Lo mejor de 2016

El ansioso guitarrista barítono, el MFC Fuzilli Dan Martin haciendo surf sobre el respetable (foto: Lorenzo Pascual).

MFC Chicken Deluxe: el ansioso guitarrista barítono, el Fuzilli Dan Martin, surfeando sobre el respetable (foto: Lorenzo Pascual).

***

Raphael con la Sinfónica de Bilbao ofreció indudablemente el concierto más impresionante y emocionante de 2016.

Pero también entran en nuestra lista de lo óptimo y memorable en directo del pasado año

desde Bryan Adams hasta Coque Malla, o desde Saxon hasta Joaquín Achúcarro, o de Ken Zazpi a Sergio Dalma.

***

 

Durante el recién apagado 2016 me dio tiempo a ver a 387 grupos y artistas en directo. Algunos de ellos repetidos en distintos conciertos: Ken Zazpi, Coque Malla, Daniel Romano, Elliott Murphy… Esta lista de los mejores shows del pasado año está ordenada de modo cronológico y elaborada al margen de gustos personales y de cuotas desequilibrantes e injustas. Como siempre, se valoran criterios objetivos: acústica del recinto, inspiración del oficiante, ambiente entre el público, calidad del repertorio, magia en el éter, huella en la memoria…

Entre los 387 directos ha habido bolazos estupendos como los de El Twanguero, Margo Cilker versionando a Lucinda Williams, Obús, The Fuzillis, Ogun Afrobeat, Bullet Proof Lovers, Camané con la BOS, Eddie & The Hot Rods, Alberto Cortez, Chencho Fernández, Costas, Los Lobos, Vintage Trouble, Bertín Osborne con una big band, etc., etc., pero esta es la docena seleccionada, la lista definitiva, y pinchando en cada encabezamiento se puede leer la reseña entera

 

1

Joaquín Achúcarro. Enero, Arriaga.

 

En un teatro lleno y complacido, a los envidiables 83 años el pianista y bilbaíno universal voló muy alto durante un recital genial, una sesión magistral con tres bises regalados. Lo tituló ‘De Bach a Gershwin’ como bien pudo nominarlo ‘De Rachmaninoff a Albéniz’. Fue un privilegio estar ahí.

 

2

Bryan Adams. Enero, BEC.

 

‘No lo puede hacer mejor’, titulamos la reseña de su show ante 9.500 personas en los pabellones del BEC, donde la estrella canadiense dio un conciertazo por todo tipo de razones: éticas y estéticas, técnicas y sentimentales. Por ejemplo: se oyó muy bien en el BEC, incluso se colegían las teclas del piano, los focos iluminaban la escena a la perfección y el quinteto actuante, impecablemente vestido con americanas, ofició como un grupo, no como una estrella respaldada por cuatro mercenarios camuflados.

 

3

Los Sabandeños. Enero, Teatro Campos.

 

Los cantores canarios celebrando sus (primeros) 50 años de andadura. El teatro estaba lleno y la formación músico-vocal de 27 miembros masculinos dio un show en dos partes: primera de folklore canario y segunda hispanoamericano. En 108 minutos sonaron 19 piezas (un instrumental de timple, varios popurrís…), todas convenientemente explicadas por el líder fundador, Elfidio Alonso, de 80 años, exalcalde de La Laguna, ex diputado autonómico, ex redactor jefe…

 

4

Raphael & BOS. Febrero, Kursaal.

 

‘Constante frenesí’ titulamos la rendida crónica del vocalista linarense, que se supera a sí mismo década tras década. En su gira vasca de tres fechas escoltado por la Orquesta Sinfónica de Bilbao, le vimos en el Palacio Kursaal donostiarra, lleno hasta reventar no sólo por señoras mayores, sino que también estaba atravesado de melómanos y de familias con niños que no se aburrieron durante las 36 canciones que entonó en 157 minutos. El gentío excitado se hartó de ovacionar en pie, de jalear cuando reconocía las canciones en su inicio, de corear (incluso desafinando), de gritar olé y de lanzarle elogios y piropos: `único’, ‘fenómeno’, el clásico ‘eres el mejorrrrr’… Fue el mejor concierto de 2016 y probablemente el mejor concierto de mi vida, ahí es nada.

Raphael, el fenómeno linarense, despechugado, satisfecho y de negro, por el epílogo del show (foto: Mr. Duck).

 

5

Popa Chubby. Julio, Getxo & Blues.

 

Clausuró el 28º Festival Internacional de Blues de Getxo en la caldeada carpa de la plaza Biotz Alai de Algorta el guitarrista de blues-rock Popa Chubby, un neoyorquino blanco y tatuado de 56 años, tan gordo que desde el inicio tocó sentado (estaba convaleciente de alguna operación de rodilla.) Rebosando carne y grasas, asiendo una Fender Stratocaster vieja y maltratada, Popa se colocó en el lateral izquierdo de la escena y en trío no se cansó de disparar improvisaciones flamígeras guitarrísticas durante los 117 minutos de su show con 14 piezas que recordaron a Jimi Hendrix, Stevie Ray Vaughan, George Thorogood, Robert Cray, Steve Vai…

 

6

Ken Zazpi. Agosto, Abandoibarra.

 

En fiestas de Bilbao, a la vera del Guggenheim, con las cuadrillas formando círculos de botellón, los guerniqueses ofrecieron un gran concierto con sonido poderoso, solidez del repertorio (19 temas en hora y tres cuartos), visuales que apoyaban con sentido, y la elegancia del sexteto euskaldun sobre las tablas, con una honda presencia escénica, en especial el cantante y líder Eñaut Elorrieta, que se movió con solvencia y seguridad por los distintos niveles del tinglado. Ken Zazpi operaron como un formidable grupo de brit pop en gradación y con luces y vídeos complementándose de manera idónea con las canciones.

 

7

Daniel Romano. Septiembre, Kafe Antzokia.

 

«¡Daniel, eres un monstruo!», le gritó con razón un espectador de la sala superior del Antzoki al canadiense Daniel Romano, quien dio un bolo muy distinto al de junio en la tarde pasada por agua del Azkena Rock Festival. Ahí, en Vitoria, en cuarteto, sonó más al Nuevo Rock Americano de los 80, pero en el Antxiki bilbaíno, en quinteto completado por la pedal steel guitar, se hizo realidad el ambiente de honky tonk. Un honky tonk modernista, para nada paleto, ni revivalista ni folklórico. Un honky tonk más urbano que pueblerino, con más neón que aridez, más frescor que recalentamiento con microondas. Un bolo de 15 temas en 63 minutos (qué intensos, qué grandes, qué inmensos), de lo mejor del año también para buenos aficionados como Birdy, Rafa, Edgar…

¿Manos arriba? No, los saludos al acabar el bis triple con ‘I'm Gonna Teach You’ (foto: Carlos García Azpiazu).

Daniel Romano y los suyos saludando al acabar el bis triple con ‘I’m Gonna Teach You’ (foto: Carlos García Azpiazu).

 

8

Deke Dickerson & The Sex-Phonics. Octubre, Kafe Antzokia.

 

Un guateque a tope montado en la tarde de un domingo en el Antxiki por el quinteto hispanoamericano Deke Dickerson & The Sex Phonics: el líder y guitarrista estadounidense, tres miembros de los madrileños Sex Museum más un guitarrista de los valencianos The A-Phonics. Tocados con sombreros vaqueros, los músicos bailaron, escupieron cerveza, invitaron a una chica disfrazada de toro (pero todos pensamos que era de vaca), bajaron entre la peña, sufrieron una invasión del escenario y en 86 minutos dispararon 27 piezas que acertaron en el rock and roll entre Chuck Berry y los Pirates, en el surf como unos Beach Boys brutales, en el garaje escuela los Sonics juveniles y en el rollo frat de los Untamed Youth, el viejo combo de Deke.

Decke Dickerson, vecino de Hollywood, ensombrecido por Litte Elvis, el mítico rocker bilbaíno (mosaico: Mr. Duck).

Decke Dickerson, vecino de Hollywood, ensombrecido por Litte Elvis, el mítico rocker bilbaíno (mosaico: Mr. Duck).

 

9

Sergio Dalma. Octubre, Palacio Euskalduna.

 

Ni siquiera las deficiencias sónicas del Euskalduna durante la primera mitad del concierto en septeto de Sergio Dalma (crepitaciones de fondo, coros saturados, batería con rebotes seseantes, letras ininteligibles…) evitaron que su show espectacular, apasionante, variado y con actitud se colara en nuestra lista de lo mejor de 2016. El empático catalán Josep Sergi Capdevila i Querol llegó en las últimas fechas del ‘Dalma Tour’ y focalizó 27 piezas en 109 minutos en los que vistió dos modelitos, cambió la disposición del escenario tres veces y ofreció un show variado y divisible en cuatro partes: de rock AOR, de italianadas emocionantes, el pasaje acústico (donde se reguló el problema del sonido) y el epílogo con luces discotequeras e intención bailonga.

 

10

MFC Chicken Deluxe. Noviembre, Satélite T.

 

Otro guateque dominical. Esta vez matinal y con las entradas agotadas en la anticipada y con mucha gente que fue rechazada en la puerta. Los británicos MFC Chicken regresaron a Bilbao con su alineación deluxe, ampliada al septeto: dos saxos (uno barítono), dos guitarras (una barítona, la del chico Dan Martin, que también milita en los Fuzillis y al que dio tiempo a sacar fotos a la peña arrodillada), baterista, bajista (el padre del chico, también pluriempleado en los Fuzillis) y un reverendo tecladista (que respetuoso lucía alzacuellos). En 74 minutos les dio tiempo a desparramar con 30 títulos y sin bajar el pistón, agitando boogie woogie negro, rock and roll orate, garaje del de volar el peluquín y versiones reconocibles de Amos Milburn, Little Richard, Jimmy Forrest, Isley Brothers y Sonics, que sepamos.

 

11

Coque Malla. Diciembre, Stage Live.

 

Triunfo absoluto del ex Los Ronaldos, que recuperó cuatro canciones de éstos en un bolo mixto con aforo agotado y en el que paseó por el soul, el country e incluso el indie coreado. En estado de gracia, el madrileño, en quinteto bien vestido, interpretó (hasta la teatralidad) 20 piezas en 112 minutos, alternó la guitarra acústica con las eléctricas (pero sonando siempre con similar rotundidad), fue ambiental, cantó muy bien, se metió al público en el bolsillo, midió los tiempos y la intensidad, controló la pegada y paseó sin altibajos por los diversos pasajes y ritmos.

El hijo de actores brindando con tinto al acabar el show (foto: Mr. Duck).

Coque Malla, hijo de actores, brindando con tinto al acabar el concierto (foto: Mr. Duck).

 

12

Saxon. Diciembre, Santana 27.

 

Veteranos pero muy en forma, los britanicos Saxon (South Yorkshire, 1977) sorprendieron y asombraron en un show de heavy metal imperial de 119 minutos con dos bises y 23 canciones muy diversas y siempre intensas, con poderío, épica, vibración y espectáculo: chorros de humo, potentes focos y las propias luces del gigantesco águila de metal del fondo. A Saxon los condujo de maravilla su vocalista melenudo y rubiales Peter ‘Biff’ Byford, bien de voz (aunque sus micrófonos contaban con cantidad de efectos), de físico (a menudo saltó como en una clase de aerobic… ¡a los 65 años!) y perfecto pastoreando a la horda y soportando el sudor que le provocaba la casaca que vestía.

Anuncios
Comments
3 Responses to “Lo mejor de 2016”
  1. Treznor dice:

    Mejor crítico musical del año: Cubi
    Si señor, buena, ecléctica (y subjetiva) selección. Como debe ser.

  2. Óscar Esteban dice:

    La mía, por petición de OC y, en este caso sí, por orden:
    -Elvis Costello en el Kursaal (inconmensurable)
    -Brian Wilson en el Palladium
    -Glen Hansard en el Antzoki (el mejor inicio de concierto en muchos años)
    -Springsteen en el Nou Camp
    -Quique González en el Price
    -Marah en Donosti
    -Loquillo en la Fever
    -Rafael Berrio en el Antzoki (homenaje a Poch)
    -Coque Malla en el Backstage
    -Mambo Jambo en el Antzoki

    Necesito bajar la edad media…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: