Blues Pills + White Lines: Un bluf

Buen telón de fondo lisérgico y mejores peluqueros tienen el guitarrista galo Dorian Sorriaux, la cantante sueca Elin Larsson, el batería sueco André Kvarnström y el bajista estadounidense Zack Anderson (ex Radio Moscow) (foto: Mr. Duck).

Buen telón de fondo lisérgico y mejores peluqueros tienen el guitarrista galo Dorian Sorriaux, la cantante sueca Elin Larsson,
el batería sueco André Kvarnström y el bajista estadounidense Zack Anderson (ex Radio Moscow) (foto: Mr. Duck).

Domingo 6 de marzo de 2016, Bilbao, Kafe Antzokia, 20.30 h, 18-23 €.

La tarde del domingo el Kafe Antzokia estaba casi lleno a 23 euros la entrada y se veía mucho público joven y metalero. Es que Blues Pills, que militan en el sello de metal Nuclear Blast están de moda, se han hecho famosetes y si no, no se explica la afluencia de semejante respetable (en cantidad y perfil) ni por el día (festivo), ni por el clima (temporal), ni por el precio (caro; la anticipada se anunciaba a 18 € y en realidad cobraban 20, se quejaba un aficionado). Corramos un tupido bolo sobre los teloneros austríacos, los tiroleses White Miles (este es su Facebook). Eran una lideresa a la voz y la guitarra (Medina) más un baterista (Lofi), los dos en conjunto irritantes y ostentosos a la par que limitados (desde la voz hasta la guitarra; el de los tambores le daba bien, reconozcámoslo, pero se ponía pesado al exigir entusiasmo al aforo en espera) y reiterativos (desde la primera canción supe que no iban a cambiar de chip compositor y por eso ni conté temas ni minutos ni tomé notas), aparte de ambiguos desde su identidad sexual (no me refiero a que Pato dijera ‘qué joven es el cantante’; ‘¡es una tía, Pato!’, le corregí; se le notaba por la voz, porque estaba en sujetador…) hasta la estética (¿pijos? ¿okupas?) y la estilística (¿metal-punk-blues?; en el Facebook se califican de ‘dirty pole dance stoner blues rock’). Les quitas el volumen y se quedan en nada.

Medina y Lofi, los irritantes White Miles (foto: Mr. Duck).

Medina y Lofi, los irritantes White Miles (foto: Mr. Duck).

BEV BLUES PILLS CARTEL GIRABastante después, tras una demora premeditada amenizada (¿) mediante un zumbidito de fondo para contrastar con el bolo en sí, catamos al cuarteto internacional basado en Suecia y con guapa al frente Blues Pills. Sobrevalorados y paraditos en escena, con más atractiva estética melenuda que pegada sónica (escasa: bajo y batería batiendo casi siempre la misma reverberación, el guitarra intentando sacar agua del pozo con poca prestancia solista…) y una lideresa insegura y de registro vocal monótono (buf, ¡y la comparan con Janis Joplin!), Píldoras Blues dieron un bolo de 14 temas en 70 minutos, un recorta y pega poco creíble y muy teatral (impostado) nutrido rock lisérgico (por el grande y colorista telón de foro sobre todo) y hard setentero más que con blues-rock hippie, una versión del ‘Elements And Things’ de Tony Joe White a modo de tornado sin fuerza, roces de blues mal cantado, un par de instrumentales con ella a la pandereta para estirar el tiempo (solo tienen un álbum oficial), guiños a los Animals solemnes, a Jimi Hendrix (el wah wah del guitarrista galo, un chulito envarado con ricitos de oro) y a los BellRays volcánicos (un imposible para los Blues Pills, aunque a los californianos me remitieron en títulos tipo ‘Yet To Find’), y los mejores temas estratégicamente colocados en el epílogo: uno dilatado en exceso hasta que entró en groove (‘High Class Woman’), el descarado fusilamiento bucólico a los Led Zeppelin de la escalera (‘Little Sun’), las cabalgatas de Horisont, la apertura del bis con un dueto de blues acústico bien cantado (por fin) y el cierre del mismo con más saqueos a Led Zeppelin y fuerza vocal emulando a Koko Taylor (‘Devil Me’).

Yo me aburrí mucho (esperaba mucho más y no me lo podía creer) y no me trasmitieron nada, y de ‘bluf’ los calificaron al acabar… ¡tres espectadores distintos!

OSCAR CUBILLO

La sueca echa el ojo al Pato. Blues Pills pusieron condiciones extrictas a los fotógrafos (foto: Mr. Duck).

La sueca echa el ojo al Pato. Blues Pills pusieron condiciones estrictas a los fotógrafos (foto: Mr. Duck).

Comments
2 Responses to “Blues Pills + White Lines: Un bluf”
  1. oscar cine dice:

    Si,lo de que la cantante telonera fuera en sujetador era una pista fiable de que era femina.pues a mi no me disgustaron,dentro de lo basicorros que eran.de hecho me aburri mucho mas con las cuatro rubias posteriores.desde la primera cancion me parecio que remitian a modelos muuuuy superiores-de wolfmother a sheepdogs pero en flojisimo-y a partir del tercer tema,me preocupaba mas no perder el metro que el concierto.timo total.alguien me puede aclarar por que pasaron 33 minutazos de telonero a cabeza de cartel un domingo?somos idiotas?
    pd:oscar,en cuanto a cine español y cambiando de tercio:a cambio de nada,truman y cien años de perdon estan mas que bien.estrenadas todas los ultimos seis meses.intentalo.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Casi a la misma hora del clásico Barça-Madrid (1-2), se llenó el sábado noche el Kafe Antzokia para ver a los canadienses Black Mountain, que dejaron a la peña encantada en el pasado Azkena Rock Festival. Una peña que sobrevalora el recuerdo y el producto ofrecido por los de Vancouver, que oficiaron fríos y con una chica al frente a la que el calificativo de sosa le queda corto. Hay grupos que se ponen de moda por diversas razones y el público los abraza con indulgencia. El penúltimo caso que se me ocurre es el de los Blues Pills (así lo sufrimos). […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: