Bertín Osborne y Arévalo: Spanish show

Vaya par de mellizos, aquí hablando de ‘Jon Vaine’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Vaya par de mellizos, aquí hablando de ‘Jon Vaine’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Viernes 20 de agosto de 2016, Bilbao, Palacio Euskalduna, 20 h, 29 €.

En septiembre cumplirán seis años compartiendo escenarios los ‘mellizos’ madrileños Bertín Osborne y Paco Arévalo, el primero de 61 años, 196 cm. de altura y 12 kilos perdidos en los últimos meses, y el segundo de 68 años, más chiquito, y redondo como una albóndiga. Estarán hasta el martes en la sala A1 del Euskalduna, aportando a la Semana Grande su show ‘Por humor al arte’, que el viernes, el día del estreno, llenó la mitad del aforo con, sobre todo, gente mayor que puede pagar 29 euros y que se rio bastante. Bertín, aunque es un caradura sociable, se mostró más inseguro que Arévalo, que atesora tales tablas que al instante cambia de registro sin trabarse. Aunque, como observó Susana: «Impresiona ver a Bertín de cerca, ¿eh? Este hombre es guapísimo. Es que en persona es una pasada. ¡Ponlo!», ordenó. BEV BERTIN & ARÉVALO CARTEL POR HUMOR AL ARTE

Los dos son viejos amigos y en escena hablan y cuentas historias asaz autobiográficas. Como confesó Bertín: «Todo es improvisado, sin ensayar, y siempre nos ha salido bien. Es hacer el ganso por hacer el ganso, que es divertido». Escoltados por un pianista que aportaba fondos y acompañaba en las canciones (unas cinco), usando un par de vídeos pobres pero efectivos sacados de YouTube, los mellizos dispares informaron que habían estado de gira «por el extranjero. Hemos actuado en Estados Unidos, México, Venezuela, Barcelona… ¡y por fin estamos en España!».

Fueron políticamente incorrectos («las hijas de Chávez son feas de cojones», soltó Arévalo, y se nos ocurrió que hay personajes como Torrente o Mojinos Eskozíos que cosechan un éxito brutal debido a que se rebelan contra la dictadura biempensante) y con las historietas escatológicas llegaron al surrealismo (el ojo de cristal). Apenas soltaron chistes políticos (incluso de progres), caricaturizaron a los compañeros de profesión («Cada vez que voy a Tele 5 tengo el culo pegado a la pared», contó Bertín), y su machismo se emitió de manera premeditadamente atávica.

Al final, cantando ‘El rey’ de José Alfredo, con el mellizo Arévalo con el sombrero mariachi (imagen de móvil: O.C.E.).

Al final, cantando ‘El rey’ de José Alfredo, con el mellizo Arévalo con el sombrero mariachi (imagen de móvil: O.C.E.).

A Arévalo, quien sostiene tal opúsculo, se le notaron influencias de Gila en la verborrea (y cuando lo de los móviles), del Ozores reflexivo y casi ternurista (el paso del tiempo) y algunos ramalazos de la fisicidad de Chiquito de La Calzada. Y a Bertín, más moderno si acaso, de Faemino en alguna exclamación y de los crooners por ejemplo al cantar ‘Buenas noches, señora’. Lástima que la media hora final se desinflara por el pueril número del Tenorio («esto no funciona» concluyó Bertín, que no es tonto) y al solicitar la interacción del público para corear ‘Palmero sube a la palma’. Y se despidieron con ‘El rey’ de José Alfredo Jiménez, colofón de un ‘Spanish show’ al que deberían retocar la tercera parte: podando lo del Tenorio y metiendo más chistes que rompen barreras educacionales y hacen carcajear hasta la lágrima.

OSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: