32º Getxo Folk / Entre Orillas: Un poco pesados

Una de las tres intervenciones de la bailaora (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

Una de las tres intervenciones de la bailaora (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

Jueves 1 septiembre de 2016, Romo / Getxo, Parking de la Estación, 19 h, entrada libre.

BEV 32 GETXO FOLK cartelContando a la bailaora, el octeto catalán Entre Orillas (este es su Facebook) tuvo el honor de abrir el 32º Festival Internacional de Folk de Getxo con su «mezcla de flamenco y folclore cubano, con las influencias de los últimos cinco siglos entre los dos sitios», como explicó la cantante principal, Cristina López, una suerte de Silvia Pérez Cruz con menos garra y más inseguridad. Con la voz de ella siempre muy alta, su set de 9 piezas en 70 minutos en el epílogo develó que la mejor vocalista del proyecto es la mulata, Yadira Ferrer, quien se marcó una rumba cubana a lo Celia Cruz que despertó a numerosos espectadores de la ruidosa y habladora carpa del Parking de la Estación, donde se hallan la barra y las mesas del bar de comidas internacionales, manejadas por la asociación de inmigrantes de la localidad.

El septeto musical, sin la bailaora (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

El septeto musical, sin la bailaora (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

El de Entre Orillas es un proyecto efectista y oportunista, aún verde y sin empastar (la chica chilla, las dos percusiones y el bajo eléctrico a menudo sobran…), con coartada mestiza desde el bautismo. Lo peor no fue el barullito soterrado que creaban los músicos en semicírculo, atentos entre ellos, sino lo mucho que dilataron los temas, perdiéndose la tensión. Quizá como había presupuesto para este concierto los catalanes sumaron a más miembros (oficialmente son cinco, no ocho), componentes extras que no se sabían la lección. Pero el caso es que ahí no templaba ni la bailaora, que fue la más ovacionada en sus tres intervenciones, y las canciones asumían ritmos como sin venir a cuento (desde el flamenco hasta las ondas andinas flautistas) y con intención flaca, blanca y blanda de gustar a todo el mundo (por ejemplo el penúltimo tema, a lo Marinah ex Ojos de Brujo, para la película ‘Antonio cumple 50’).

Más que mezcla hubo yuxtaposición de estilos (evidente en el tema que encadenó seguiriya con guaguancó, de lo mejor de la cita y con la mulata destapándose a la voz); su óptimo fue la adaptación más sencilla, en cuarteto sobre una mesa, ‘Panaderas’, un ritmo salmantino; y el bis se acercó a la verbena sin garra con ‘La negra Tomasa’. Acabó la cosa y saliendo de la carpa preguntó un hombre a su esposa: «¿No han sido un poco pesados?».

OSCAR CUBILLO

Saludos de los ocho actuantes, aunque oficialmente Entre Orillas son cinco (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

Saludos de los ocho actuantes, aunque oficialmente Entre Orillas son cinco (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: