Eleanor McEvoy: Nueve talentos (+ entrevista)

Con la guitarra acústica, aunque va más allá del mero rol cantautor (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Con la guitarra acústica, aunque McEvoy va más allá del mero rol cantautor (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Domingo 16 de octubre de 2016, Bilbao, 24º Musiketan, Sala BBK, 20 h, 12 €.

bev-24-musiketan-cartelEl domingo se inauguró el 24º Musiketan, el ciclo de (trece) conciertos en pequeño formato patrocinado por EL CORREO, con la Sala BBK casi llena para catar a la empática cantautora Eleanor McEvoy (Dublín, 1967). Fue la suya una intervención muy parecida a la del año pasado: igual peinado de ella, vestido estampado en la misma onda desenfadada, repertorio muy coincidente, similar cercanía de la habladora irlandesa (repitió la historieta del bar australiano) e idéntica panoplia escénica.

Si en octubre de 2015 titulamos ‘ocho recursos’ la reseña de su concierto (esto escribimos, pues Eleanor usó cinco instrumentos: piano de cola, violín –pizzicato y rasgado-, caja de cerillas, guitarra eléctrica y acústica –ésta rasgada y en una ocasión con su caja usada de percusión-, en total siete recursos, ocho contando la voz), esta vez acrecentamos la suma hasta los ‘nueve talentos’, pues usó su propio cuerpo como percusión: golpeándose el pecho y chasqueando los dedos.

Si en el 23º Musiketan tocó 18 temas en 71 minutos, en este 24º Musiketan interpretó 18 piezas en 75 minutos. Si el año pasado cantó en tres idiomas, inglés, francés y euskera, esta vez cambió el galo (el ‘Milord’ de la Piaf) por el gaélico (el tradicional del bis, donde percutió su cuerpo). ¿Y el euskera? Lo usó para despedirse con el ‘Lau Teilatu’ de Itoiz elaborado vía post-rock con la guitarra eléctrica y sin apenas mirar la chuleta con la letra.

Sencilla en sus parámetros, Eleanor McEvoy construye sus canciones partiendo de la voz: delicada pero no frágil, siempre bien afinada. Y, huyendo de la reiteración estilística, investiga las sonoridades: desde el blues minimalista (‘Deliver Me’, sobre abusos sexuales de parte del clero, de los mejor de la cita) hasta el arco del violín percutiendo sus cuerdas (‘Wrong So Wrong’, cuando contó que había pedido un saxo a Santa Claus pero le dijeron en casa que las chicas finas no tocan el saxo), desde el blues ragtime (‘The Way You Wear Your Troubles’) y el piano dramático (la romántica ‘Harbour’, otra de las cimas) hasta el pop-folk (la inaugural, brillante y sentida ‘Look Like Me’) y el post-rock flotante (‘Off In The Stilly Night’, una adaptación de un texto de Thomas Moore, poeta irlandés decimonónico favorito suyo).

Usando la guitarra a modo de percusión al cantar ‘Isn’t It A Little Late?’ (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Usando la guitarra a modo de percusión al cantar ‘Isn’t It A Little Late?’ (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Eleanor repitió temas originales respecto a 2015 (la lujuriosa pero reprimida ‘The Thought Of You’, varios títulos más de los mentados en este texto, y, claro, su éxito ‘Only a Woman’s Heart’, coreado y con ecos U2), repitió también algunas versiones (‘God Only Knows’ de los Beach Boys, y la de Itoiz, ésta para acabar a modo de broche de oro y con aclamación de agradecimiento), trajo a colación algunas nuevas adaptaciones (flotante y post-rock ‘Purple Rain’ de Prince en recuerdo de él y de otros recientes fallecidos como Bowie o el quinto beatle George Martin; ‘Eve Of Destruction’ de P.F Sloan, también conocida por Dylan y con inevitable referencia al pinpanpún Donald Trump; más el tradicional en gaélico del bis).

Una diferencia con 2015 fue que entonces, tras dos conciertos previos en Bizkaia, a Bilbao, la capital, llegó sin discos para vender. No obstante, en este 2016, habiendo actuado la víspera en Andoain, le quedaban unos pocos CDs y libros para vender y firmar en el hall: 6 discos y 7 libros (en Andoain vendió 44 discos y 8 libros). Y Eleonor estuvo tan contenta y satisfecha durante su bolo, que nos dijo al poco de empezar: veniros conmigo mañana (por el lunes) a Australia

OSCAR CUBILLO

La dublinesa al piano de cola (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

La dublinesa al piano de cola (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

 

+++ ENTREVISTA +++

***

«Canté ‘Lau teilatu’ de Itoiz porque me sentía en deuda con la gente de aquí»

***

La cercana y políglota compositora irlandesa desplegó sus talentos musicales

y su don de gentes en la inauguración del 24º Musiketan

 

La simpática, polivalente y entretenida cantautora irlandesa Eleanor McEvoy (Dublín, 1967) tuvo el honor de abrir el domingo la 24ª edición de conciertos en pequeño formato Musiketan, patrocinada por El Correo. Llenó el local sin agotar el aforo, y atrapó al respetable con sus sobrados recursos instrumentales, vocales y personales. El viernes, dos días antes de su recital, nos atendió desde el Dublín, antes de tomar el avión.

¿Tiene planes para este domingo en Bilbao, de mañana y tarde?

Sí, tengo la intención de bajar a la ría para dar un largo paseo y luego iré al ‘Casco Viejo’ (en castellano) para tomar un café y un pincho. La última vez que visité Bilbao fui al Museo de Bellas Artes y al ‘Euskal Museoa’ (en euskera). La vez anterior estuve en el Guggenheim. En esta ocasión creo que simplemente voy a andar por la ciudad y tal vez ir de tiendas.

No tendrá muchas abiertas en domingo. En su actuación del pasado Musiketan cantó en inglés y en francés. ¿Habla francés?

Sí, un poco de francés. Me encantan las canciones en diferentes idiomas. Se añade otra dimensión a la música.

Y también cantó en euskera: la canción ‘Lau teilatu’ de Itoiz. Valiente decisión…

En primer lugar, lo hice porque me gustó de verdad la canción. Pensé que la melodía era preciosa y la vibración buena. Esa canción de Itoiz es ciertamente hermosa. La suya es la versión definitiva, mi revisión en realidad fue un pequeño homenaje al grupo y a la gente de aquí. Pedí a alguien que me tradujera la letra y me encantó el sentimiento de esta persona que está sobre un tejado. Supuse que podría aportar una perspectiva extra, tal vez un poco como una persona irlandesa visitando vuestro país. La gente de aquí ha sido siempre tan acogedora conmigo y mis canciones que sentí que les debía algo, como fijarme en parte de su música y tratar de interpretarla. Es una canción maravillosa. Te golpea justo en el corazón.

Ha editado un nuevo álbum, ‘Naked Music’ (Música desnuda).

‘Naked Music’ (2016).

‘Naked Music’ (2016).

El nuevo disco está muy despojado. La música está desnuda. Es sólo una voz y un instrumento. O sea que trata de la pureza de la canción en sí. No hay escondites. No hay ni orquesta, ni banda, ni arreglos de lujo. Es sólo la canción. Me junté con un artista, un hombre llamado Chris Gollon. Pintó 25 cuadros inspirados en las canciones del disco. Cuatro ellos están en la portada del álbum. Además, acabamos de sacar un libro con la música y las letras de las canciones en una página y la pintura que inspiraron en la otra página.

¿Y las letras?

La temática de las canciones del álbum es muy variada. Hay canciones sobre la religión yendo mal, de la moda dictando a las mujeres lo que han de hacer, de lujuria, sobre naturaleza del éxito, de los DJs de madrugada en la radio, de tiroteos masivos, de amor, de alguien que reflexiona sobre la naturaleza de la vida tarde por la noche. O sea que en realidad es bastante variada desde un punto de vista conceptual.

¿Cómo será su concierto?

Este domingo tendré todos mis instrumentos en el escenario: guitarra eléctrica, guitarra acústica, piano y violín. Trataré de crear algo mágico en la Sala BBK recurriendo a la energía y al estado de ánimo de las personas presentes esta noche. Conduciré al público en un viaje que a veces visitará algunos lugares oscuros, pero deberían sentirse aliviados al final de la velada. Este es mi objetivo

¿Y qué va vender después del show? ¡Recuerde a que el año pasado agotó todo lo que trajo en el segundo concierto de los tres que dio en Bizkaia!

Lo sé. ¡Ya lo siento! ¡Espero tener suficiente esta vez! Venderé el nuevo álbum ‘Naked Music’, y también el nuevo libro ‘Naked Music-The Songbook’.

OSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: