Antonio Orozco: Único, íntimo

John Caballés (guitarra), su hermano Marcos Orozco (batería digital), Orozco (voz, guitarra a veces) y Xavi Pérez (teclas) (foto: Carlos García Azpiazu).

John Caballés (guitarra), el hermano Marcos Orozco (batería digital), Orozco (voz, guitarra a veces) y Xavi Pérez (teclas)
(foto: Carlos García Azpiazu).

Domingo 20 de marzo de 2016, Bilbao, Teatro Arriaga, 20 h, entradas de 23 a 40 €.

Sólo quedaron 15 entradas sin vender, de las de pésima visibilidad y tal, para el show que Antonio Orozco desplegó el domingo en un Arriaga en ebullición, un teatro parlanchín (acabó la primera y ya le chillaron guapo, macizo, eres el mejor, qué grande eres…) y todo el rato titilante de luces de móviles y hasta de fogonazos de flashes. La propuesta se bautizó ‘Único’, y lo mismo le habría servido el título de ‘Íntimo’, pues se trató del típico bolo con banda reducida (cuarteto sin bajo, su hermano Marcos a la batería…), listado lento, mucha cháchara del protagonista, agradecida cercanía y visuales cuidadas. Bueno, he escrito ‘el típico bolo’, pero al salir le explicaba un chico a su chica que «no ha sido un concierto» y el fotógrafo Carlos García Azpiazu se quejaba de que Orozco «había hablado mucho y metido pocas canciones».

La llorosa Yolanda, la primera en subir al sofá del escenario (foto: Carlos García Azpiazu).

La llorosa Yolanda, la primera en subir al sofá del escenario (foto: Carlos García Azpiazu).

Sí, sólo 15 temas en 126 minutos en los que el catalán de sangre andaluza adoptó los roles de monologuista (hilarante el pasaje con las fotos de su infancia, no contaremos más… que las banderas de España en los calcetines de deporte) y de telepredicador (en el bis, antes de la canción ‘Mi héroe’, cuando nos pidió que mandáramos un sms dinerario a una ONG que trabaja con niños enfermos y que no recibe «ningún caudal político»; por cierto, nos dio error a casi todos en el momento del envío), de moralista (el introito a la inane protesta de ‘Voces’), de humorista improvisador (cuando subió a dos chicas al sofá del escenario, a Yolanda primero y luego a Sheyla, que le estaban filmando y acabaron llorando de emoción; cuando entablaba conversaciones con sus fans, como esa que le advirtió chillando desde un palco «¡no te vamos a dejar salir vivo de aquí!»), y también de trovador de adolescentes (‘El viaje’, la de «surcaré cada poro de tu piel»).

Con la ikurriña en ‘Temblando’ (foto: Carlos García Azpiazu).

Con la ikurriña en ‘Temblando’ (foto: Carlos García Azpiazu).

Simpático, egotista, irónico, lírico, recitador (a veces un poco pedante), ingenioso, patrocinado (los créditos iniciales y finales reconocieron a empresas de seguros, zapatos y coches), a veces pendiente del teleprompter a sus pies, demagogo (el llamarnos vascos, el sacar la ikurriña en ‘Temblando’, el afirmar «no me siento representado por ninguna fuerza política de este país» –bueno, esto es lógica más que demagogia-…), mesiánico (o, vaya, más bien profético cuando afirmó «con este micrófono que Dios me ha dado»), seguro de sí mismo (cantó sin micro varias veces, alguna paseando por el pasillo del patio de butacas), efectivamente íntimo (cuando sentado en el sofá agarrando una guitarra acústica con la cuerda rota cantó ‘Estoy hecho de pedacitos de ti’), llano y ataviado con ropa vaquera holgada (y quizá pasada de moda, como de mercadillo, no es broma), en este emotivo ‘Único’ Antonio José Orozco Ferrón (Barcelona, 23 de noviembre del 1972) apuró las baladas y los medios tiempos en plan Alejandro Sanz a menudo (‘Déjame’), como Manuel Carrasco no pocas veces (la inaugural ‘Eres’), esporádicamente a lo Jorge Drexler en los experimentos sintéticos (‘Una estación sin voz’), y en numerosas ocasiones reminiscente del Iván Ferreiro dolido y posmodernista (‘Podría ser’, ‘Qué me queda’).

Calcetines con la bandera de España en el hilarante pasaje monologuista (foto: Carlos García Azpiazu).

Calcetines con la bandera de España en el hilarante pasaje monologuista (foto: Carlos García Azpiazu).

Coló una versión del ‘Como un burro atado a la puerta de un baile’ de El Último De La Fila (la repitió porque la estaba entonando mal y pidió perdón a los fans de Manolo García, empezando por él mismo) y de las 15 piezas interpretadas las mejores fueron las más movidas: la sexta, ‘Moriré en el intento’, pop con fondo post-rock a lo Love Of Lesbian noctívagos; y la apoteosis final con ‘Aire’, más pop para fans, ‘Llegará’ a lo Sergio Dalma comercial y con la gente en pie en plena fiesta, más ‘Hoy será’ en plan karaoke. Y de colofón, unos cuatro minutos de aplausos y saludos.

OSCAR CUBILLO

Saludos de Marcos Orozco, John Caballés, Antonio Orozco y Xavi Pérez (foto: Carlos García Azpiazu).

Saludos de Marcos Orozco, John Caballés, Antonio Orozco y Xavi Pérez (foto: Carlos García Azpiazu).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: