Lee ‘Scratch’ Perry: El abuelo porreta

«Gracias por la sangre de Jesús» brindó el místico rastafari (foto: Carlos García Azpiazu).

«Gracias por la sangre de Jesús» brindó el místico rastafari (foto: Carlos García Azpiazu).

Martes 22 de marzo de 2016, Bilbao, Sala BBK, Ciclo ‘Music Legends’, 20 h, 22 €.

Cumplió 80 años el domingo previo, o sea dos días antes de su show, el rastafari jamaicano Lee ‘Scratch’ Perry (Kendal, Jamaica, 1936), influencia mundial del dub, del reggae y hasta del rap. Toda la vida se ha tirado fumando marihuana (ganja la llaman en su isla), pero el martes en la Sala BBK, en el ciclo Music Legends, se le vio bien, muy ágil: se encorvaba para posar el micrófono en el suelo y poder prender un canuto, y se volvía a agachar para recogerlo como si nada, no paraba de pasear por el escenario recitando, improvisando (mucho ‘policía, vete el infierno’), y hasta hizo alardes tipo pegar patadas al aire.

El yayo afrojamaicano salió cargado de abalorios: collares superpuestos (alguno lo quemó como si fuera una china), sortijas enormes, pendientes, por supuesto, y tantas pulseras en ambas muñecas que parecía un vendedor ambulante. ¡Y qué indumentaria más pinturera lucía, oigan! Desde unas converse rojas con cordones con los colores de la bandera de su isla hasta su celebérrima gorra de chamarilero (con chapas varias, el retrato del emperador de Etiopía Haile Selassie, etc.), pasando por pantalones astrales (con cebras, saturnos, agujeros negros…), una chulísima camiseta brillante con la testa de un león (está barrigón el abuelo del reggae, ¿eh?) y una chaqueta chocarrera más polícroma que la de un payaso y con charreteras con crines también de colorines. Un cromo, sí, pero había en primera fila un espectador negro con un atavío igual de alegre.

Exhalando el humo del porro con fruición (foto: Carlos García Azpiazu).

Exhalando el humo del porro con fruición (foto: Carlos García Azpiazu).

El público transversal (muchos varones y pocas damas, ejecutivos de Silicon Valley y tipos con rastas de concurso, jóvenes y mayores) bailó cadencioso y no fumó durante la actuación de Lee ‘Scratch’ Perry. Fueron 14 temas, contando el instrumental del prólogo, en 84 minutos, contando los cuatro de interrupción. Expliquémoslo: El aitite fumeta no paraba de fumar… ¡porros que extraía ya liados de un bolso que colgaba en bandolera! Los encendía feliz con su mechero y nos echaba el humo con fruición. Claro, la organización entre bambalinas y por señas le recordaba que estaba prohibido. Pero no cejó hasta que se lo comunicó al oído un ayudante y el chamán caribeño de pelo teñido de naranja espetó que Babilonia (sinónimo del mal entre los rastafaris) no le permitía fumar y que ahí se acababa el show y que ‘fuck you’ (os jodéis, les diría a los organizadores). Se encendieron las luces y, como no había pasado ni una hora, la peña protestó. Al de esos cuatro minutos reapareció Lee Perry, alegó que lo hacía por sus fans, y siguió un rato más.

Cuatro escuderos bien engrasados y el gurú del reggae (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Cuatro escuderos bien engrasados y el gurú del reggae (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

¿La música? Menos narcótica y más orgánica que en disco. Con los cuatro escuderos negros bien engrasados creando con eficiencia fondos para su líder (guitarra Stratocaster blusera, bajo idóneo a menudo atracando los ritmos de los Waylers…) y aportaron contados coros tipo Specials, el gurú del reggae y octogenario toxicómano decía Dios os bendiga, avisaba de que la cocaína es mala y que lava el cerebro de músicos, políticos, etc., arremetía contra la CIA, el FBI, el Daesh (todos al servicio del maligno), pedía encender los mecheros y alzar las manos (por ejemplo en ‘Pum Pum’), nos cantó un ‘Happy Birthday’, hizo su ‘Comida japonesa’, recitó bastante (un fan bien informado nos aseguró que se inventa las letras), bebió vino alzando la copa y diciendo «gracias por la sangre de Jesús», navegó por canales del reggae melódico y no olvidó su ‘Policías y ladrones’ (‘Police & Thieves’) que versionaron los Clash.

ÓSCAR CUBILLO

(PD: el compañero en las labores de El Correo Josu Olarte nos contó el día después que Perry repasó temas como ‘Chase The Devil’, ‘Satan Kicked The Bucket’, ‘War Inna Babylon’, ‘African Blood’, ‘Double Barrel’, ‘Love Injection’…)

Encendiendo el mechero, cual vela en vigilia. Observen las crines de sus charreteras (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

El mechero, cual vela en vigilia. Observen las crines de sus charreteras (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: