CINE: ‘Café Society’: El amargo sabor del éxito

bev-cafe-society-0-cartel

 

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno: 26 de agosto de 2016

*

Director: Woody Allen

*

Calificación: 4 estrellas de 5

*

Tráiler de ‘Café Society’

 

***

Lo que se desea y lo que se alcanza

***

El narrador omnisciente, la voz en off que nos introduce en la historia para presentarnos a sus personajes, es la del propio Woody Allen: una voz que actúa desde el conocimiento, la sabiduría intelectual y la propia vital que conllevan sus ochenta años de existencia. Pero para reflexionar sobre la vida, Allen nos introduce en la década de los años 30, desplazándose a la costa oeste (a Hollywood, California) desde Nueva York para retornar nuevamente, en el segundo tramo del film, a su adorada ciudad de la costa este. Espacios de contrastes, como los ya descritos en la anterior ‘Blue Jasmine’ pero invertidos: California se presenta como el lugar donde los sueños pueden hacerse realidad, un mundo de riqueza y sofisticación donde lo que falta son las oportunidades, y Nueva York un espacio más realista, donde conviven diferentes clases sociales y religiones y donde el capital queda controlado por los gánster que acaban por corromper a todo el espectro político y a todos los poderes fácticos del entorno.

El narrador omnisciente y reflexivo de la voz en off, el propio Allen, dando instrucciones a los protagonistas enamorados.

El narrador omnisciente y reflexivo de la voz en off, el propio Allen, dando instrucciones a los protagonistas enamorados.

El narrador reflexivo de ‘Café Society’ expone con sencillez y humor, sin tensar el drama ni la violencia, dos frustraciones que nacen del mismo enfrentamiento de opuestos. Uno externo a los propios personajes, una descripción de esas dos ciudades distantes, la oposición entre las dos costas de los Estados Unidos, donde los desengaños y los fracasos siempre son enterrados entre los oropeles del esplendor y el lujo (las fiestas y las mansiones de los potentados de Hollywood y los locales nocturnos –música, alcohol y sexo- de Nueva York), y otro propio a los personajes principales, Bobby (Jesse Eisenberg) y Vonnie (Kristen Stewart), en el que sus decisiones sentimentales quedan afectadas por el trampantojo del entorno. Allen describe el mundo de las apariencias, de la ostentación, como una realidad virtual que no solo busca (en su mercadotecnia, en su venta exterior como imagen) ocultar la trivialidad humana y la vulgaridad que resume nuestro día a día, sino que ahonda en las contradicciones de todos los personajes que bien huyen de su simpleza para acariciar el sueño de la celebridad, del placer y el amor sin esfuerzo, o bien, al contrario, buscan huir de ese mundo de apariencias y suntuosidad, contrariados ante su infelicidad personal.

Por ello ‘Café Society’ fluctúa entre la narración descriptiva, flotante entre las costas extremas de USA, entre personajes secundarios (la familia de Bobby) alejados de las preocupaciones del protagonista, como medio para remarcar los opuestos y las contradicciones sociales de la América de los años 30, y la historia íntima de amor puro entre Vonnie y Bobby. Todo queda perfectamente interrelacionado a partir de la segunda parte de la narración, cuando ese mundo falso de fama y dinero se desvela como perverso, al constatar que la vida que uno ha soñado es realmente otra cosa. Primero está el dolor que surge al tener que decidir entre la pureza y la vida de “apariencias”, y después la constatación de que la felicidad no existe sin haber alcanzado la pureza. ‘Café Society’ pertenece al núcleo narrativo alleniano sustentado en Flaubert y ‘La educación sentimental’ (ver la reseña en este blog de ‘Blue Jasmine’) donde se describe al hombre que busca fugarse de su realidad social y de su entorno cultural para arroparse en un mundo de apariencias de más alto nivel, hecho que le conllevará a decidir entre lo falso y lo puro (véase también ‘Manhattan’).

La piscina de las fiesta de los cineastas de Hollywood.

La piscina de la fiesta de los cineastas de Hollywood.

***

El movimiento circundante y el primer plano.

***

Bobby llega a Hollywood, desde Nueva York, para encontrar un trabajo y activar sus sueños de éxito y fama. Su plan pasa por pedir trabajo a su tío, Phil Stern (Steve Carell), un productor de alto nivel que disfruta hasta el entusiasmo trabajando con los más importantes actores del momento (Ginger Rogers, Joel McCrea). Allí, en California, Bobby conoce a la secretaria de su tío, Vonnie, con quien inicia una historia de amor. Pronto sabrá que Vonnie se debate entre el amor hacia él y su amante, Phil Stern, o mejor explicado, entre el amor y la fama. La película de Allen se inicia con el contraste de opuestos: un ostentoso plano en movimiento presenta una fiesta en la piscina de la mansión de Phil, con un color azulado y una cámara deslizándose suavemente entre los invitados hasta terminar encuadrando a Phil Stern, para pasar, mediante una conversación telefónica, al oscuro y reducido apartamento de su hermana Rose (Jeannie Berlin) y Marty Dorfman (Ken Stott), los padres de Bobby, en Nueva York. El éxito de Bobby en California es puesto en duda, con cierto sarcasmo, por la familia Dorfman, en especial por el hermano de Bobby, Ben (Corey Stoll), líder de una banda de gánsteres. En la película también se narran algunos otros conflictos, como el de la hermana de Bobby y su marido intelectual y sus problemas con su vecino.

Entre las dudas de Vonnie, que demuestra con palabras ser diferente a las demás mujeres pero con sus actos no poder romper con Phil, el comportamiento taciturno de Bobby que vive en un sueño romántico su relación con Vonnie, ensimismado e incapaz de reconocer la agria realidad que le rodea y la tristeza que ahonda a Phil, que debe enfrentarse al divorcio, dejando a una esposa que le ha sido fiel y le ha hecho feliz durante veinticinco años tras un arrebato infantil amoroso, la primera parte californiana de ‘Café Society’ funciona en el ámbito de la comedia romántica, sin sobresaltos, debatiéndose entre los delicados movimientos de cámara, los movimientos circundantes, el monocromatismo de colores atemperados (ocres claros, azules apagados) del romano ganador de tres Oscar Vittorio Storaro, para describir el alto standing que proporciona el éxito y el dinero (sorprende el trabajo del diseño de producción del habitual de Allen, Santo Loquasto) y los primeros planos que describen la intimidad entre Bobby y Vonnie y Vonnie y Phil.

La familia de la dura costa este, la de Nueva York.

La familia de la dura costa este, la de Nueva York.

La segunda parte de ‘Café Society’ parte desde una elipsis. Si la parte californiana era poco estable y parecía escaparse como agua de las manos del espectador, la segunda parte del film da protagonismo a las historias secundarias de la familia Dorfman de la costa este de los Estados Unidos. La vida en Nueva York es mucho más precisa, la realidad mucho más directa. A diferencia de Hollywood, el éxito y el lujo salen a relucir de los sótanos de la ciudad, en los locales nocturnos donde se mueve el jazz y la prostitución y los cadáveres asesinados por la mafia se entierran bajo cemento. Bobby pasa de vivir en un mundo de ilusión falsificado, de esplendor continuado expuesto al público y donde las desgracias individuales quedan silenciadas hasta la renuncia, a un mundo de notoriedad, apoyado en la corrupción de su hermano Ben, al dirigir un local de éxito de música y bebidas y ser un personaje popular entre la jet-set neoyorquina.

La clave de la calidad del último film de Allen se encuentra en el contraste entre estos dos universos, descritos uno y otro tanto por las diferencias en su ritmo narrativo, por el tono de comedia empleado, más personal y romántico en la primera y más segmentado y alleniano en la segunda, y por el uso del color y la movilidad de una cámara, al describir el lujo, que no parece manejada por Allen sino por el propio Storaro. La primera parte del film se mueve en el terreno de la ensoñación y la segunda en el de la segmentación. Hay una última parte, a modo de epílogo, que retoma el encuentro entre Bobby y Vonnie en Nueva York. Y aquí entra en juego la nostalgia y la reflexión. La voz en off de Allen al comienzo de la película tiene entonces sus resonancias en esta última parte del film.

El cuidado diseño de producción de Santo Loquasto, habitual colaborador de Allen.

El cuidado diseño de producción de Santo Loquasto, habitual colaborador de Allen.

 

Dos hermosos planos sirven de coda a la película:

1º.- Un encuentro de los enamorados en Central Park, un cuidado plano cargado de belleza, plano medio marcado por la diagonalidad: un plano que recuerda, en su composición e intenciones, al del puente de Brooklyn de ‘Manhattan’ (1979). En este plano de rencuentro, Allen toma algo más de distancia hacia los personajes, alejándose de los primeros planos que presiden los encuentros en la parte californiana del film.

 

2º.- Los planos finales de la fiesta de nochevieja, festejando el nuevo año. Allen impone un movimiento circundante alrededor de Bobby en Nueva York y que repite, en paralelo y simultáneamente (mediante sobreexposición de imágenes), con Vonnie en California. El movimiento aleja definitivamente al personaje de sus sueños, objetiviza su mirada y la traslada al ámbito de la reflexión. En esta ocasión el plano abraza el logro alcanzado por Woody Allen en ‘Hanna y sus hermanas’ (1986).

GERARDO CREMER

Comments
2 Responses to “CINE: ‘Café Society’: El amargo sabor del éxito”
  1. oscar cine dice:

    Es curioso,porque a ratos me parece q a la pelicula le falta un punto,no llega,pero cuando termina,la combinacion de nostalgia,humor y poso amargo me parece irresistible.supongo q a eso se le llama ser un maestro.

  2. Gerardo Cremer dice:

    en pocas palabras lo que yo quería expresar. Gracias por la síntesis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: