Ulf Wakenius: Tributo a Wes Montgomery (+ entrevista)

El Bilbaína Jazz Club, patrocinado por el ciclo cervecero 1906 Jazz, acogió en la Sala BBK este tributo al fluido e influyente guitarrista (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

El Bilbaína Jazz Club, patrocinado por el ciclo cervecero 1906 Jazz, canalizó este tributo al fluido e influyente guitarrista
(foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Jueves 13 de octubre de 2016, Bilbao, Ciclo Mes a Mes, Sala BBK, 20 h, 15 €.

El homenajeado (foto: Getty Images).

El homenajeado (foto: Getty Images).

Lleno el jueves en la Sala BBK, reconvertida en un oscuro garito con mesas, velas y birras para el ciclo ‘Mes a Mes’ del Bilbaína Jazz Club en el tributo al magistral guitarrista Wes Montgomery (1923-68). El cancionero lo reprodujo con fidelidad estilística un trío multinacional europeo liderado por el guitarrista sueco Ulf Wakenius (oscuramente vestido con gorra y sin glamour, como si hubiera perdido el equipaje en el aeropuerto –de los bolsillos traseros del pantalón le sobresalían unos papeles como resguardos de maletas-, y dotado de un humor rígido, tirante, de viajante de la película también sueca ‘Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia’) y completado por el baterista francés Tony Match (el tren de las 8 de París, le definió su jefe) y el organista italiano Leonardo Corradi (un romano de 24 años que, a pesar de la fiebre, robaba protagonismo con sus solos de sonido Hammond).

Diez números ejecutaron en 100 minutos (calculen la duración de cada uno) y se rompió la fórmula sólo en el prescindible y ombliguista lapso en solitario de Wakenius durante el popurrí brasileiro. Lo demás funcionó bien, fluido y preciso, incluso la licencia del ‘When The Saints Go Marchin’ In’, que arrancó burda y tópica pero se disparó mediante humeantes solos góspel de Corradi.

Se homenajeó al Montgomery magistral (la apertura con ‘Road Song’, con el baterista tocando como el actor Jason Statham subiendo de prisa unas escaleras y el organista subiendo y bajando el ambiente como en una montaña rusa, y luego el swing zíngaro con borboteos acid jazz ‘4 on 6’, ambos instros abriendo el show) y al Montgomery transversal (sincopado ‘Bésame mucho’ –Ulf no lo presentó porque dijo que lo reconoceríamos y la interpretó como el Ronnie Earl suave-, su hit comercial ‘Tequila’, ‘Sunny’ dedicado a Pat Martino –con base rítmica ruda y progresiva y con tramo postrero desviado hacia BB King-, la balada after hours ‘Angel’…). Además se colaron guiños fugaces a otros artistas (Cream, George Benson, Herbie Hancock…), el bis fue funky (‘Up And At It’, acid jazz a lo Lou Donaldson que gustaría a los mods) y la cima la aportó el duelo órgano-guitarra ‘Blue N Boogie’, de Dizzy Gillespie pero también versionado por Wes (desde la primera fila se oía como pegaba duro a las teclas Corradi; aquí va un YouTube en vivo de otro bolo para hacerse una idea).

OSCAR CUBILLO

En el centro de la imagen, Wakenius, ex de Oscar Peterson y Ray Brown (foto: Mikel Martínz de Trespuentes / Sala BBK).

En el centro de la imagen, Wakenius, ex de Oscar Peterson y Ray Brown (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

 ***

«¡Tocar la guitarra es el trabajo más divertido del mundo!»

***

De él tiene dicho John MacLaughlin que toca tan bien la guitarra como si hubiera nacido con una entre las manos. Y la influyente revista de jazz contemporáneo Downbeat le ha calificado como ‘genio sueco de la guitarra’. Se refieren a Ulf Wakenius (Halmstad, 1958), que presume de hacer tocado ante ‘personalidades’ como los presidentes Barack Obama, Bill Clinton y Nicolas Sarkozy, las reinas Isabel II de Inglaterra y Margarita II de Dinamarca, y, en la misma lista igualadora, actores como Clint Eastwood o Dustin Hoffman, ejem…

En el currículo de Wakenius destaca su larga labor escudera junto a dos mitos del jazz: el pianista Oscar Peterson (1925-2007), en cuyo último cuarteto militó a partir de 1997 y con quien grabó el álbum ‘Trail Of Dreams’ (2000), y además militó en el combo del contrabajista Ray Brown (1926-2002), con quien grabó un par de álbumes de duetos que escalaron hasta lo alto de las listas del jazz estadounidense. De los últimos años, el guitarrista sueco resalta que acompaña esporádicamente a la cantante coreana Youn Sun Nah.

Su actuación en Bilbao fue un tributo al guitarrista Wes Montgomery (1923-1968) en trío eléctrico (qué manía la suya de posar con acústicas) completado por el baterista cuarentañero francés Tony Match y el organista italiano de 24 años Leonardo Corradi. Ambos fueron los escuderos de Fred Wesley, el ex trombonista James Brown, en su bolo en el Kafe Antzokia de este mayo bajo el nombre de Generations (así lo contamos).

El romano Corradi, organista de 24 años, y el baterista parisino Match, de unos 44, tocan con Fred Wesley en Generations (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

El romano Corradi, organista de 24 años, y el baterista parisino Match, de unos 44, tocan con Fred Wesley en Generations
(foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Antes del homenaje a Montgomery le preguntábamos esto por mail y respondía desde Kassel, Alemania, donde tenía un bolo en la misma semana que visitaba Bilbao:

Se supone que Leonardo Corradi va a lanzar muchos solos al teclado.

¡Todos nosotros vamos a tocar una gran cantidad de material de primera! Estoy muy contento con este trío.

¿Por qué elegiste el empleo de tocar la guitarra?

¡Porque es el trabajo más divertido del mundo! La guitarra me ha llevado a recorrer todo el mundo y he conocido a muchas personas fantásticas de muchas culturas, incluyendo el pueblo español, que me encanta.

¿Tus tres guitarristas favoritos?

Wes Montgomery, ¡¡el más grande de todos los tiempos!! George Benson, ¡su príncipe coronado! Y John Mclaughlin, el Miles Davis de la guitarra.

¿Por qué perdura el sonido de Wes Montgomery?

El sonido de Wes es atemporal: es cálido, funky, con alma y creativo.

¿Cómo ves el futuro del jazz?

Creo que la música jazz siempre estará a nuestro alrededor debido al modo en que puedes expresarte libremente a través de la improvisación.

OSCAR CUBILLO

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: