Los Vinagres: Tres canarios tunantes (+ entrevista)

Los Vinagres contentos por conocer a los Rolling Stones en el Satélite T (foto: Facebook).

Los Vinagres contentos por conocer a los Rolling Stones en el Satélite T (foto: Facebook).

Domingo 25 de septiembre de 2016, Deusto / Bilbao, Satélite T, 19 h,

entrada donando un kilo de comida no perecedera.

0-fichita-rock-vasco-2-sin-textoVerbena con causa: En la tarde del domingo electoral vasco Los Vinagres canarios cerraron el Solifest, ese ciclo de bolos solidarios en el que se conseguía el abono donando un kilo de comida no perecedera al Banco de Alimentos de Bizkaia. Por cierto, estos garajeros en la estela de Guadalupe Plata divulgaron su single lanzado en Sony ‘Me lo saqué de la chistorra’ (aquí va el link de YouTube), la cual no sirve como donativo alimentario, ¿eh?, pues caduca pronto.

Cada uno por su cuenta, los tres alegres vinagres se han mudado a Madrid. Les preguntamos si existe escena, circuito rocanrolero en Canarias, y lo ven así de bien: «Pues R&R hay, como en todas partes, y circuito también. Cada isla tiene su propio rollito porque hay mucha diferencia de población y tamaños entre unas y otras. Aunque existe la complicación añadida de que hay que coger un avión para desplazarse, con todo lo que eso conlleva. Pero bueno, al final hay muchísimas bandas y muchísima peña con ganitas de hacer cosas, que es lo que cuenta».

El caso es que en la capital les ha fichado la multinacional Sony. ¿Qué habrá visto en ellos? «Pues fue muy de peli americana todo. Hace un tiempito nos vieron tocar y les encantamos. A raíz de eso se produjo toda la historia de ficharnos. Nos vino completamente de sopetón y nos quedamos encantados como chernes». Quizá les han contratado porque Abel, Sergio y Rober gastan la pinta de Pereza, y no lo observamos como algo negativo, ¿eh? «Por supuesto que no es negativo. Pereza es un grupo que respetamos. Tuvieron que follar un montón y además Rubén Pozo es el padre de Sergio». El bajista, sí, es clavado.

Al hablar de influencias les pedimos que nos cuenten algunas al margen de Guadalupe Plata, y respondieron verosímiles desde el sofá en Madrid: «Pues tenemos un potaje de influencias bastante curioso. Sobre todo no tenemos ningún prejuicio a la hora de oír música. Tiramos mucho de música latina: Santana, Polo Montañez, las cumbias de Los Destellos o Los Mirlos. Oímos también grupos de toda la vida, como Led Zeppelin, Los Stones o The Beatles, rancheritas mexicanas, blues primitivo y, cuando salimos de fiesta por ahí, bailamos reggaeton. El resultado de todo eso es la música que hacemos. Nosotros lo llamamos Rock Volcánico».

Y sobre su bolo del Solifest nos avanzaron los insulares: «Va a ser una verbena tremenda por una buena causa. Vamos a darlo absolutamente todo, niño. Que la peñita deba ir al fisioterapeuta el lunes a colocarse los tobillos». OSCAR CUBILLO

Regla número 1 del fotógrafo: no sacar a los músicos con el micro en la cara (imagen de móvil: O.C.E.).

Regla número 1 del fotógrafo: no sacar a los músicos con el micro en la cara (imagen de móvil: O.C.E.).

Pues eso, que el domingo, en el Satélite T, con 40 minutos de retraso se celebró el último concierto del primer Solifest, ese festival caritativo en el que donando un kilo de comida no perecedera al Banco de Alimentos de Bizkaia se conseguía un abono para ver un puñado de bolos desde el jueves en distintas salas de Bilbao (por un kilo de arroz comen cinco, dijo el baterista, Rober, en el bolo). En el bar de moda deustoarra actuaron Los Vinagres, tres canarios con pinta ‘perezosa’ o de ‘mangui movie’ o de ‘perros callejeros’ (pelo rizado y barbitas, envidiable delgadez, ropa vaquera prieta…) que, como informaron en una introducción, el viernes anterior tocaron en Lanzarote, la víspera del sábado en Gran Canaria y el domingo, tras levantarse a las 4 de la madrugada, entre nosotros. «¡Parecemos Willy Fog!», se jactó el cantante y guitarrista, Abel.

El setlist no marcó el nº 13 (O.C.E.).

El setlist no marcó el nº 13 (O.C.E.).

Los Vinagres, unos cachondos (delirante ‘Alfa tango’) que tocan tan bien mientras se agitan bailongos que han fichado por Sony, dieron un show de 15 ‘temitas’ en 49 minutos, sin bis. Chillando a modo y aportando coros al final casi de cada frase, a su garaje desgañitado en plan Black Lips cañís se le notaron influencias dispares, desde Los Saicos peruanos (‘José Velez’), MC5 (‘Aguardiente’) y el boogie (‘Raquel’, «para las pibas que se van con los de las perras», avisó Abel, o ‘Me rompió el corazón’, «una canción de amor… y de lo otro») hasta el blues a lo Guadalupe Plata (‘Me duele el pecho al toque’), el ‘Flamenco’ de Los Brincos, la autodefinida ‘cumbia psicotrónica’ de ‘Carnal Pulpo’ (un ritmo como los Blazers de peyote, un punteo como Santana, la batería saliéndose de la tabla…), la modernidad de unos Arctic Monkeys transplantados y desquiciados (‘Veneno o algo’, ‘Piñazo en la boca’) o hasta su canción aspirante al hit ‘Me enamoré de tu madre’ («y me jode por tu padre», dice la letra), todo mientras preguntaban cómo iba la verbenita y nos llamaban ‘bombitas’ o ‘señores’ con mucha gracia.

Muy buen bolo en un ambiente pulcro y sereno, de tarde electoral. Como recomendaron los tres canarios tunantes, búsquenles en Google, Twitter, Badoo, Vota mi cuerpo… O en YouTube, donde han subido muchos vídeos vacilones.

OSCAR CUBILLO

Abel, Rober y Sergio -el hijo de Rubén Pozo- aún en la primera canción, ‘José Vélez’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Abel, Rober y Sergio -el hijo de Rubén Pozo- aún en la primera canción, ‘José Vélez’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: