Scorpions: Un montaje colosal

En ‘The Zoo’, los Scorpions en dos niveles, con Klaus regalando baquetas y Matthias al ‘talk box’ (foto: Mr. Duck).

En ‘The Zoo’, los Scorpions en dos niveles, con Klaus regalando baquetas y Matthias al ‘talk box’ (foto: Mr. Duck).

Jueves 30 junio de 2016, Bilbao, Bilbao Arena-Miribilla, 21.30 h, entradas de grada a 63 €, de pista a 67,30 €.

Antes de entrar en el Bilbao Arena-Miribilla, se notaba que el concierto del jueves de los metaleros Scorpions, en la gira de su 50 aniversario, que arrancó el 1 de mayo en China (corramos un tupido velo sobre el gancho de que hace tres años encararon su tour del adiós y muchos nos lo tragamos), era de proporciones colosales: riadas de gente arribando cuando aún sonaban los teloneros Sabaton (que debieron salir a las 20.15 h), vallas de seguridad instaladas en laberinto para controlar el acceso, registros (al empático Pato le impidieron meter la cámara, je, je…; se acercó adonde los fotógrafos acreditados, esperó unos minutos y entró al foso, qué suertudo), mucha policía cortando el tráfico, numerosos técnicos de los cabezas de cartel (alguno vestía camiseta negra que ponía: Scorpions – Hannover, donde se gestaron en 1965) y hasta doce camiones y ‘sleeper bus’ (autobuses con literas para dormir en carretera en tránsito a la siguiente ciudad: hoy sábado los Escorpiones actuarán en la Plaza de Toros ‘Los Califas’ de Córdoba ).

En el instrumental ‘Coast To Coast’, con la ciclópea Gibson Flying V en pantalla (imagen de móvil: O.C.E.).

En el instrumental ‘Coast To Coast’, con la ciclópea Gibson Flying V en pantalla (imagen de móvil: O.C.E.).

Parafernalia adecuada y lógica ante el espectáculo que ofrecieron en el interior, en un pabellón de Miribilla que era un horno calentado por 6.500 personas (lleno técnico). Ahí más del 90 % estaba liquidado y las entradas de pista, más caras, se agotaron con antelación. Se veían muchas mujeres, muchas camisetas idiosincrásicas del rollo metalero y no pocos jóvenes, pues a los Scorpions les ha dado por alegar que a la postre no han arrojado la toalla porque las nuevas generaciones les han insuflado energías extras. La energía que irradiaron en Bilbao multiplicó a la cortocircuitada que emitieron bajo la lluvia en el Azkena Rock Festival vitoriano de hace dos años (así lo contamos). Las pantallas fueron lo mejor del bolo alavés (ante 14.000 espectadores según la cifra oficial), pero el jueves en Bilbao se salieron de la tabla: había cuatro pantallas LED que transmitían el bolo en directo dirigidas por cuatro camarógrafos, más las cámaras fijas de la batería. Eran unas LEDs definidísimas en las que ellos aparecían en cuerpos agigantados (abundantes planos cortos a pesar de la avanzada edad de estos tíos vestidos como jóvenes malotes) y que utilizaban diversos fondos: una ikurriña gigantesca, una imaginaria muralla de amplificadores, una ciclópea guitarra Gibson Flying V en el instrumental ‘Coast To Coast’ (en esta el cantante Klaus agarró una tercera guitarra), falsas explosiones pirotécnicas en el tema inaugural ‘Going Out With A Bang’ (de su último álbum, el 18º, ‘Return To Forever’, Sony, 2015) o la colección de las portadas de sus discos reflejadas durante el impresionante solo de batería.

La macroikurriña en la macropantalla en la segunda pieza, ‘Make It Real’ (imagen de móvil: O.C.E.).

La macroikurriña en la megapantalla en la segunda pieza, ‘Make It Real’ (imagen de móvil: O.C.E.).

¿Un solo de batería impresionante?, se preguntarán con razón nuestros lectores. ¡Sí! Se puso a baquetear el conan exhibicionista que es el yanqui de 53 años James Kottak (TRES LECTORES ME CORRIJEN Y ACTUALIZAN LA ALINEACIÓN: desde hace pocos meses el batería es el sueco de 52 años Mikkey Dee, ex Motörhead) y una plataforma se elevó sobre el escenario con varios focos trazando haces móviles asemejando la maniobra a un ovni despegando. Tan espectacular e inusual fue el truco que uno de los camarógrafos lo inmortalizó con su móvil.

Al final del solo de batería, con James Kottak en la plataforma y las portadas en las LEDs (foto: Mr. Duck).

Al final del solo de batería, con Mikkey Dee en la plataforma y las portadas en las LEDs (foto: Mr. Duck).

Contando el solo de batería, agrupando el popurrí metalero y disgregando las tres piezas acústicas que encadenaron (con el baterista tocando un cajón, je, je), en total sonaron 19 piezas en 101 minutos. El macroconcierto se abrió de repente: cayó un inmenso telón y ellos ya estaban sobre el escenario, dispuesto en dos pisos, arriba el baterista sueco y abajo cuatro centroeuropeos: los tres teutones más el bajista polaco de 49 años Paweł Mąciwoda. Arrancaron rocanroleros y cañeros con la mentada ‘Going Out With A Bang’ (este es el clip) y con la canción de la ikurriña en la macropantalla,Make It Real’, que fue cuando el guitarrista rubio Rudolf Schenker, el fundador de 66 años, se asomó al borde del escenario que se adentraba como un rompehielos en el aforo de pista. Antes de la tercera pieza, el cantante, Klaus Meine, de 68 años, al micro desde 1970, saludó en castellano: «Buenas noches. Aúpa, Bilbao». Y añadió en inglés: «Es estupendo estar de nuevo en España». Y, hala, en esta tercera, ‘The Zoo’, ya aprovecharon en pleno el tablado con sus dos niveles: Klaus arrojando baquetas de batería de regalo al respetable, los hachas balanceándose como Status Quo, o el guitarra moreno, Matthias Jabs, de 60 años y en la banda desde 1979, filtrando su voz con el tubo ‘talk box’.

Klaus Kleine cantó mejor y se movió más que en 2014 en el Azkena Rock Festival (foto: Mr. Duck).

Klaus Kleine cantó mejor y se movió más que en 2014 en el Azkena Rock Festival (foto: Mr. Duck).

Se puede decir que mostraron casi todas sus cartas desde el inicio. Ya solo quedaba recordar títulos clásicos o descubrir nuevos como el rock reciente ‘We Built This House’, con la letra plasmada en pantalla, en plan karaoke. Los Scorpions se refrenaron en la coreada triada acústica, que llegó tan folkie o más que Jethro Tull: ‘Always Somewhere’, con la gente usando sus móviles como si fueran mecheros, la pastelera ‘Eye Of The Storm’, y la aún más pastelera y medieval ‘Send Me an Angel’. Klaus, que cantó muy bien y que se movía con lentitud pero no como en el Azkena 2014, que parecía Chiquito de La Calzada, alargó el marasmo silbando en la anticomunista ‘Wind of Change’, con las pantallas mostrando nubes por arriba y El Muro con pintadas por abajo, y con el respetable en comunión como en una misa hippie más el símbolo de la paz rematando.

Al final de ‘Wind Of Change’, con los símbolos de la paz (foto: Mr. Duck).

Al final de ‘Wind Of Change’, con los símbolos de la paz (foto: Mr. Duck).

El tercio final fue tope cañero: el novedoso ‘Rock N Roll Band’ con el público de Bilbao reflejado en las pantallas, el heavy metal disparado ‘Dynamite’ (con más explosiones en pantalla), el citado solo de batería, el guapo y abigarrado ‘Black Out’, los estribillos de ‘No One Like You’ («no hay nadie como tú, España», dijo en inglés Klaus al acabarla) o las imágenes urbanas de ‘Big City Nights’, cuando Klaus Meine cogió una bandera española que ondeaba en las primeras filas (y qué jaleó se montó, quizá de alegría, je, je…). Para el bis quedaban dos grandes éxitos: un ‘Still Loving You’ también de poso medieval, con los coros de la masa, fondos rojos y esta vez con el cantante Klaus Meine envuelto en una ikurriña, y un buen ‘Rock You Like A Hurricane’, con los coros fogosos. Muy buen bolo de montaje colosal, con imágenes inolvidables y un sonido que no rebotó en el pabellón baloncestista de Miribilla.

OSCAR CUBILLO

Los cinco escorpiones saludando al acabar el bolo, con la peña guitando oé-oé-oé (foto: Mr. Duck).

Los cinco Escorpiones saludando al acabar el bolo, con la peña guitando oé-oé-oé (foto: Mr. Duck).

 

 

Comments
2 Responses to “Scorpions: Un montaje colosal”
  1. Iker dice:

    James Kottak no está con ellos desde hace una temporada debido a su alcoholismo. El de las fotos es Mikkey Dee, ex-batería de King Diamond, Dokken y Motorhead. Un espectáculo en directo, siempre moviendo las greñas. Su solo es mítico, a pesar de que lleve décadas haciendo el mismo, al igual que Tommy Aldridge. Pero funciona:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: