Raquel Tavares: Reír y llorar

Remate a lo Isabel Pantoja de la dicharachera fadista Raquel Tavares (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Remate a lo Isabel Pantoja de la dicharachera fadista Raquel Tavares (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Miércoles 20 de abril de 2016, Bilbao, V Ciclo ‘Noites de Fado’, Sala BBK, 20 h, 18 €.

(El ciclo Noites de Fado, afortunadamente asentado para solaz de los melómanos, trata de abarcar el amplio horizonte del estilo marinero lisboeta: voces femeninas y masculinas, emergentes y reconocidas, puristas y renovadoras… Arrancó su quinta edición con la gorjeante y emergente Raquel Tavares, cantante lisboeta de 31 años a la que no se debe confundir con la vocalista étnica de sangre caboverdiana Sara Tavares, lisboeta de 36 años que también ha tenido una carrera precoz en la que ha ganado varios concursos. Raquel Tavares, que vive en el castizo (y turístico) barrio de Alfama, canta desde los cinco años y desde los doce se apuntaba a concursos, de los cuales ganó catorce primeros premios, el más importante el de la Grande Noite do Fado del Coliseu de Lisboa. A los 21 años debutó en disco con ‘Raquel Tavares’, a los 23 sacó ‘Bairro’, y está al caer su tercer álbum. Ha girado por Europa, América, China y Australia, y actúa regularmente en el restaurante y casa de fados Bacalhau de Molho, sito en la parte baja de Alfama.)

 

Primero de los cinco miércoles del quinto ciclo ‘Noites de Fado’ en una Sala BBK que agotó las entradas y donde las damas eran mayoría. Ofició debutando en Euskadi Raquel Tavares, lisboeta de 31 años que se pasó diez cantando sin amplificación en casas de fado y que actualmente es residente en el restaurante y casa de fados Bacalhau de Molho, sito en la parte baja de Alfama, su barrio. O sea que gracias esto Raquel sabe manejar al público, rascarle coros y marcarle las palmas, mostrarse cercana, ser divulgativa y graciosa, y hasta improvisar sobre la marcha, como cuando invitó (ordenó) a una espectadora guipuzcoana a subir al escenario y cantó un fado suyo que le quedó fenomenal (‘Fado lisboeta’, de su primer disco, aquí va un YouTube en vivo), como cuando avanzado el concierto la lisboeta explicó que cuando los cantantes hacen algún alarde (‘rodriguiños’ los llaman ahí, gorgoritos serían aquí), el respetable jalea diciendo ‘¡a fadista!’; o como cuando en el bis, como vio que se marchaban un puñadito de espectadores, espetó: «Perdón, ¿adónde van ustedes? NOOO». Y pidió que cerraran las puertas.

Pose solemne de la vocalista lisboeta sobrada de recursos (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Pose solemne de la vocalista lisboeta sobrada de recursos (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Tal seguridad y dominio de la escena es lo que alargó la cita, propició la charlatanería y diluyó la magia hasta abrazar la campechanería en un concierto de 20 piezas en 110 minutos. La variada solemnidad de la primera parte, digna de night club elegante, se trocó en ambiente dicharachero, de bar con el suelo sucio. Raquel en cuarteto, hablando bien en español y luciendo un vestido de espalda desnuda que a veces cubría con un mantón, cantó viejos fados como aclaró en su primer parlamento: «La música más tradicional de Portugal. Canta a la vida, no solo a lo triste. Se canta al amor, al desamor, al vecino… Quiere hacer sentir cosas buenas agarrando al corazón. Yo deseo que sientan la verdad de mi emoción».

Raquel Tavares, ora temperamental, ora pizpireta, abarcó un amplio registro vocal: fuerte, metálica y rugosa entonó en ‘Rosa da madragôa’, cabaretera en la historia de ‘Sombras da madrugada’, minimal y cuasi vals en ‘Fado Vitoria’, étnica a lo Sara Tavares en ‘Limao verde limao’, transversal como Leonard Cohen en el excelente ‘Me diste un beso y viví’ (o sea el ‘Fado cravo’, ovacionado al final y por ella rematado con una pose en plan Raphael), o señorial a lo Amália Rodrigues en el fado implorante cual Pantoja lusa (‘Senhora de Ligamendo’ o algo así).

El cuarteto sentado, solo toca la guitarra española, una de las de Gardel (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

El cuarteto sentado en una de las de Gardel, solo toca la guitarra española (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Tras el octavo tema, la guitarrada, o sea el instrumental, que les quedó cinemático y zíngaro, medró el humor y decreció un peldaño la emoción, que no su voz, más coqueta y cristalina en esta segunda parte: hizo canción melódica en ‘Yo no sé’, fue atrevida y sentada cantó en castellano (tiene una bisabuela sevillana) ‘Volver’ y ‘El día que me quieras’ de Gardel (entre estas dos hizo subir a la cantante guipuzcoana y ésta cantó tan bien que recibió bravos y la elogió Tavares: «Esto nunca me sucedió. Que cantes un fado que conoces por mí. Estoy muy emocionada», y parecía sincera), además tocó la viola en ‘Fado corrido’ (sobre el chico malandro o travieso, el ‘ardina’ o sea repartidor de periódicos), fue pintoresca en la historieta de ‘Fui al baile’, surtió de rodriguiños ‘Meu corpo’… Y en el bis cayeron dos más: a dúo el ‘Vete de mí’ de Virgilio Expósito, y el adiós definitivo sin amplificar, a oscuras, con los cuatro oficiantes al borde del tablado, con el clasiquísimo ‘Extraña forma de vida’ de Amália.

Raquel, que asegura que el fado no sólo es tristura (saudade), sino la vida con sus alegrías también, preguntó por el epílogo: «¿Les he hecho llorar? ¿Y reír? Entonces he hecho bien mi trabajo. Eso es fado».

OSCAR CUBILLO

Los 5 miércoles fadistas:

20 de abril: Raquel Tavares. 18 €

4 de mayo: Deolinda. 21 €

18 de mayo: Celeste Rodrigues. 18 €

1 de junio: Aldina Duarte. 18 €

15 de junio: Camané y Orquesta Sinfónica de Bilbao. 25 €

Raquel se pasó diez años cantando en casas de fado sin microfonía (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Raquel se pasó diez años cantando en casas de fado sin microfonía (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: