Amon Amarth + Testament + Grand Magus: Combate vikingo

Testament ante su telón de foro con ofidios y catedrales (imagen de móvil: Mr. Duck).

Testament ante su telón de foro con ofidios y fachada catedralicia (imagen de móvil: Mr. Duck).

Miércoles 9 de noviembre de 2016, Bilbao, Santana 27, 19 h, 30-35€.

bev-amon-amarth-2016-cartel 

Los suecos Amon Amarth capitanearon un tridente metálico completado por Testament y Grand Magus y llegaron a amenazar con sus arqueros a las más de 1300 personas presentes en la Santana 27

 

Semana de tornados metaleros en la sala Santana 27, el gran templo del género, la catedral del heavy y derivados en Euskadi y en el Norte de España. En menos de una semana ahí se han celebrado estos conciertos internacionales:

Viernes: Alter Bridge, a 30 euros la entrada, con el taquillaje agotado (1.500 pax.); por cierto, era un cartel triple, lo abrieron los Living Colour y muchos fans de estos negros reivindicativos no se enteraron y han rabiado a toro pasado.

Sábado: Igor & Max Cavalera, o sea los hermanos de Sepultura revisitando su disco ‘Roots’, a 30 €, taquillaje también agotado (1.500).

Martes: Amaranthe, a 25 €, el pinchazo de la tanda, con sólo un centenar de espectadores en la sala grande; «eso parecía un desierto», nos reveló el amigo Juan Raúl, alias El Cubano.

Miércoles: Amon Amarth, death metal vikingo, 35 €, más de 1300 personas, con muchas damas y mogollón de joveznos.

***

El merchan de Amon Amarth al principio de la noche (imagen de móvil: O.C.E.).

El merchan de Amon Amarth al principio de la noche (imagen de móvil: O.C.E.).

Ahí estuvimos el miércoles y nos tragamos en pie y en las filas delanteras las cuatro horas de metal con los tres grupos del cartel. Ante su gran telón de foro, abrieron plaza Grand Magus (Estocolmo, Suecia, 96), tres sujetos barbados y con pinta de moteros que lograron que la peña cabeceara y coreara algún oooh-oooh durante sus 38 minutos de sonido clásico, abarcador desde el heavy al stoner y pasando por el doom. Presentaban su álbum ‘Canciones de espada’ (Nuclear Blast, 16) y su nuevo single: ‘Varangian’, vikingo en griego.

Abrieron Grand Magus con su pinta motera y su logo en el gran telón de foro (imagen de móvil: Mr. Duck).

Abrieron Grand Magus con su pinta motera y su logo en el gran telón de foro (imagen de móvil: Mr. Duck).

Como estaba tan petada la sala, se abrieron los palcos laterales y se coló un gentío extra para catar desde esas alturas a Testament (Berkeley, California, 1983), otro quinteto, este hacedor de thrash y divulgando su nuevo opus ‘Hermandad de la serpiente’ (Nuclear Blast, 16), cuya iconografía ocupaba el fondo: cobras de tres cabezas y una suerte de catedral gótica. Pusieron ganas, en especial su cantante, Chuck Billy, una suerte de Fortu (el de Obús, sí) gordinflas y rejuvenecido que no dejó de simular que tocaba una guitarra en su corto y de adorno pie de micro, una especie de cañería a la que mientras no cantaba pasaba los dedos por trastes imaginarios y punzaba con una púa invisible. «Ya le podrían prestar una guitarra aunque sea de atrezo, macho», recomendó Pato.

Lastrados por un sonido penoso y seguramente propiciado adrede por los cabezas de cartel, Testament en 50 minutos de thrash con alguna suite speed metal (‘The Pale King’) consiguieron que muchos corearan puños en alto sus estribillos belicosos y que las filas delanteras crearan pogos circulares y a saltitos de los que salían rebotadas bravas muchachitas que se habían lanzado contra la masa humana de brazos golpeadores, por ejemplo en ‘Into The Pit’ y en ‘Stronghold’.

Chuck Billy, el cantante de Testament, no dejó de hacer air guitar con su pie de micro (foto: Unai Endemaño).

Chuck Billy, el cantante de Testament, no dejó de hacer air guitar con su pie de micro (foto: Unai Endemaño).

Todo esto fue un entretenimiento para lo que sirvieron los cabezas de cartel de la terna, los grandes triunfadores de la velada: Amon Amarth (Tumba, Suecia, 1992), quinteto que arribó divulgando su álbum ‘Jomsviking’ (Sony, 16), un repertorio death metal a ráfagas huracanadas. No trajeron el drakkar, pero dispusieron un escenario muy chulo, muy barraquero, con una plataforma para la batería de doble bombo que era un casco vikingo gigantesco, pues los cuernos casi no cabían en la gran discoteca. Además, en la base del casto brillaban unas luces y observó Pato: «¡Parece Mazinger Z!». Semejante escenario a dos niveles se completaba con dos escaleras laterales y un telón de foro primero oscuro, después con vikingos al asalto y al final con truenos.

Los dos guerreros antes del duelo a mandobles en ‘The Way Of Vikings’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Los dos guerreros antes del duelo a mandobles en ‘The Way Of Vikings’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Los cinco de Amon Amarth (nombre que significa «Monte del Destino» en sindarín, una de las lenguas élficas de la Tierra Media creada por J. R. R. Tolkien, ilustra la Wikipedia), en la tercera ocasión que les catamos (siempre en la misma sala Santana 27; las otras fueron en 2009 y en 2015; buscadlas en Google que no tenemos tiempo para añadir links), dieron el show más espectacular de todos los que les hemos visto gracias al refuerzo de esos dos guerreros figurantes esporádicos que comenzaron con un duelo a mandobles de espada contra el escudo de madera (‘The Way Of Vikings’, con degüello final), luego pasearon sus estandartes y hasta llegaron a apuntarnos con arcos (en ‘One Thousand Burning Arrows’).

Además participó un esqueleto cornilargo algo Lordi (su mascota Loki) a lo largo de un show, un combate vikingo de 90 minutos para unas 16 piezas (17 indican en este setlist; entre la 6 y la 8 radica la asincronía, quizá no tocaran una de esas tres) recibidas con fragor entusiasmado y sudoroso por los indígenas milenarios, respaldados por tribus limítrofes: voluntarios mixtos con sus caras pintadas de guerra, cántabros reconocidos por Pato, guipuzcoanos que hablaban en su lengua vernácula o astures que desplegaron su bandera con la cruz para enfrentarse a estos paganos escandinavos de Amon Amarth, que agitaban sus melenas en molinete, disparaban géiseres de humo que tornaban sofocante la peligrosa vanguardia y halagaban al paisanaje con las palabras de su capitán, el fornido, tatuado, melenudo, socarrón y gutural Johan Hegg, que chapurreaba en euskera, brindaba con su cuerno y hacía corear a los presentes, a los representantes del Basque Country, a los que calificó como ‘los más salvajes de Europa’.

Johan Hegg, el halagador cantante de Amon Amarth, poniendo los cuernos (foto: Unai Endemaño).

Johan Hegg, el halagador cantante de Amon Amarth, poniendo los cuernos (foto: Unai Endemaño).

Amon Amarth sonaron mucho mejor que Testament (para eso eran los cabezas del cartel triple), montaron coros folk metal repetidos por los parroquianos felices como kalimotxeros arrastrados por un maelstrom (a veces gritaban ‘hey’ como remeros de un drakar al asalto), lograron dibujar melodías con sus guitarras, consiguieron más coros y pogos (‘First Kill’), sonaron a heavy clásico (‘At Dawn’s First Light’; este es el clip), Hegg rascó coros, recitó y metió caña tribal gutural en ‘Destroyer Of The Universe’ (de lo mejor), los cinco sonaron marciales como los 300 en ‘Death In Fire’ (de lo mejor también) y en más títulos, nos acordamos de The Haunted en ‘War Of The Gods’ y en otras del epílogo, y los adalides de la velada abrieron el bis brindando una vez más en ‘Raise Your Horns’ (yo llevamos una petaca de grog, de brandy jerezano, por el catarro, ¿eh?) y lo cerraron blandiendo la maza de Thor en ‘Twilight Of The Thunder’. Hum… la peña acabó sudada, contenta y tan agotada que los pogos finales parecían caricias, peleas de almohadas.

OSCAR CUBILLO

Amon Amarth, el quinteto death metal de Tumba, en acción (imagen de móvil: Mr. Duck).

Amon Amarth, el quinteto death metal de Tumba, en acción (imagen de móvil: Mr. Duck).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: