Aldina Duarte: La mejor de 2015

Un gesto teatral de Aldina (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Un gesto teatral de Aldina (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Miércoles 1 de junio, Bilbao, 5º Ciclo ‘Noites de fado’, Sala BBK, 20 h, 18 €.

Aldina Duarte, la exesposa del cantante Camané, el número 1 del escalafón masculino del fado que cerrará el quinto ciclo bilbaíno el 15 de junio acompañado por la BOS (Orquesta Sinfónica de Bilbao) con las entradas ya agotadas, es una cantante tardía que arrancó en la profesión con 25 años. Experiodista profesional, Aldina mantiene una labor divulgativa del fado, mediante conferencias y talleres, y por eso nos extrañó su frío distanciamiento en la Sala BBK, pues sin apenas hablar (no conoce el castellano, pareció tímida…), ora sentada, ora en pie, enlazó a toda prisa 18 piezas en 73 minutos con dos bises. Arrancó luciéndose gorjeando con gorgoritos (los alardes vocales que allí llaman ‘rodriguinhos’), al poco se quedó con la garganta mate, casi de lija, y al final supimos que había perdido la voz porque se reveló afónica. «La próxima vez yo hablo menos», se lamentó en el primer bis. «¡Si no ha hablado nada!», manifestó a su marido la dama de nuestra izquierda // vera zurda.

Estampa clásica fadista (foto: Carlos García Azpiazu).

Estampa clásica fadista (foto: Carlos García Azpiazu).

‘Romances’ (Sony, 2015).

‘Romances’ (Sony, 2015).

Avalada por su quinto álbum, el doble ‘Romances’ (Sony, 2015), mejor disco de fado del año en Portugal y cuyo repertorio fue muy representado durante esa velada, Aldina Maria Miguel Duarte (Lisboa, 1967), morena madura que no dejó de mesarse la melena, ambiciosa deseó «quiero que esta noche sea inolvidable, para vosotros y para nosotros», e interpretó de modo dramático, reposado, a veces muy teatral en sus gestos y sus miradas: a sus dos escuderos de las guitarras española y portuguesa, y al infinito por encima de las butacas del respetable. Aldina sonó moderna en los fados, aunque apuró la saudade (la tristeza inherente en la inaugural ‘Flor do cardo’), al principio presumió con los rodriguinhos y se arrimó con clase al bolero (‘Antes de quê?,’ con tañidos perfectos de las dos guitarras –por cierto, no hubo ‘guitarradas’, o sea instrumentales-, el algo Manzanero ‘Deste-me tudo o que tinhas’, que era el cuarto tema y ya se le notó ronca), hizo fados prototípicos (‘De loucura em loucura’), cantó al desamor (‘Amor em Dó Maior’, con más rodriguinhos) y de seguido a la alegría del amor (‘Lugares-comuns’, un animado pasacalles), se arrimó a la canción melódica (‘A maçã de Adão / La manzana de Adán’) y no despreció el folk (‘Princesa prometida’, alegre y antes de los bises exigidos por el respetable que ovacionó a modo).

OSCAR CUBILLO

Saludos de Paulo Parreira (guitarra portuguesa), Aldina Duarte (voz) y Rogerio Ferreiro (guitarra española) (foto: Carlos García Azpiazu).

Saludos de Paulo Parreira (guitarra portuguesa), Aldina Duarte (voz) y Rogerio Ferreiro (guitarra española)
(foto: Carlos García Azpiazu).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: