Elliott Murphy: En piloto automático (+ entrevista)

Olivier sólo dijo una vez ‘arigato’, el que hablaba era Elliott (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Olivier sólo dijo una vez ‘arigato’, el que hablaba era Elliott (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Domingo 15 de enero 2017, Bilbao, 24º Musiketan, 20 h, 12 €.

bev-24-musiketan-cartel

Dosificando fuerzas, sin excesos emocionales y con algún efectismo guitarrista, Elliott Murphy & Olivier Durand sedujeron al respetable que agotó una vez más el aforo del Musiketan

 

Desde finales de noviembre estaban todas las entradas vendidas para ver el domingo en la Sala BBK al roquero americano Elliott Murphy (Long Island, Nueva York, 1959). El neoyorquino afincado en París lleva unos 15 años seguidos agotando el aforo del Musiketan, el ciclo de conciertos en pequeño formato patrocinado por EL CORREO, y que ya va por la 24ª edición. Elliott siempre triunfa en este ambiente, indefectiblemente tiene al respetable predispuesto de su parte, y cosecha ovación tras ovación, este domingo también tras los guiños más populistas en vanos alardes guitarrísticos de su escudero francés Olivier Durand, del que pensaríamos que es mudito si no llega a ser por los coros que aporta al repertorio.

El domingo el yanqui y el galo dieron un bolo de 18 canciones en 118 minutos. En piloto automático, que no a medio gas. Profesionales con garantía y agraciados por un sonido estupendo, basados más en las dos guitarras que en las emociones vocales (Elliott cantó estupendamente aunque con oficio no más), cursaron a la misma altura durante todo el encuentro, sin subidas ni bajadas sentimentales ni casi estilísticas, con bastantes momentos relajados como para escuchar en la intimidad del hogar, preferiblemente a oscuras: la apertura con un exangüe ‘Last Of The Rock Stars’, al poco el ‘Take That Devil Out Of Me’ con su final post-rock, o ‘You Never Know What You’re In For’ con sus aliteraciones, las tres muy bonitas, por cierto.

Habiendo vendido todo el pescado con antelación (aforo agotado) y pudiendo vender la piel de toro antes de cazarla (el presumible éxito artístico de la velada, repetido año tras año), cercano al respetable y vistiendo serio sombrero negro, elegante chaleco de finas rayas y americana de fieltro rojo, Elliott contó anécdotas (que si en Japón el año pasado agradecía diciendo ‘eskerrik asko’ en vez de ‘arigato’ –vaya, esta es la única palabra que dijo Olivier aparte de los coros-, que el público belga es el mejor para ellos después del vasco –y había un belga en el patio de butacas -…), informó de que esa noche de domingo todo era nuevo excepto el soporte de armónica (¡de 1971… y funciona!), adelantó algún tema de su próximo álbum previsto para marzo (el rock ‘‘You’ll Come Back To Me’; está en Soundcloud y se ve la portada), rascó a menudo palmas del público (‘I Want To Talk To You’, otro tema basado en las dos guitarras), picó en el blues (‘Take Your Love Away’, a piñón fijo, con una intro que cabría en la película ‘Comanchería’), deseó que el día del nacimiento de Elvis fuera fiesta en todo el mundo (‘On Elvis Presley’s Birthday’, recitada y relajada, menos épica que hace años, pero ovacionada y premiada con silbidos), descartó el recuerdo de lo malo de 2016 y destacó que lo mejor fue el Nobel a Bob Dylan, a quien versionó por partida doble con los dos músicos sentados en sendos taburetes: ‘Don’t Think Twice It’s Alright’ con aire de folk cristalino y el ‘It’s All Over Now, Baby Blue’ con estribillo cambiado, pues en vez de ‘se acabó todo’ decía ‘buena suerte para ti’

Y desde la 14ª hasta la 18ª y última actuó con las luces de la Sala BBK encendidas: repetida y acelerada ‘Last Of The Rock Stars’ con el guión festivo ya sabido (el ‘Shout’ intercalado) para acabar el show, y ya en el bis cuádruple un ‘Heroes’ de Bowie a modo de divertimento, un ‘Chelsea Boots (como las de Olivier) algo pop sesentero, un ‘Green River’ (‘Río verde’, lo compuso mirando al Nervión en Bilbao) demasiado alargado pero bien, y adiós definitivo cantando y tocando sin micros, a pelo al borde del escenario, el tradicional ‘Worried Man Blues’, un blues algo Nueva Orleans durante el cual halagó a los parroquianos: «Sois creyentes de verdad, amantes de la música… eso espero». En 2018 vuelve Elliott. Seguro que ahí estamos. No tendremos nada mejor que hacer.

OSCAR CUBILLO

bev-elliott-murphy-2017-mikel-1-el

«Elliott ha estado en Musiketan los años 94, 95, 96, 97, 98, 99, 2000, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 17. Volverá en 2018», nos dice la parte contratante. O sea ha faltado en 2001, 02 y 2009 (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

 +++ ENTREVISTA +++

***

«Me pregunto si Elvis habría votado a Trump»

***

bev-elliott-murphy-2017-cartel-gira-espanola

El culto e irónico roquero americano Elliott Murphy

volvió a agotar las entradas de su concierto en el ciclo Musiketan

 

Tras el parón navideño, el 24º Musiketan, el ciclo de conciertos en pequeño formato patrocinado por EL CORREO, retomó su actividad dominical con la siempre esperada y ambientalmente exitosa cita protagonizada por el veterano roquero americano Elliott James Murphy (Long Island, Nueva York, 1949), que arrancó profesionalmente el nuevo año con su habitual gira española, esta vez de ocho fechas, escoltado por su fiel el guitarrista francés Olivier Durand. Como es tradición, Elliott nos atendía el miércoles de esa misma semana desde su hogar parisino, antes de hacer las maletas.

Feliz año nuevo, Elliott. ¿Desde dónde respondes?

Como de costumbre, estoy sentado en mi escritorio. Pero es un escritorio nuevo colocado en un lugar diferente de mi oficina respecto a cuando me hiciste la misma pregunta el año pasado (esta vez). Acabo de llegar a casa desde el gimnasio, para trabajar mi cuerpo y ponerlo en forma para mis próximos ocho shows en España. Junto a mí, en el suelo, están mis maletas a medio hacer, cajas de CDs y algunas copias de mi novela ‘Marty May’ que podría llevar conmigo a Bilbao. Hoy me he divertido mucho subiendo a Souncloud un adelanto de ‘You’ll Come Back To Me’, de mi próximo álbum, ‘Prodigal Son’ (este link). Estoy emocionado por todas las respuestas que está recibiendo en sólo unas pocas horas. Junto a mi familia, mis fans son mi mayor tesoro.

¿Fue 2016 un buen año para Elliott Murphy?

Vaya, 2016 terminó con una nota muy triste cuando mi bajista durante diez años Laurent Pardo sufrió un repentino y fatal ataque cardíaco en noviembre y lo perdimos. Cuando tocas y viajas con un gran músico como Laurent durante tantos años, los lazos que se crean se vuelven muy fuertes. Lo echo de menos y pienso en él casi todos los días. Laurent tocó el bajo en nuestro próximo álbum ‘Prodigal Son’, que verá la luz en marzo. Elegí como adelanto ‘You’ll Come Back To Me’ porque fue la última canción que Laurent grabó conmigo.

Oh, lo sentimos.

También hubo muchas cosas positivas que me sucedieron en 2017 a las que estoy realmente agradecido. En particular al lanzamiento de la película en DVD ‘El segundo acto de Elliott Murphy’. Sólo por ver esta película he aprendido cosas de mí que nunca me había fijado antes.

¿Y qué le pides a 2017?

Quiero buena salud y un poco de riqueza y mucha serenidad para mí y también para aquellos que amo. Espero que este nuevo año me traiga un nuevo viento de energía que me permita enfrentarme a la gran marea de música insustancial y yo pueda aguantar por mi cuenta. ¡Y me gustaría pasar algún tiempo en clima cálido este invierno, debajo de una palmera!

Elliott, ¿sueles criticar y protestar por la elección del señor Trump? ¡Es lo que el pueblo estadounidense quería!

Donald Trump ganó las elecciones debido al anticuado sistema electoral del que Estados Unidos debe deshacerse pronto (vaya, parecido al vasco, con tres provincias con los mismos 25 diputados cada una a pesar de la diferencia de población; Nota del Editor). Tres millones más de personas votaron por Hillary Clinton que por Donald Trump, por lo cual él no está entrando en la presidencia con algún tipo de gran mandato popular que le respalde. Pero estoy dispuesto a esperar y ver lo que sucede, porque me temo que si hay demasiadas protestas antes de que asuma el cargo se pondrá todavía más a la defensiva, si eso es posible. Mi pregunta es: ¿a quién habría votado Elvis Presley?

El galo Olivier y el yanqui Elliott llevan más de 20 años tocando juntos (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

El galo Olivier y el yanqui Elliott llevan más de 20 años tocando juntos (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

¡Elvis habría votado a Trump! Oye, ¿cuántos años llevas tocando con tu guitarrista Olivier Durand? ¿Qué es lo que más le gusta de él?

Olivier y yo llevamos tocando juntos más de veinte años. La gente en España nos ha comparado con Don Quijote y su fiel escudero Sancho, pero esto no es tan exacto porque Olivier es un músico brillante y muy culto y yo soy más realista que Don Quijote. Lo que más me gusta de Olivier Durand es su bondad, dulzura y sensibilidad, y su habilidad para mejorar musicalmente mis canciones de forma que nunca había soñado. Él es el guitarrista más intuitivo con el que he tocado. Lo que no me gusta de Olivier es que tiene hábitos alimenticios raros de verdad. Odia el queso pero ama la pizza. Extraño, ¿eh?

Muy raro en un francés, sí. ¿Y qué cosas del negocio ha aprendido contigo Olivier?

Probablemente él podría responder mejor, pero espero que Olivier haya aprendido que nunca debemos rendirnos o admitir la derrota en un negocio muy difícil, y que siempre debemos respetar a los aficionados por encima de todo. Además, que no es necesario estresarse antes de un concierto: este debe ser un evento alegre para todos. Tú puedes estar estresado durante el viaje o incluso en la prueba de sonido. Pero, una vez que subes al escenario y tienes a ese público hermoso delante de ti, deja tus problemas en el camerino. Y espero que Olivier haya aprendido que todo comienza con la canción. Una buena canción puede ir a cualquier parte, con una banda al completo o simplemente con un dúo.

¿Qué vas a vender tras tu concierto de Bilbao, en el lobby de la Sala BBK?

Voy a vender todos mis viejos sombreros y bandanas. ¡Es una broma! Pero venderemos DVDs (‘El segundo acto de Elliott Murphy’), CDs (‘Aquashow Deconstructed’ y otros), LPs (‘ Just A Story From America’, ‘Milwakee’) y libros (‘Justicia poética’ en castellano). Y debo confesar que el rato que pasamos en el vestíbulo después del show, firmando autógrafos y sacándonos fotos con todas las ‘chicas muy guapas’ (lo dice en español) con una toalla alrededor de mi cuello, es la manera perfecta de terminar la noche.

ÓSCAR CUBILLO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: