Jackson Browne & Raúl Rodríguez: Bajando voy, bajando vamos…

Jackson a la guitarra y Raúl al tres, amigos hace muchos años (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Jackson a la guitarra y Raúl al tres, amigos hace muchos años (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Domingo 18 de septiembre de 2016, Bilbao, Sala BBK, 20 h, 24 €, entradas agotadas.

La Sala BBK había agotado las entradas con antelación para ver la actuación del célebre cantautor progre Jackson Browne (Heidelberg, Alemania, 1948; ya actuó en el mismo local en junio de 2015, y así lo contamos) respaldado por la banda del hijo de Martirio, el antropólogo y divulgador del tres flamenco Raúl Rodríguez (Quiñones de segundo apellido, Sevilla, 1974; quien vocalmente se mostró mejor que en el Getxo Folk de 2015, así lo contamos). Son amigos desde hace tiempo y han cumplido una gira española de seis conciertos en nueve días: Boimorto (La Coruña) – Madrid – Sevilla – Barcelona – Bilbao – Oviedo.

Cercano al público, Jackson Browne se esforzó por hablar en castellano (foto: Carlos García Azpiazu).

Cercano al público, Jackson Browne se esforzó por hablar en castellano (foto: Carlos García Azpiazu).

En la penúltima cita, la bilbaína, en 124 minutos decrecientes sonaron 14 piezas (sumen tres intros instrumentales y una coda con el ‘Volando voy’ si desean) y abrió plaza el sevillano en quinteto moruno, andalusí, folkie, hippie, flamenco y lisérgico, cantando mejor que en el mentado Getxo Folk 2015, haciéndonos reír en un monólogo sobre las cuatro estaciones del amor, destilando Raúl Rodríguez Quiñones la fusión de Kiko Veneno, Raimundo Amador, Juan Perro y demás, y estrenando piezas de su próximo disco, el segundo, que se titulará ‘La raíz eléctrica’, caso de ‘La lengua corta’ y ‘Canción del corazón’, ésta peor entonada.

Raúl Rodríguez Quiñones mantuvo un nivel muy alto y seguro en el envite (foto: Carlos García Azpiazu).

Raúl Rodríguez Quiñones mantuvo un nivel muy alto y seguro en el envite (foto: Carlos García Azpiazu).

Al de tres cuartos de hora, a mitad del funk eléctrico, del afrobeat ‘Let The Rhythm Lead’, gestado en Haití, se sumó el flequilludo Browne y con su carisma a partir de entonces se convirtió en el centro de la escena (parecido a lo que hicieron este otro día de la gira). Respaldado por la banda española, en sexteto, el cercano Browne (dijo en castellano en su primera intervención: «lo siento porque no hablo euskera, nada, bueno, ‘gabon’», o sea el buenas noches con que nos saludó), sentimental y cómplice, comenzó evocador, americano y crepuscular, firme y sentimental (‘These Days’ con guitarra flamenca), antibelicista (mejor ‘Lives In The Balance’, algo Fleetwood Mac, que la antinuclear ‘The Crow On The Cradle’, original de Sydney Carter, y que le salió fronteriza a lo Ry Cooder), pero se atascó en composiciones pictóricas y lentas hasta el estatismo: ‘Sergio Leone’, un homenaje al cineasta italiano con el aura crepuscular de los Walkabouts; la oda a la forma del cuerpo femenino ‘Live Nude Cabaret’, demasiado lírica ella; o la morosa ‘Too Many Angels’, un rock americano que debería gustar a Elliott Murphy.

‘For Everyman’, la tercera que cantó Browne, con mucha percusión y palmas quizá sobrantes de bajista y guitarrista (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

‘For Everyman’, la tercera que cantó Browne,
con mucha percusión y palmas quizá sobrantes de bajista y guitarrista (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Nos despertamos en el epílogo, con la que dijo es su canción favorita avisando de que no la escribió él, sino Leonard Cohen (‘A Thousand Kisses Deep’, otra pictórica), el atisbo de blues bilingüe (‘La próxima voz que oigas será tu voz / The Next Voice You Hear’), y el bis latino uniendo su canción dedicada al músico cubano que vive en Los Ángeles Luis Conte, un percusionista (se trataba de ‘Niño’, en cuya introducción Jackson se refirió a la versión en euskera de Jabier Muguruza, al que también calificó de amigo), y el ‘Volando Voy’ de Veneno, cuando Raúl presentó a la banda según seguía sonando la canción. Pena que se dejaran en el tintero ‘Tú tranquilo / Take It Easy’, famosa por los Eagles y escrita por Jackson y Glenn Frey, que sí tocaron el jueves 15 en Sevilla, en la tercera de las seis citas, con el propio Kiko Veneno (aquí está la prueba, el indicio).

A modo de conclusión digamos que a Jackson Browne le envaró su propia solemnidad, que actuó bien empastado en la banda española, que cantó más canciones de las que avanzó la promoción hace meses, y que Raúl Rodríguez se mantuvo a muy alto nivel, sin arredrarse, quizá por jugar en casa.

OSCAR CUBILLO

Saludos de la banda satisfecha ante el respetable puesto en pie (foto: Carlos García Azpiazu).

Saludos de la banda satisfecha ante el respetable puesto en pie (foto: Carlos García Azpiazu).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: