CINE: ‘Más allá de las montañas’: La deriva de la China capitalista

Premio del Público San Sebastián 2015.

Premio del Público San Sebastián 2015.

 

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno: 20 de mayo de 2016

*

Director: Jia Zhang-Ke

*

Calificación: 4 estrellas de 5

*

Trailer de ‘Más allá de las montañas’

 

Tras ‘Un toque de violencia’ (2013’), primera aproximación de Jia Zhang-ke al cine de género para desligarse de sus aproximaciones al docu-ficción, (véase la trilogía sobre el avance del capitalismo en China, constituida por ‘Naturaleza muerta’, 2006, ‘24 City’, 2008, e ‘Historias de Shangai’, 2010), el director chino encara en ‘Más allá de las montañas’ un film que da mayor valor al drama, a la representación, que al testimonio directo de sus protagonistas. Zhang-ke no abandona los espacios naturales y los pueblos mineros de Fenyang. El hombre y su espacio siguen siendo la piedra angular de su cine, al igual que lo fueron para la mayor parte de los directores neorrealistas italianos. Resulta curioso comprobar que el final de ‘Un toque de violencia’ coincide con el final de ‘Alemania, año cero’ (1948) de Roberto Rossellini.

Los paisajes desolados de ‘Alemania, año cero’ son referentes del cine de Jia Zhang-ke.

Los paisajes desolados de ‘Alemania, año cero’ son referentes del cine de Jia Zhang-ke.

Zhang-ke ha encontrado, en su cine, una argumentación para la lucha al constatar que el ideal tradicional comunista chino ha cedido sin disimulos al poder de las clases sociales altas (las grandes fortunas del país), creándose un sistema de grandes injusticias y de clases desfavorecidas lindantes con la pobreza. Este cambio de organización social, realizada al margen del pueblo, lleva a Zhang-ke a retratar a sus personajes en necesaria conexión con su entorno: respetando la naturaleza pero observando al mismo tiempo su trasformación. Zhang-ke filma a los personajes andando, seguidos en travelling, por espacios industriales abandonados de naturalezas dañadas (que encuentra sus similitudes con el post-neorrealismo de Antonioni de ‘El desierto rojo’, 1964). Aunque el otro motivo que descentra a los individuos, en el cine de Zhang-ke, son los nuevos ricos, la gente que surge del mismo entorno social (generalmente amigos o conocidos de los protagonistas) y que no duda en ejercer una violencia laboral que emerge de los nutrientes originados del sistema capitalista incontrolado.

El poder del capital en la nueva China. La boda de Tao con Jinsheng.

El poder del capital en la nueva China. La boda de Tao con Jinsheng.

‘Más allá de las montañas’ se desarrolla en tres bloques narrativos. Una primera parte prólogo (más de cuarenta y cinco minutos a los que les siguen el título de la película en rótulos) que se desarrolla en 1999 e introduce a los tres protagonistas de la película: Zhang Jinsheng (Zhang Yi), propietario de una gasolinera, Liangzi (Jing Dong Liang), trabajador de una mina, ambos amigos de la infancia y enamorados de una misma mujer, Tao (Zhao Tao). En este segmento se establecen los conflictos principales: Jinsheng compra la mina en la que trabaja Liangzi y se casa con Tao (aunque ella esté enamorada de Liangzi) por lo que se produce la ruptura de relaciones entre los dos amigos. Liangzi representa al proletario sin derechos y Jinsheng al nuevo capitalista chino. La segunda parte corresponde al año 2014. Aquí se narran las consecuencias de las acciones tomadas en la primera parte: el rencuentro entre Tao y Liangzi. Un regreso amargo, desolador, que evidencia los restos de una relación sentimental que nunca tuvo lugar. Liangzi enfermo, casi rendido, mantiene a su familia a duras penas. Tao, frustrada de su matrimonio, divorciada de su marido, tiene un hijo, Dollar (Zijian Dong), al que apenas ve, aunque éste le visita durante los funerales de su padre (el abuelo de Dollar). La tercera parte se desarrolla en Melbourne, en el año 2025. El protagonista aquí es Dollar, un joven que ha perdido el apego por su país, que no habla chino, que está enfrentado a su padre y que decide retornar a China para volver a ver a su madre.

Aunque la construcción narrativa de ‘Más allá de las montañas’ se sustenta principalmente en la ficción (una narración modulada en una estructura de guión fundamentada en la causa-efecto), Zhang-ke sigue mostrando un fuerte interés por la imagen real, la imagen documental, trasladando de manera directa sus impresiones urbanas y provinciales de su China natal (en concreto, la provincia de Fenyang). Existe un contraste, en la construcción narrativa, que evalúa las causas (analiza el pasado), las consecuencias actuales y las proyecciones futuras del avance capitalista en la sociedad civil y esa mirada neutra hacia las extensiones mineras, los espacios rurales, o la filmación sencilla del relato de la vida ordinaria (las fiestas populares o los rostros tranquilos de las gentes humildes). Resultando de este contraste que lo ficcional (lo narrativo) acaba siendo falso. Incluso como consecuencia de la narración fílmica se pone en evidencia que algunos personajes tienen una vida de apariencia cuando ésta se halla dedicada de pleno al dinero.

La difícil relación entre Tao y su hijo Dollar.

La difícil relación entre Tao y su hijo Dollar.

Este sufrimiento de Liangzi, junto con las imágenes de los espacios anegados de las presas, de la geografía minera donde trabaja (en la primera y segunda parte del film), se compara con la infelicidad de la vida de fachada de su amigo capitalista, Jinsheng, especialmente ejemplificado en su inconformista hijo Dollar durante su estancia en Melbourne. Jia Zhang-ke lo expone con una proyección de futuro sin rumbo definido, directamente expuesto al desamparo. Zhang-ke filma a sus personajes caminando, mostrando el paisaje desolado al fondo del encuadre (muchas veces desenfocado). Esta oposición entre el abatimiento de los personajes y la supremacía del paisaje tiene su momento álgido cuando un dron forestal se estrella ante la mirada de Tao. A pesar de ello, el director chino evita poner énfasis en la tristeza. Lo que se potencia es el acompasamiento del movimiento en los paisajes para remarcar ese pensamiento omitido y silencioso de los personajes.

Todo es presentado como una situación sin escapatoria. Desde el comienzo, la relación triangular entre Tao, Jinsheng y Liangzi tiene visos de no llegar a buen fin. Durante las conversaciones no se establece un ritmo en el montaje, no se utiliza el tradicional juego de plano-contraplano que de vitalidad a lo narrado. Los diálogos se filman sin apenas movimientos de cámara, dejando a los personajes aislados en el escenario (por ejemplo, en la humilde casa de Liangzi), o bien filmando a los personajes aislados en el plano y evidenciando, solo con el sonido, la presencia ausente de su interlocutor. A pesar de la amplitud de los paisajes hay una sensación continua de incomunicación y de encierro de los personajes (el mar de Melbourne transmite una sensación de prisión). El film acaba constatando la tragedia de las familias. Una felicidad deseada al comienzo (metáfora de la conciliación del capital y el trabajador al inicio de siglo) que se corrompe en la época actual al eliminar la ideología comunista con el avance económico y que termina degenerando en la debacle familiar y generacional que busca su rescate con el retorno al pasado.

GERARDO CREMER

El final de ‘Más allá de las montañas’, con la canción ‘Go West’ en versión de Pet Shop Boys.

El final de ‘Más allá de las montañas’, con la canción ‘Go West’ en versión de Pet Shop Boys.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: