CINE: ‘Capitán América: Civil War’: La batalla por la ficción

 

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno: 29 de abril de 2016

*

Directores: Anthony y Joe Russo

*

Calificación: 3 estrellas de 5

*

Trailer de ‘Capitán América: Civil War’

 

Como inicio de la tercera fase del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU: Marvel Cinematic Universe), ‘Capitán América: Civil War’ es una nueva vuelta de tuerca al intrincado “crossover” de tramas y personajes de Marvel al mismo tiempo que es una evidente continuación de la saga del Capitán América, en especial su segunda parte: ‘Capitán América: el soldado de invierno’.

No hay que sorprenderse por disfrutar de ‘Capitán América: Civil War’ como una suerte de film de superhéroes donde los protagonistas quedan diluidos en su conjunto. El nuevo marco de esta tercera fase pasa por asentar lo icónico: la aceptación, por parte del espectador, de que los límites de la verosimilitud quedan en un segundo plano, dando entidad al personaje como simple figura de acción que le acerca a su naturaleza de dibujo de comic. Tanto en el guión de Christopher Markus y Stephen McFeely (responsables de los guiones de la saga Capitán América), como en la realización de los hermanos Russo, se apunta a un abandono gradual de lo alegórico, del símil político, del movimiento que bebe del cine de acción de las series ‘Fast & Furious’ (lo que se da de forma abusiva en la primera parte del film), para adentrase en un espacio de cine ligero, de comedia, donde las bromas cobran más importancia que lo propiamente dramático (la batalla del aeropuerto). Es decir, un cine de representación, superficial, donde el personaje del film de ficción se identifica plenamente con su retrato de la tira de cómic dejando cada vez más de lado su naturaleza humana sobrecargada de conflictos.

…un cine de representación, superficial, donde el personaje del film se identifica plenamente con su retrato del cómic.

…un cine de representación, superficial, donde el personaje del film se identifica plenamente con su retrato del cómic.

No sé si con intención o sin ella, pero en ‘Capitán América: Civil War’ la causa que lleva al enfrentamiento entre Iron Man / Tony Stark (Robert Downey Jr.) y Capitán América / Steve Rogers (Chris Evans) resulta totalmente forzada: Stark acepta que las intervenciones de Los Vengadores estén bajo órdenes y supervisión de las Naciones Unidas mientras que Steve Rogers entiende que su responsabilidad está más allá de cualquier poder político, ya que las naciones están sujetas a intereses económicos y, por tanto, espurios. El dilema se introduce en una de las secuencias prólogo al inicio del film: durante una intervención en Nigeria contra un grupo terrorista a cargo del Capitán América, la Viuda Negra (Scarlett Johansson), la Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen) y Halcón (Anthony Mackie), los superhéroes destruyen un edificio provocando la muerte de civiles inocentes. También, tras una ponencia para la promoción de ideas innovadoras de Tony Stark en la universidad, una mujer le reprocha haber sido el responsable de la muerte de su único hijo. El incidente que inicia el conflicto entre los miembros de Los Vengadores aparece cuando el Secretario de Estado de Defensa (William Hurt) les conmina a aceptar el acuerdo internacional que les convierte en una suerte de Cascos Azules.

***

El hombre contra el superhéroe

***

El enfrentamiento Stark/Rogers se traduce en una lucha por mantener el status entre ser ficcional y ser humano. Efectivamente, el peso biográfico que otorga la saga a cada uno de los dos personajes es importantísimo. Stark es un empresario multimillonario, heredero de una empresa de armamento, que desarrolla un arma(dura) tipo Robocob que desata su personalidad más irónica y divertida. Un arma que, tras los crossover de la serie, denota su necesidad de emular al superhéroe real, inmortal por naturaleza, como el Capitán América.

bev capitan america civi war 2 armadura

Stark desarrolla un arma(dura) tipo Robocob que desata su personalidad más irónica y divertida.

Stark es consciente del hecho de ser un humano del siglo XXI: la maldad que nace del dinero, la complejidad tecnológica que sirve como mecanismo de ocultación del delincuente, los intricados sistemas de espionaje y control del hombre por los poderes fácticos. Todo ello deja indefenso al hombre de la calle. Por eso Stark se transforma de manera radical: físicamente, mediante su armadura de superhéroe, y moralmente dedicando su dinero al amparo del desprotegido, contra el despotismo de los poderosos. Por su parte, el Capitán América es más básico. Su nacimiento como superhéroe nace de un experimento en un periodo histórico en el que las fuerzas del mal y el bien estaban claramente identificadas (las potencias del eje, encabezados por los nazis, y los aliados). Steve Rogers no tiene ninguna duda en cómo emplear sus superpoderes cuando el enemigo actúa atraído por la banalidad del mal: la maldad como parte natural y consustancial de la vida, con el fin de demostrar el poder mediante la dominación y destrucción de la vida del otro.

Tras el error de servir a los intereses políticos como fantoche de feria con el fin de obtener financiación militar (ver ‘Capitán América: el primer vengador’, 2011) el Capitán América acepta, con todas sus consecuencias, ser naturaleza no humana, pertenecer al mundo de la ficción. Los conflictos de Steve Rogers son conflictos personales: la pérdida de su mejor amigo, James ‘Bucky’ Barnes (Sebastian Stan), convertido después en su enemigo íntimo en ‘Soldado de invierno’ (ver ‘Capitán América: el soldado de invierno’, 2014) o la imposibilidad de vivir junto a su amor, la agente ‘Peggy’ Carter. Su disfraz es sinónimo de alejamiento del mundo humano, su inmortalidad resulta cruel cuando contempla a una Peggy envejecida en una cama de un hospital en ‘Capitán América: el soldado de invierno’. Por ello, los conflictos personales dan forma a su conflicto interno: el hecho de no ser una persona real, de vivir marginado, como condición de ser un personaje de ficción.

Capitán América: su disfraz es sinónimo de alejamiento del mundo humano que le lleva a vivir marginado.

Capitán América: su disfraz es sinónimo de alejamiento del mundo humano que le lleva a vivir marginado.

En el ‘Capitán América: Civil War’ el incidente originado por la muerte de inocentes en Nigeria y la posterior advertencia por el Secretario de Estado de deber abandonar su independencia como héroes para trabajar bajo las órdenes de las Naciones Unidas, provoca un natural enfrentamiento entre Stark y Rogers. Cada uno afronta sus conflictos de forma personal, cada uno analiza la situación desde esa experiencia que les ha condicionado interiormente. Stark trata de retornar a su posición humana, escapando en lo posible del error que ha cometido al dedicar su vida al papel de superhéroe olvidándose, en su altivez y arrogancia, de su deber hacia el desfavorecido, y Rogers encuentra en esta propuesta la pérdida de todo aquello en lo que se ha convertido. No es sólo el hecho de haberse extraviado en su condición de ser humano (conflicto tratado en ‘Capitán América: El soldado de invierno’), sino ahora el hecho de dejar de ser un personaje de ficción.

Visto de esta manera, ‘Capitán América: Civil War’ es el conflicto entre realidad y ficción, graduando el paso del verosímil cinematográfico desde la imagen del cine de acción “realista” (el corte rápido, la multiplicidad de tomas, los espacios reales, el conflicto externo siempre identificado con las noticias de la actualidad –el terrorismo, el espionaje-) a la naturaleza ficcional de los cómics de Marvel. El máximo esfuerzo de los guionistas de ‘Capitán América: Civil War’ está en ese intento de abandonar el peso dramático y realista que supuso la desesperanzada ‘Capitán América: El soldado de invierno’, para retornar a la imagen superficial del dibujo del comic. Es por ello que el propio conflicto presentado (el símil político de poner freno a los daños colaterales de las guerras) resulte falso, forzado, pero perfecto para los objetivos propuestos.

El film, de esta manera, va avanzando en un doble fin: transformar la gravedad de las películas anteriores de ‘Capitán América’ en una suerte de puesta en vigor definitiva del travelling circular que agrupaba a los vengadores en un Nueva York destruido en la excelente ‘Los Vengadores’ (2012) de Joss Whedon, y la finalización del conflictivo mundo interior de Tony Stark y Steve Rogers para dar paso al superhéroe divertido, vacío de conflictos, icónico pero plano. Por ello las dos grandes escenas de la película son la batalla en el aeropuerto entre los dos grupos de superhéroes y la escena final del duelo entre Iron Man y Capitán América en la base siberiana. Escenas muy superiores a las propiamente de acción de la batalla de Nigeria o la persecución automovilística tras el atentado a la sede de la ONU (la presentación de Black Panther).

La batalla de superhéroes en el aeropuerto: la gran escena de ‘Capitán América: Civil War’.

La batalla de superhéroes en el aeropuerto: la gran escena de ‘Capitán América: Civil War’.

Los hermanos Russo hacen un esfuerzo de contención, optando más por la movilidad de la cámara que por el corte rápido, en estas secuencias. Aunque principalmente la batalla del aeropuerto opta por la comedia. La escena presenta a un Spiderman infantil, divertido, claramente consciente de ser un simple divertimento de la ficción al mismo tiempo que retoma al superhéroe más chistoso y ocurrente de las películas Marvel: Ant Man. La batalla funciona como contraste ante la gravedad de la película hasta el momento. El crossover actúa con todas sus armas, no sólo unificando personajes, sino también mezclando estilos narrativos para dejar claro que el cine de Marvel es un cine de producción claramente delimitada y delineada.

GERARDO CREMER

Comments
One Response to “CINE: ‘Capitán América: Civil War’: La batalla por la ficción”
  1. oscar cine dice:

    Sali del cine aturdido,entretenido-no me aburri ni un minuto-y con la sensacion de que al cine de superheroes le hace falta YA un descanso,porque ni siquiera el fan mas loco es capaz de disfrutar con 6 pelis de superheroes al año.obviamente hollywood va a explotar el filon hasta el hueso,como hace siempre.de hecho…ya esta aqui x men.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: