Cabezafuego: Un cínico que enamora

Íñigo Cabezafuego, con swing zanquilargo y danzón de madrugón con sólo tres horas de dueño (foto: Mr. Duck).

Íñigo Cabezafuego, con swing zanquilargo y danzón, de madrugón tras sólo tres horas de sueño (foto: Mr. Duck).

Domingo 28 de febrero de 2016, Deusto / Bilbao, Satélite T, 13 h, 5 €.

La mañana del domingo, en las ‘Rabba Rabba Sessions’, en el lleno y mixto Satélite T (¡había hasta niños!), peroró el navarro Cabezafuego al iniciar su concierto: «Hemos pasado todo un puto infierno para poder llegar aquí. La pubertad, los padres… y venir con este frío desde Segovia. Mucha nieve, ¡pero nada por la nariz! Muchas gracias, de verdad. Sé que cuesta ir a un concierto cuando llueve, ¡pero sois vizcaínos!», y procedió a interpretar la lisérgica a lo Negativos ‘Camina conmigo’, título de su álbum debut (que está en Bandcamp).

En cuarteto tocó 15 temas en 63 minutos y constantemente nos hizo reír con sus soliloquios: que es empresario (y que el guitarrista Benas trabaja para él), que el rock no da dinero («¿habéis pagado todos la entrada?», preguntó contento haciendo cuentas), lo del futbolista Llorente (‘Llorante’ le llamó y se rio porque juegue ahora en el Sevilla), lo de que es negro y puede decir lo que quiera, lo de que cuando se pone nervioso le da por insultar y que es muy nervioso, o lo de que no hagamos caso «a la gorda de los BellRays cuando os pida que os agachéis». Dijo Rocío, la novia de Pato: «Es súper cínico todo el rato. Me enamora».

Cabezafuego, antes conocido como Firehead, poniendo cara de no romper un plato (foto: Mr. Duck).

Cabezafuego, antes conocido como Firehead, poniendo cara de no romper un plato (foto: Mr. Duck).

Aparte el ex Mermaid y Atom Rhumba en barbecho bebió sol y sombra, saludó a numerosos presentes en voz alta o con la mano (había entre el respetable muchos músicos y reconocí a miembros de Maha, Atom Rhumba, Cavaliere, Los Tupper…), cantó, bailó ondeante como un junco con los brazos alzados y tocó los teclados, lanzó guiños a Los Bichos (un fugaz pasaje ruidista) y a los Clash (la recurrente línea del bajo del ‘London Calling’ en su canción ‘Veteranos de las guerras psíquicas’, de su antiguo grupo Royal Canal), versionó a Elvis Presley (‘It’s Now Or Never’ en plan exótica grotesca; «Elvis nunca falla» sentenció al acabarla), a Los Ácidos pamploneses de los 90 (en el divertimento palúdico ‘Poseído por el vudú’, con referencias a Screamin’ Jay Hawkins) y, en el bis doble con violín cajun, fusiló el ‘Proud Mary’ de la Creedence Clearwater Revival («la llamamos ‘Rolling vs Beatles’, es una parodia al comprador compulsivo de vinilos», nos aclaraba Íñigo Cabezafuego a toro pasado) y adaptó al Professor Longhair (‘Go To The Mardi Grass’).

Oskar Benas (guitarra), Ander My Wheels (percusiones), Cabezafuego (voz y teclados) y Asier Brutal (bajo, violín), forman una banda empastada y rotunda que en el bis intercambió instrumentos (foto: Mr. Duck).

Oskar Benas (guitarra), Ander My Wheels (percusiones), Cabezafuego (voz y teclados) y Asier Brutal (bajo, violín),
forman una banda empastada y rotunda que en el bis intercambió instrumentos (foto: Mr. Duck).

Además hizo algún tema nuevo (muy potente el sincopado blues hard dislocado setentero ‘Chino blues’), recuperó otra de Royal Canal (‘Si quieres me tienes’, que le quedó muy chula y soulera), y en general mejoró el temario de su disco por endurecer las canciones con una banda solvente y empastada: ‘Cruces de hierro’ («lo está petando en Álava», chilló en la introducción), el country gótico ‘Meteoritos’ (contra la ambición de los currelas de las multinacionales, informó antes de añadir: «las canciones denuncia también pueden ser divertidas y marchosas» -buf, para eso las de sus paisanos Lendakaris Muertos, se me ocurre ahora-), ‘Resaca de un bohemio’ (un aparente punto de inflexión autobiográfico) y ‘El traje del emperador’ (cáustica crítica a los cambios de chaqueta, de moda y de escena entre los fans de la música moderna). Dijo Rocío, la novia de Pato: «Tiene un swing que me vuelve loca».

OSCAR CUBILLO

Cabezafuego dedicó un fragmento a los que saben que Los Bichos se escribe con Ch y no con Tx.

Cabezafuego dedicó un fragmento a los que saben que Los Bichos se escribe con Ch y no con Tx.

Comments
One Response to “Cabezafuego: Un cínico que enamora”
  1. oscar cine dice:

    Le vi hace 4 meses-creo recordar q pato andaba x ahi-y me lo pase bien,pr me leo tu reseńa y sospecho q siempre hace los mismo chistes xq todo me suena a ya oido. mmmmmm.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: