Kepa Junkera & Sorginak: Dos ruedas de prensa

La mesa de sonido, la gente, los músicos, y el ventilado a la derecha (imagen de móvil: La Reina).

La mesa de sonido, la gente, los músicos, y el ventilador a la derecha (imagen de móvil: La Reina).

Miércoles 8 de junio, Bilbao, FNAC, 18.30 h, entrada libre.

El miércoles, a las 6.30 de la tarde, en una llena cafetería del FNAC con numerosos espectadores abanicándose porque el aire acondicionado lleva dos meses estropeado, el trikitilari Kepa Kunkera (Bilbao, 1965) presentó su nuevo disco, ‘Maletak’ (Folmusica), el segundo con las chicas de Sorginak (Brujas en euskera), en una especie de rueda de prensa ante gente de a pie, no de profesionales (la rueda de prensa genuina la contamos abajo). Ante un respetable transversal (muchos jóvenes, varios trikitilaris, entre ellos una chica argentina), con un agradecido ventilador colocado en una esquina y apuntando a los músicos, y escoltado por tres de las ocho brujillas pandereteras, Kepa condujo una desenfadada cita de 50 minutos en la que participaron varios colaboradores del disco (por ejemplo el dibujante Rober Garay; «son amigos y yo me aprovecho, no les puedo pagar todo lo que se merecen», dijo el capo), se hicieron preguntas…

Foto con dedo y micros en la cara de nuestro benjamín, sólo seis años y tres días (imagen de móvil: Ray).

Foto con dedo de nuestro benjamín, de sólo seis años y tres días (imagen de móvil: Ray).

y dio tiempo a tocar cinco temas, un tímido y breve fandango de una de las adolescentes (María Lasa) y cuatro cortes del CD: ‘Drakian’, telúrico, global y con onomatopeyas inventadas y repetidas en espiral; los más animosos ‘Marea Zumaian’ (al final del encuentro se puso el vídeo oficial, que es este) y el también onomatopéyico y algo oskorriano ‘Txipiritona’ («alegre, divertido, jugando con la base de las percusiones», explicó el trikitilari; ay, La Reina toda emocionada porque añoraba las fiestas de los pueblos…), y ‘Maletak’, un tour de force alrededor de la jota española con pasajes en castellano, gallego… Ah, Kepa animó a comprar el disco, que se vendía a 16,99 €, casi a un euro cada canción.

OSCAR CUBILLO

La rueda de prensa oficial en el Museo Arqueológico, Etnográfico e Histórico Vasco (imagen de móvil: O.C.E.).

La rueda de prensa oficial en el Museo Arqueológico, Etnográfico e Histórico Vasco (imagen de móvil: O.C.E.).

KEPA JUNKERA:

«La madurez que te acomoda no me interesa»

El trikitilari universal presentó su nuevo disco en el Museo Arqueológico Vasco

Los jueves son el día de puertas abiertas, con entrada libre, en el Museo Arqueológico, Etnográfico e Histórico Vasco de Bilbao, sito en la plaza Unamuno del casco viejo. Pues el jueves 2 de junio, los visitantes se encontraron en su claustro con una presencia excepcional, la del trikitilari Kepa Junkera, que presentaba su nuevo disco, ‘Maletak’ (Folmúsica), ante la prensa interesada: había siete micrófonos de radio y televisión preparados sobre la mesa, y más de diez fotógrafos, una cifra inusual por grande. Junkera flanqueado por sus Sorgiñak, sus jovencísimas pandereteras vestidas de blanco, arrancó diciendo que «me hace ilusión estar aquí, en uno de mis lugares favoritos del Casco Viejo», donde reside, aunque también tiene otra casa en Busturia, en Urdaibai, que es donde ha grabado el disco, el segundo con las Sorgiñak. Se titula ‘Maletak’ «pero no por las de ropa, por las normales de viajes, sino por las de los instrumentos. Desde que empecé a tocar, cada vez que conseguía un trikitixa vieja me gustaba guardar también sus fundas».

‘Maletak’ (Fomusica, 2016).

‘Maletak’ (Fomusica, 2016).

Varias de esas maletas formaban un arco artístico en el claustro del museo vasco. Además, aparecen en la portada del CD acompañando a los cuerpos de Kepa y varias de sus Brujillas, pues sus testas son fotografías de animales tomadas por el fotógrafo Igotz Ziarreta, logrando «un juego surrealista». Kepa se quedó la cabeza del león, claro. «Me gustaba. Tiene una cara como simpática», ironizó ante la pregunta de un plumilla… que no era del Athletic.

Además, el trikitilari agradeció la colaboración de todos los músicos del disco, en primer lugar la de los vascos, como Ibon Koteron, «el gran maestro de la alboka actual», y Oreka TX, que aportaron sus txalapartas de piedra, de bambú, etc., y en segundo lugar los ‘peninsulares’, músicos que han aportado arpas de boca, violines, saxos, guitarra flamenca (José Luis Montón), armónica («Antonio Serrano, 10 años con Paco de Lucía»)… Kepa también se acordó de los letristas (Jon Maia, Andoni Egaña…) y subrayó que el grupo nuclear siguen siendo las voces y los panderos de ellas, y las trikis de Kepa. Ahora son ocho chicas (antes eran siete mozas), aunque dos faltaron a la rueda de prensa por preparar la Selectividad.

Kepa comparó su album maletero con el anterior, también grabado con Sorginak, el discolibro ‘Trikitixaren historia txiki bat’ (Una pequeña historia de la trikitixa; Folmusica, 14), y explicó: «Hay dos vías en ‘Maletak’. Una experimental, con armonías más complicadas, con riesgos y con varias trikitixas grabadas a la vez, dobladas. Y otra más alegre, más fresca, que me divierte». O sea la tradición bailable y la experimentación étnica.

Junkera se jactó especialmente del último corte, titulado ‘Maletak’: «A ver si podéis oír el tema 17, el último. Igual ponéis el disco y os cansáis a la tercera –ironizó sin que le faltara razón-. Participan más de cien personas de toda la península. Xabi Solano, Jon Elustondo, Beloki, Eliseo Parra… La letra es de Andoni Egaña y también se canta en gallego, castellano, catalán… Se oye una seguiriya, incluso». Y se afirmó: «Es un disco muy generoso. Alguien decía que podían haber sido dos discos».

En la rueda de prensa oficial también actuaron Kepa y sus Sorginak, sin micros (imagen de móvil: O.C.E.).

En la rueda de prensa oficial también actuaron Kepa y sus Sorginak, sin micros (imagen de móvil: O.C.E.).

Las chicas, las Sorginak, reconocieron que han aprendido en este año y pico con Kepa, que el disco anterior era «más simple, cantábamos al unísono, y ahora hay diversas voces, arreglos…». Junkera subrayó que el suyo es un formato «versátil, como los de todos los músicos artesanales minoritarios. Podemos tocar sin micro, podemos estar seis, ocho, o dos en un concierto… A las chicas les he enseñado a matizar, a ordenar».

Y un periodista, Andrés Portero, del diario Deia, le comentó que en los últimos discos parece menos ‘pirotécnico’ y le preguntó si ha madurado en su toque. Y Kepa Junkera reflexionó: «Siempre he hecho lo que he podido, lo que he sentido. ¿Más maduro? No sé, hay momentos que sí, y momentos en que soy más infantil. Hay que estar abierto a todas las sensaciones. La madurez que te acomoda no me interesa. Sí la que te da la experiencia».

OSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: