Hey Colossus: Sorpresa y pegada

En esta imagen ya estaban dando cera los seis ingleses asociales (foto: Carlos García Azpiazu).

En esta imagen ya estaban dando cera los seis ingleses asociales (foto: Carlos García Azpiazu).

Lunes 25 de abril de 2016, Bilbao, Kafe Antzokia, 21 h, 5 €.

BEV HEY COLOSSUS cartel antzokiEs usual que la música con raíces, como el flamenco o el jazz, al oírse en disco quede lejos de su potencial en directo. Esto no suele suceder con los grupos de rock, pero nos pasó el lunes en la sala superior del Kafe Antzokia, cuando nos plantamos ante la máquina de sacudir bofetadas de los londinenses Hey Colossus, que actuaron por 5 euros ante medio centenar de espectadores solamente. Una ganga. Y una filfa sus discos, pensamos ahora. Es que acudimos desprevenidos, tras oír en su Bandcamp inofensivas (y aburridas) jams psicodélicas en las que a lo sumo se pueden percibir dejes indies. Nos colocamos delante del escenario, ancho y dispuesto para tres guitarras, bajo, batería y micrófono, y el bolo de 59 minutos para 13 piezas arrancó sin más, sin sorpresas, tipo lisergia con fuzz creando ambientes de cuelgue y la voz filtrada (‘Radio Static High’).

Bilbao setlist (O.C.E.).

Bilbao setlist (O.C.E.).

A la segunda, pumba, la cosa se puso agresiva con no wave sincopado en sexteto noise de voz aullando con Joy Division en la lejanía ( ‘March Of The Headache’, o sea ‘Marcha del dolor de cabeza’, lo que no hubo esa velada). El cantante Paul Sykes no cambió el eco de su micrófono y cada vez se mostraba más amenazador, mientras mirando a estos ingleses pensábamos que parecían asociales. A partir de entonces no bajó el diapasón, la pegada. Cada canción era una sorpresa, al margen de la voz del tal Paul Sykes, filtrada hasta retraerse al siniestrismo after-punk. Ahí se sucedía post-rock matemático (‘Hop The Railings’, hum… ¿Television meet TV On The Radio?), el rollo ceremonial de Swans sin volumen brutal (‘Numbed Out’), blues reptante a lo Birthday Party (‘Todos los humanos están perdiendo el control’), ritmos mecánicos desembocando en metal aindiado (‘Sisters & Brothers’), blues austral vía Scientists (‘Hey, Dead Eyes, Up!’; aquí el frontman con bigotillo Paul Sykes esgrimió la parte superior del pie de micro y parecía un descarte de ‘La naranja mecánica’), rock austral con riffs reminiscentes de los Beasts Of Bourbon (¿aquí el baterista se agachó para arreglar el pedal del chaston? Nooooo: se estaba sirviendo un vaso de vino de una botella que tenía escondida), post-rock como los Mogwai hirvientes, más blues esta vez blindado como si fueran Unsane, el peligro de Genesis P. Orridge…

Y en el bis Hey Colossus reaparecieron por petición popular, el cantante preguntó si alguien fumaba marihuana, y reiniciaron con una cabalgata a lo Cult Of Luna. A mitad de esta pieza les pasaron un porro y, buf, cómo olía, cómo lo compartieron entre el guitarrista listo, el baterista y el vocalista, sin dar a los demás. Lo acabaron antes del segundo tema del bis brutal.

OSCAR CUBILLO

Paul Sykes, cantante de voz filtrada, con Paul Division y el after punk al fondo (foto: Carlos García Azpiazu).

Paul Sykes, cantante de voz filtrada, con Paul Division y el after punk al fondo (foto: Carlos García Azpiazu).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: