‘Carmen’ de Salvador Távora: Ópera Andaluza de Cornetas y Tambores

La pareja protagonista, el militar José Lizarrabengoa y la cigarrera gitana Carmen (foto: Unai Nuño / Palacio Euskalduna).

La pareja protagonista, el militar José Lizarrabengoa y la cigarrera gitana Carmen (foto: Unai Nuño / Palacio Euskalduna).

Martes 27 de diciembre de 2016, Bilbao, Palacio Euskalduna, 20 h, entradas de 15 a 50 €.

Anuncio en prensa (O.C.E.).

Anuncio en prensa (O.C.E.).

 

La ‘Carmen’ de Bizet, trasladada a la Sevilla decimonónica y anti-francesa por Salvador Távora, obtuvo el calor y la aprobación del respetable del Euskalduna en una bailada y marcial adaptación punteada por las dramáticas trompetas de Semana Santa

 

Como colofón a la racha flamenca navideña que nos ha paseado por el 9º Festival Bilbao Flamenco (tres de los conciertos catamos), la 11º Zambomba de Jerez (los villancicos gitanos) y José Mercé en Santurce («también sé decir egun on, ¿eh?», broméo el maestro), el martes acudimos al Palacio Euskalduna para calibrar la representación de la ópera decimonónica ‘Carmen’ de Georges Bizet (estrenada en 1875) según la adaptación de Salvador Távora (Sevilla, 1934), quien en esta obra estrenada en 1996 readaptó a la cigarrera gitana del original según los recuerdos de su propia bisabuela, también cigarrera, y sustituyó la orquesta por una gran formación uniformada de 20 miembros: la Banda de Cornetas y Tambores de las Tres Caídas de Triana, como en Semana Santa en vez de Navidad. El librero cosechó un Premio Max de las Artes Escénicas (al espectáculo con la mayor proyección internacional en 1998), se estrenó en 1996 (ya se ha dicho) y ya lleva casi un millar de funciones ante un millón de espectadores de casi treinta países (según su página web).

El Euskalduna rozó los tres cuartos de entrada (unas 1.500 entradas vendidas) para ver por segundo año consecutivo en el mismo gigantesco recinto esta denominada ópera flamenca, u ópera andaluza de cornetas y tambores, que se desarrolló en 102 minutos y unas 23 escenas que evocan el amor de la cigarrera ‘Carmen’, dividida entre varios hombres, y su final trágico. La obra se apoya en un escenario oscuro, invariable y simétrico, guarnecido siempre por la banda de trompetas y tambores de 20 miembros uniformados, y completado por tres guitarrista, cinco mujeres al cante y baile (la Carmen protagonista y bailaora es la nieta del autor, María Távora, la tercera que encarna tal papel) y varios hombres más hasta alcanzar la treintena pasada de intervinientes, incluyendo un caballista, protagonista del momento más ovacionado, ‘La marcha de los toreros’ en playback instrumental, paradójicamente un inserto de tipo turístico en plan las exhibiciones hípicas vienesas.

‘La marcha de los toreros’, en playback y con la intervención del caballo (foto: Unai Nuño / Palacio Euskalduna).

‘La marcha de los toreros’, en playback y con la intervención del caballo (foto: Unai Nuño / Palacio Euskalduna).

Por lo demás, estuvo bien («muy bonito, ¿verdad?», comentaron a la mitad de la función unas señoras de la fila de atrás, o «precioso, ha merecido la pena», zanjaron unos caballeros que se cruzaron al evacuar el recinto) esta adaptación de narración lineal en formato ballet (mucho zapateado masculino -navajero, duelista…-, mini desfile y ejecución de los soldados), el acompañamiento espartano, dramático y marcial de las estridentes trompetas, el flamenco en buenas voces siempre femeninas para ubicar la historia («no se les entendía a las cantaoras», protestó una dama al salir, pero exageraba), un fragmento de jota navarra, algún otro momento en playback (la habanera), cierta teatralidad metafórica adaptada a Andalucía (la metáfora de la muerte de Riego, la bandera ondeante de la Constitución de 1812, cierta torsión libertaria y reivindicativa que pasa casi desapercibida por ser solo de dos líneas…), y el desenlace trágico a lo Romeo y Julieta con fugaces tipismos españoles como los toros, los mantones de Manila, los abanicos, el botafumeiro y un cofrade con túnica y capirote blancos en aparición postrera y previa a los varios minutos de aplausos y saludos finales (adornados también con prescindible música pregrabada).

OSCAR CUBILLO

Vídeo resumen de la obra con los protagonistas actuales, 14 minutos.

Vídeo con montaje promocional, de 6 minutos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: