Alice Francis: Estreno mundial (+ entrevista)

Al final, con halagos y en tres idiomas, Alice Francis puso en danza a toda la sala (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Al final, con halagos y en tres idiomas, Alice Francis puso en danza a toda la sala (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Domingo 30 de octubre de 2016, Bilbao, 24º Ciclo Musiketan, 20 h, 12 €.

bev-24-musiketan-cartelCasi lleno el domingo del puente de Todos los Santos en el 24º Musiketan, la serie de conciertos en pequeño formato presentada por EL CORREO, para ver por tercera ocasión en el mismo ciclo al trío internacional teutón de Alice Francis (este es su Facebook), la cantante y bailarina mulata tanzano-rumana escoltada por el corista coreano Sir Chul-Min Yoo (¡es su novio: toma pareja exótica!) y el sampleador con barba rubia, rastas recogidas en moño Goldielocks, el único alemán, lo cual se reveló en su sentido del humor tontorrón. La Sala BBK se vio casi llena de un público más joven de lo usual en el Musiketan que, empero las barreras idiomáticas (Alice hasta tenía apuntadas frases en euskera en la palma de su mano) y la frialdad del paisanaje, al final participó, se puso en pie, movió las manos como los raperos y respondió a todo tipo de coros: en plan Miguel Ríos (oooh-uuuhh), como Cab Calloway en la película ‘Granujas a todo ritmo’ (ari-ari-ari-jooo), a modo de trampantojo de los Ramones (hey-ho), etc.

Sonaron 17 temas en 100 minutos… ¡con dos bises! A pesar de la extensión, su cabaré electrónico nos resultó asumible: al principio se atascó algo por monitores y la prueba correctora nos teletransportó al Guggenheim con Kraftwerk y lo cierto es que la propuesta del trío teutón tuvo más sangre que numerosos grupos intervinientes ese mismo finde en el BIME Live (Wild Beasts, Moderat…). La mulata transilvana Alicia, de pelo planchado y piel dorada como un lujoso huevo de Pascua de chocolate, apareció en batín pero pronto se lo quitó para lucir palmito con taconazos, falda tribal con flecos dorados, torerita y un escueto top que le dio tantos problemas como a Sabrina en esa mítica Nochevieja (Pato no quitaba ojo, por si acaso).

Van un coreano, una rumano-tanzana y un alemán y se lo montan mejor que muchos del BIME (foto: Mikel M. Trespuentes / Sala BBK).

Van un coreano, una rumano-tanzana y un alemán… (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Al principio la quizá tímida señorita Francis se golpeó contra el muro del reluctante patio de butacas. Pero no se rindió, usó tres idiomas (euskera, castellano e inglés), intentó hasta el halago (que somos los que mejor cantamos del mundo, afirmó), rapeó, defendió el swing (electrónico lo facturan) y lanzó hits propios divertidos (‘Shoot Hit Down’; este es el clip de dibujos animados), holló la cima de la cita al cruzar a Al Jarreau con swing (‘Sister’), y estrenó mundialmente un par de piezas con bastante poso orgánico: el lucido soul ‘Falling Star’ (con violines) y su single ‘Dear Love’ (pistolero a lo James Bond y con guitarra empuñada por Goldielocks).

Por la mitad, el bolo se atoró un tanto con payasadas impropias de un domingo con el país sin gobierno (‘Kiss My Ass’ le salió un tanto deslavazada, la versión de Christina Aguilera ‘Genie In A Bottle’ –¡la reconoció Pato!- la alargó en plan fiesta hotelera…), pero la bola, igual que en la película de Woody Allen ‘Match Point’, cayó en el otro campo y durante el estirado epílogo y los dos bises vencieron los tres amigos exóticos, se metieron al público en el bolsillo con más coros, más payasadas, más fiesta en ‘Bye Bye’ (final del primer bis), el humor alemán de Goldielocks (siempre dudoso, pero bien cantó en el segundo bis ‘Sandman’, un híbrido entre Jarreau y Elvis con scat vocal imitando una trompeta) y el adiós definitivo con su gran hit: el electroswing ragtime ‘St. James Ballroom’ (este es el clip). Y se fueron entre ovaciones, con caras de felicidad y sus previsiones seguramente superadas, prometiendo regresar con nuevo repertorio del disco próximo, de su esperado segundo álbum.

OSCAR CUBILLO

bev-alice-francis-2016-mikel-2

Alice en la mano del guante tenía una chuleta con expresiones en euskera (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

+++ ENTREVISTA +++

***

«Nuestra música es para bailar y ningún asiento puede pararnos»

***

El exótico trío alemán de Alice Francis trajo por tercera vez su charlestón sintético al Musiketan,

donde puso a la gente a bailar y cantar en pie

 

La segunda cita del 24º Musiketan, el ciclo de conciertos en pequeño formato patrocinado por EL CORREO, la protagonizó el domingo el trío de Alice Francis, ejecutante de charlestón maquinero, de neoswing sintético ideado para las pistas de baile del nuevo milenio. Será la tercera vez que actúe en este mismo escenario el proyecto radicado en Colonia, Alemania, y formado por la vocalista mulata rumano-tanzana Alice Francis, el corista coreano Sir Chul-Min Yoo y el sampleador con rastas Goldielocks, blanco y teutón. El miércoles de esa semana, antes de que el jueves cogieran el vuelo Dusseldorf-Bilbao para cumplir una gira de tres conciertos seguidos (San Sebastián-Madrid-Bilbao, de viernes a domingo), nos atendía la vocalista Alice.

‘St. James Ballroom’ (Universal, 2013).

Único disco: ‘St. James Ballroom’ (Universal, 2013).

La del domingo será la tercera vez que actúan en el Musiketan. Como siempre, el público estará sentado. ¿Esto es un obstáculo para su estilo bailable?

Estamos muy emocionados por tocar ahí por tercera vez, aparte de contentos y orgullosos de que a la gente le gustásemos tanto que nos hayan invitado otra vez. Las butacas no son un problema. Tratamos de adaptarnos a todas las situaciones, pero en realidad son innecesarias. No va a ser un concierto de jazz ni de música clásica, aunque a veces la gente espera eso.

Ya…

Vale, también proponemos intermezzos de jazz, pero nuestro estilo es una mezcla entre el pasado y el futuro: rap, hip hop, swing, jazz y el pop que emana de la música animada contemporánea. Pero tienes toda la razón, nuestra música es para bailar y ningún asiento puede pararnos, ja, ja, ja. Ya tenemos ganas de subir al escenario. ¡Va a ser ‘estupendo’ (en castellano)!

¿Alguna vez han deseado tener más músicos en el grupo para los directos? ¿Por ejemplo, un saxofonista para los solos?

Tenemos más músicos: un baterista, un bajista e incluso bailarinas. Cuando actuamos en festivales los llevamos la mayoría de las ocasiones. Pero básicamente somos nosotros tres: Goldielocks, que es también el productor, un chico con mucho talento, técnica y creatividad; Sir Chul-Min Yoo, que también es un gran vocalista, y yo misma. Tenemos un equipo pequeño y somos muy flexibles gracias a él. Podemos viajar a cualquier parte del mundo sólo con equipaje de mano si es necesario, y aun así somos capaces de ofrecer el espectáculo al completo.

Claro.

Goldie usa el sampler como si fuera un instrumento y hace la percusión con los dedos. Le llamamos ‘el chico del futuro’, o la ‘neo orquesta’. No existe un instrumento que no puede tocar con ese aparato. Y Chul-Min se ocupa de todos los coros. Normalmente necesitarías tres cantantes para su labor. Supongo que para reproducir todos los sonidos que suenan en el escenario deberíamos llevar veinte personas. Y también nos encanta el twist entre la vieja y la nueva escuela.

El patio de butacas en pleno en pie ante el trío teutón (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

El patio de butacas en pleno en pie ante el trío teutón (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

¿Cómo será su tercer concierto en Bilbao?

Estamos extraordinariamente excitados porque vamos a tocar nuevas canciones por primera vez. La próxima semana lanzaremos un nuevo single, ‘Dear Love’, y tocaremos esta canción también por primera vez. Es una balada de amor, tal vez algo bastante inusual para Alice Francis, por lo cual no sé qué va a pensar el público. No me aguanto y pienso que no voy a poder dormir la víspera, igual que un niño espera la Navidad.

¿Algunas palabras sobre su segundo disco, que saldrá en primavera de 2017, por fin?

Hemos esperado durante mucho tiempo a que llegue el momento, y por fin lo vamos a editar en primavera. Estamos muy orgullosos. El disco será totalmente al estilo de Francis Alice, pero a lo mejor un poco más desarrollado: dubstep cruzado con swing, el blues con el swing, el hip hop con el jazz, e incluso habrá influencias clásicas. Como hemos estado de gira durante todo este tiempo, hemos compuesto muchas canciones en la carretera, en diferentes países, o sea que habrá cantidad de influencias de distintas culturas, personas y naciones.

OSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: