Pepe El Marismeño: Luz de Huelva apagada

Los siete oficiantes reales, cuatro cantantes y tres músicos, ante unos bailarines virtuales (foto: Mr. Duck).

Los siete oficiantes reales, cuatro cantantes y tres músicos, ante unos bailarines virtuales (foto: Mr. Duck).

Viernes 1 abril de 2016, Bilbao, Teatro Campos, 21 h, entradas de 20-23 y 28 €.

Pinchazo de público el viernes en el Teatro Campos para atestiguar la propuesta nominada ‘Huelva, la luz del flamenco’, protagonizada y producida por el orondo Pepe El Marismeño (Huelva, 1973; ex pareja de Carmina Ordóñez, vemos ahora en Internet), y cuyo principal atractivo eran las visuales que mezclaban realidad virtual y humanidad carnal y que, a la postre, eso era como mirar la tele. Los logrados hologramas remitían a los de los mensajes de la princesa Leia en ‘La guerra de las galaxias’, pero el futurismo del tinglado no trascendió del decorado camp de televisión, de Canal Sur. La sesión se vio perjudicada por un sonido que hacía retumbar la percusión y tapaba a dos guitarristas, que parecían haber sido contratados esa misma tarde. Lo mejor fue la elegancia en la indumentaria de los siete actuantes: tres músicos, dos cantaores y dos coristas tipo Las Grecas escotadas y de rojo, los cuatro justos de voz. Sí, la estética resultó lo más destacable de un show cañí pero postmoderno que mezcló recitados poéticos (Juan Ramón y más) y playbacks (esa agrupación dispuesta en plan Los Sabandeños) con reivindicaciones del pintoresquismo rural onubense (molinos, viñetas de la labranza…).

Pepe Gómez, El Marismeño, onubense del 73, ex de Carmina Ordóñez, en los saludos finales (foto: Mr. Duck).

Pepe Gómez, El Marismeño, onubense del 73, ex de Carmina Ordóñez, en los saludos finales (foto: Mr. Duck).

Más que flamenco fue folclore (esas imágenes de sencillos bailes camperos) lo que catamos en los 68 minutos y unos 22 números de ‘Huelva, la luz del flamenco’, que encadenaron sevillanas, roces cultistas, jotas genuinas, roncas baladas neoflamenquitas, ecos rocieros y fandanguitos del terruño. Pero la cosa llegó más allá del soniquete lineal, superficial, aplanado, opaco, aburrido, homogéneo, pretendidamente comercial y apenas con cambios, un soniquete que cursó a cansino tempo ralentizado, como si estuvieran en un ensayo y probablemente con el espíritu apagado en los ejecutantes debido a la insuficiente presencia de respetable: unas pocas filas de gente mayor, sobre todo damas, seguramente inmigrantes de Andalucía.

La escasa concurrencia se erigió cual hándicap sugerido freudianamente por El Marismeño en los saludos finales: «Para nosotros es muy importante el calor del público, pero nos entregamos igual haya 100 que 500 que 2000 espectadores. Nunca vamos a suspender un espectáculo». Ya, éste lo subvencionan la Excelentísima Diputación de Huelva y su Ayuntamiento, leemos en el dosier. Asegura la misma hoja de promoción: «Desde su estreno a principios de 2015 ha tenido un gran éxito agotando entradas en todos los teatros que pisa, gracias a su innovación. Durante este año recorrerá más de 40 conciertos por España para ofrecer a los amantes del flamenco, la cultura o la tecnología, un espectáculo distinto lleno de arte, creatividad y solidaridad», esto porque parte de la recaudación de destina a la fundación de la lucha contra el cáncer de Sandra Ibarra. A la salida del Teatro Campos manifestó una señora: «Muy bonito, precioso». Ya, sigue habiendo gente pa’tó.

OSCAR CUBILLO

Los siete actuantes ante la pantalla con los créditos finales (foto: Mr. Duck).

Los siete actuantes ante la pantalla con los créditos finales (foto: Mr. Duck).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: