Willie Nile: La primera fiesta del curso 16-17

Los mástiles de los neoyorquinos delante de la enardecida parroquia (foto: Carlos García Azpiazu).

Los mástiles de los neoyorquinos delante de la enardecida parroquia (foto: Carlos García Azpiazu).

Jueves 8 de septiembre de 2016, Bilbao, Kafe Antzokia, 21.30 h, 15-18 €.

‘World War Willie’ (16).

‘World War Willie’ (16).

INTRO / Electrizante: Roquero americano y épico de raíz springsteeniana, Willie Nile (Robert Anthony Noonan, Buffalo, Nueva York, 1948) regresa a España para una gira de siete días. Esta vez no viaja con músicos nacionales (no solía fallar el asturiano Jorge Otero), sino que llega al frente de su cuarteto yanqui, formado por él a la voz, guitarra y piano, Johnny Pisano al bajo y los coros, Alex Alexander a la batería, y Mat Hogan a la guitarra y los coros.

El neoyorquino veterano (pero en forma), chiquito (pero matón) y con pelo frondoso disparado al cielo (cual tupé indómito) viene para estrenar su álbum ‘World War Willie’ (16), o sea Guerra Mundial Willie, que sucede a ‘If I Was A River’ (14) y donde repite su productor de los últimos tiempos: Stewart Lerman, ganador de dos Grammy y sonorizador de Elvis Costello, Neko Case, Patti Smith, Antony And The Johnsons, Marshall Crenshaw, Sufjan Stevens… ‘WWW’ es su undécimo disco oficial (según Wikipedia, décimo según la info de la gira), trae ecos del Boss y de Marah, de Dictators y Elliott Murphy, más blues, boogie, folk para Levon Helm y el ‘Sweet Jane’ de Lou Reed. Es comunitario, a menudo coral, y lo han calificado de ‘electrizante’. Es verdad. O. C.

Robert Anthony Noonan, nacido en Buffalo, Nueva York, en 1948 (foto: Carlos García Azpiazu).

Robert Anthony Noonan, nacido en Buffalo, Nueva York, en 1948 (foto: Carlos García Azpiazu).

bev-willie-nile-cartelAmbiente especial en el Kafe Antzokia el jueves en lo que puede ser considerado como el bolo de inicio del curso, el pistoletazo de la temporada. Y fue también la primera fiesta. El local estaba lleno (más de 300 personas sin apreturas) y había muchos burgueses viejunos que parecían salidos de ‘Resacón en Las Vegas’ con evidentes ganas de participar en el sarao, en el show del roquero neoyorquino Willie Nile: se apuntaban a todos sus coros onomatopéyicos, de repente sin venir a cuento y de puro contento empezaron a jalear oé-oé-oé, después uno de delante se lanzó en plancha a coger una púa que se le cayó al guitarra solista, en otra ocasión varios sujetos se hicieron selfies mientras éste punteaba, cuando algún músico bajó al patio de butacas los móviles echaron humo para inmortalizarlo, los escuderos de Nile bromeaban con algunos espectadores que les habían caído en gracia en las filas delanteras… Ya ven qué ambientazo ante tal parroquia mixta y transversal en edades, quehaceres, aficiones y estéticas, se me ocurre.

Después del boogie ‘Hell Yeah’ la peña se puso a corear oé-oé-oé, lo que ilusionó al guitarrista solista, Matt Hogan, que lo filmó con su móvil (foto: Carlos García Azpiazu).

Después del boogie ‘Hell Yeah’ la peña se puso a corear oé-oé-oé,
lo que ilusionó al guitarrista solista, Matt Hogan, que lo filmó con su móvil (foto: Carlos García Azpiazu).

Willie Nile, roquero yanqui de estatura limitada que alarga mediante su pelambrera disparada al cielo, tiene 68 años pero energía para regalar. Energía no impostada ni forzada ni antinatural, sino apasionada como la de su amigo e influencia Bruce Springsteen. Esta vez Nile arribó presentando su album ‘World War Willie’, y lo hizo con su banda americana, con la que lo ha grabado: tres joveznos un tanto toscos y muy ilusionados todos ante la respuesta del respetable. Aparte, nosotros delante del tablado y arriba en el anfiteatro no oímos nada bien, aunque espectadores de otras posiciones nos contaron que sí siguieron el concierto con claridad, incluso distinguiendo la guitarra solista. Fue un bolo cañero, creciente y sin piano, con lo cual nos perdimos ciertos toques de épica que fueron servidas de otras maneras en los 17 temas interpretados en 104 minutos, o sea la hora y tres cuartos que comunicaron los oficiantes a los organizadores (y por un pelo perdí el metro).

Willie Nile subió la escalera hasta el anfiteatro durante el ‘Sweet Jane’ de Lou Reed (foto: Carlos García Azpiazu).

Willie Nile subió la escalera hasta el anfiteatro durante el ‘Sweet Jane’ de Lou Reed (foto: Carlos García Azpiazu).

Los cuatro neoyorquinos arrancaron voluntariosos en su afán y verosímiles en su propuesta, con gran rock americano coral (‘Forever Wild’, entre Marah y los Dictators), embates ramonianos (‘Grandpa Rocks’, traducible por el abuelo roquea) y coros devocionales (‘Let’s All Come Togheter’, a lo Springsteen festivo y comunitario). A partir del octavo tema empezaron a volar, con boogie irónico (‘Hell Yeah’), rock algo AOR con punteos estirados (‘Love Is A Train’), o más rock de Nueva York a lo Mink De Ville (‘Trouble Down In Diamond Town’, aunque el sonido seguía apelmazado, opaco para nosotros desde arriba).

El ovetense Jorge Astur fue el tercer guitarrista desde el tema 12 al 17, o sea el tercio final (foto: Carlos García Azpiazu).

El ovetense Jorge Astur fue el tercer guitarrista desde el tema 12 al 17, o sea el tercio final (foto: Carlos García Azpiazu).

De la undécima hasta el final se sumó a la tercera guitarra el ovetense Jorge Otero, y la presión se desató en quinteto, con más himnos springsteenianos (‘La casa de las mil guitarras’), versiones muy bien traídas y ejecutadas (‘Sweet Jane’ de su paisano Lou Reed unida al ‘Heroes’ del difunto David Bowie, y en el bis un ‘Hard Day’s Nights’ de los Beatles cuando eran buenos), y el culmen épico de rompe y rasga antes del bis (‘One Guitar’ y sus coros na-na-nás). Los yanquis y el astur se tiraron dos minutos saludando a los resacones que les ovacionaban, hicieron mutis, oé-oé-oé volvió a cantar el gentío feliz, y reaparecieron para la de los Beatles y el rock and roll lanzado final ‘Hear You Breathe’. Muy bien el bolo, ahora que lo escribo, pena que estuviéramos mal colocados y lo oyéramos en su peor faceta.

OSCAR CUBILLO

Alex Alexander (batería), Jorge Otero (guitarra), Mat Hogan (guitarra solista), Willie Nile (voz y guitarra) y Johnny Pisano (bajo) (foto: Carlos García Azpiazu).

Alex Alexander (batería), Jorge Otero (guitarra), Mat Hogan (guitarra solista), Willie Nile (voz y guitarra) y Johnny Pisano (bajo)
(foto: Carlos García Azpiazu).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: