NYOS: Fragor insano

Flash a las penumbras subterráneas donde soldaban metal el finés Tuomas Kainulainen y el inglés Tom Brooke (foto: Carlos García Azpiazu).

Flash a las penumbras subterráneas donde soldaban metal instrumental el finés Tuomas Kainulainen y el inglés Tom Brooke
(foto: Carlos García Azpiazu).

Domingo 27 de marzo de 2016, Gorliz, Xurrut, 19 h, 5 €.

BEV NYOS CARTEL(Nota de prensa NYOS: Banda que surge de las cenizas de los ingleses Khuda, también un dúo con varios discos y cinco giras europeas a sus espaldas. Las influencias y el sonido de NYOS son claras y concisas: en primer lugar tenemos el post-rock más aguerrido, post-HC y la música pesada, y en cuanto a sonido oscilan por pasajes aderezados con delay, complejidad rítmica y partes muy lentas y pesadas. Como si Russian Circles se acercasen sutilmente a Don Caballero.)

Bandcamp de NYOS.

l bolo: Quizá debido a la desorientación provocada por el cambio oficial de hora impuesto esa madrugada, poca peña acudió la tarde del domingo al Xurrut de Gorliz para ver al dúo NYOS, basado en Finlandia. Conté a una docena de personas, entre ellas al menos tres féminas, y sin incluir a los dos o tres niños que se asomaron un rato y que desaparecieron ante el fragor insano emitido por los dos músicos colocados frente a frente (pensé en dos pianos de cola ajustados, adosados así) sobre una alfombra: el baterista finés Tuomas Kainulainen descalzo pero con calcetines y el guitarrista inglés de la Fender Jazzmaster, Tom Brooke, en bermudas y aparentemente sin calcetines pero con botines para pisar sus pedales. Dispuestos a lo ancho del oscuro sótano del Xurrut, como en un local de ensayo familiar, dejándose ser percibidos desde tres costados (el cuarto lateral lo ocupaban la pared y cuatro pantallas de sonido dispuestas como en el cartel), NYOS alearon 47 minutos de rock instrumental a modo de fragmentos unidos (soldados) de un estilo por los programadores etiquetado como ‘heavy rock post matemático’, o algo así.

El baterista descalzo, Tuomas Kainulainen (foto: Carlos García Azpiazu).

El baterista descalzo, Tuomas Kainulainen (foto: Carlos García Azpiazu).

Vayamos por partes, que diría Jack el Destripador. En el horrísono hábitat subterráneo de la pizzería gorliztarra captamos por el sónar ecos del síncope de Fugazi, la marcialidad metálica de Cult Of Luna, la imaginación de Don Caballero, la caña modernista de Battles, un minimalismo que Mogwai persiguen siendo seis (NYOS son dos, pero el guitarra usa loops de guitarra y dejaba suspendidos en el éter riffs que se repetían solos para formar canales rítmicos), un industrialismo orgánico y sesgado en plan Swans (otros amantes del volumen brutal) y bandas sonoras inventadas para dibujos animados locos en plan The Locust o Fantômas. Molaron.

OSCAR CUBILLO

En realidad, el hábitat horrísono del sótano del Xurrut se veía así esa tarde de domingo (imagen de móvil: O.C.E.).

En realidad, el hábitat horrísono del sótano del Xurrut se veía así de negro esa tarde de domingo (imagen de móvil: O.C.E.).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: