guitarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: