Sidecars: «¡Grande Juanchoooooo!»

«Hemos venido varias veces a Bilbao, a salas diferentes y siempre estábamos poquitos. Esta perspectiva de Bilbao nunca la habíamos tenido y nos hace una ilusión acojonante», confesó Juancho al ver la sala tan llena (foto: Carlos García Azpiazu).

«Hemos venido varias veces a Bilbo, a salas diferentes y siempre estábamos poquitos. Esta perspectiva de Bilbo nunca la habíamos tenido y nos hace una ilusión acojonante», confesó Juancho al ver la sala tan llena (foto: Carlos García Azpiazu).

Jueves 12 de enero 2017, Bilbao, Stage Live, 21.30 h, 15-20 €.

bev-sidecars-2016-cartel-gira-vasca

El grupo liderado por el hermano pequeño del ex Pereza Leiva, Juancho Conejo, a la sazón el guitarrista de la banda de la estrella madrileña, dio un buen bolo muy influido por el hermanísimo, pero sin emularle

 

Decíamos en el post previo que dos buenos conciertos nos dio tiempo a ver el jueves en Bilbao: Ulysses a las 8 y a las 9.30 a los Sidecars. Y afirmábamos que el ambiente en el primero fue frío y distante, y en el segundo muy caluroso y cordial, lo cual contribuyó al éxito de éste. Pues eso, que a las 9.30, bajando unas escaleras cercanas al Antzoki, en la cercana Sala Stage Live los madrileños Sidecars, el grupo de Juancho Conejo, el hermano menor de Leiva y a la vez guitarrista de su banda, cosechaba con indisimulada satisfacción la mejor entrada de sus varias visitas a Bilbao. Habría más de 200 personas, con mayoría masculina, pues aunque abundaban las chicas éstas no alcanzaban la proporción de los bolos de Leiva, a pesar de que Juancho ofrece numerosas similitudes con su afamado brother, con el que ha compartido cuarto durante muuuuchos años: la estética (barba, cabeza tapada con gorra, tatus, el ondearse con la guitarra al cantar…), algunos tacos al dirigirse a la audiencia con bastante sinceridad (cuando nos halagó soltando «sois la polla»; cuando dijo que el concierto estaba anunciado a las 9.30 para ellos y que lo sentían por los que habían esperado una hora y llegando a silbar a modo de protesta; o cuando contó que era la vez que más gente habían tenido en sus bolos de ‘Bilbo’ –igual que dice Leiva- y prometió que a partir de entonces ya la ciudad no faltaría en ninguna de sus ‘putas giras’)…

El público en comunión empujó tanto como el sexteto madrileño y así se calentó el factor ambiental (foto: Carlos García Azpiazu).

El público en comunión empujó tanto como el sexteto madrileño y así se calentó el factor ambiental (foto: Carlos García Azpiazu).

… el compañerismo y la cercanía con sus músicos, la propia banda (un sexteto con dos guitarras y dos percusiones, como Leiva pero sin los dos metales), la fe en el rock and roll, la lírica, la ternura (más creíble que en Dani Martín), el recurso coral, la inflexión vocal, el estilo musical (entre el rock and roll stoniano y ‘perezoso’ y el soul campero americano pero españolizado y asumido en gradaciones sentimentales), el alternar las guitarras acústicas y eléctricas, o el reaparecer en el bis para cantar en solitario con la acústica (el líder de Sidecars hizo a solas el -me besó- ‘De película’ y durante su interpretación un espectador desde el fondo de la sala le chilló «grande Juanchoooo» escapándosele un gallo y emocionando de verdad al interpelado).

Juancho a solas abriendo el bis tocando ‘De película’ con la cústica (foto: Carlos García Azpiazu).

Juancho a solas abriendo el bis tocando ‘De película’ con la acústica (foto: Carlos García Azpiazu).

bev-sidecars-2016-setlist

Setlist de Bilbao (remitido).

El respetable que casi llenó la sala, esta peña entusiasta, calurosa y cantarina, al revés que con anterioridad en el show de Ulysses (así lo contamos), generó un factor ambiental que disimuló hasta lo casi imperceptible la cierta línea descendente del repertorio de 17 temas en hora y tres cuartos. Sidecars abrieron inspirados y seguros con ‘Fuego cruzado’, el soft-rock hispano ‘La tormenta’ y la urgencia de Pereza con los coros papapá de ‘Déjalo sangrar’. El feliz Juancho pastoreaba al gentío mixto que coreaba bastantes canciones (llegó a brindar con la gente y muchas copas se alzaron desde abajo), e iba alcanzando más hitos, caso de ‘Mundo frágil’ (soul nocturno algo Coque Malla), ‘Todos mis males’ (por la comunión con el respetable), la versión de ‘Mi enfermedad’ de Los Rodríguez (y entonces pasó por delante de nosotros cantándola el barbado músico getxotarra Dani Merino) o la décima, ‘Chavales de instituto’ (desde su intro bues desembocando en el riff stoniano).

Sin embargo, ya hasta el adiós la cosa se destensó (las largas presentaciones, el prolongar el disfrute de la ocasión encima del tablado…), aunque hubo varios chispazos más, como su hit ‘Fan de ti’ (totalmente intercambiable con Leiva) o, ya en el bis, el mentado y solanas ‘De película’ o los coros del público empujando en ‘Los amantes’. Muy bien Juancho Sidecars en la tercera vez que le veo con su banda, otro que va a ir hacia arriba y a mucho mejor.

OSCAR CUBILLO

Saludos agradecidos y reverencia final del sexteto (foto: Carlos García Azpiazu).

Saludos agradecidos y reverencia final del sexteto (foto: Carlos García Azpiazu).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: