Maika Makovski: Amar a Maika

El septeto actuó mucho rato envuelto en tinieblas (foto: Domi Alonso / Teatro Arriaga).

El septeto actuó mucho rato envuelto en tinieblas (foto: Domi Alonso / Teatro Arriaga).

Miércoles 22 de febrero de 2017, Bilbao, Teatro Arriaga, 20 h, entradas de 8,5 a 25 €.

 ‘Chinook Wind’ (Warner, 16).

‘Chinook Wind’ (Warner, 16).

 

Seductora, sentimental, efectista y perfectamente escoltada por cuarteto de cuerdas, trompa y batería, Maika Makovski dijo en el Arriaga que sabe decir 10-11 en euskera: hamar-hamaika

 

Casi media entrada, unas 450 personas, de ambos sexos y propensión a la modernidad barbada (ellos, claro), el miércoles en el Arriaga para catar de modo preferentemente predispuesto a la polifacética, políglota y cosmo-polita Maika Makovski (Palma de Mallorca, 1983), que vino estrenando su disco ‘Chinook Wind’ (Warner, 16). El título se refiere a un viento cálido que en Canadá es capaz de bajar subir las temperaturas 30 o 40 grados, explicó la cantautora pop-rock. Presentó el álbum en formato distinguido y culto: un septeto con cuarteto de cuerda (Brossa Quartet de Corda, de Barcelona), trompa (la de Pau Valls, que sonaba a menudo a Michael Nyman) y batería (Pep Mula), más ella a la voz y las guitarras, ubicada en el centro de la escena, sentada, descalza (nos dimos cuenta al acabar, cuando se levantó), con un vestido largo, vaporoso, escotado y turquesa abierto por delante, con lo cual siempre veíamos sus luengas piernas sirviendo de apoyo de las guitarras.

Sentada al borde del tablado, en el segundo bis, sin enchufe (foto: Mr. Duck).

Sentada al borde del tablado, en el segundo bis, sin enchufe (foto: Mr. Duck).

En 84 minutos de reunión sonaron 17 piezas con dos bises, el segundo un tanto forzado (no encendieron las luces cuando supusimos que se había acabado, pero ellos regresaron antes de que nos diera tiempo a levantarnos), un bis este segundo con los músicos sentados al borde del escenario, tocando a pelo, sin amplificar, y con los espectadores de los palcos superiores invitados por una populista Maika a que bajaran al patio de butacas, donde había muchos huecos libres, para oír mejor. Maika fue muy seductora, no solo por su postura, y se reía quizá nerviosa casi después de cada frase. Afirmó que el Arriaga es el teatro favorito de los que ha visto («y no lo digo por peloteo», aclaró) y la muy políglota (madre andaluza, padre músico macedonio, residencias en Cataluña, Nueva York…) nos lanzó anzuelos coquetos y… populistas sobre sus rudimentos del euskera («nire txakurra beltza eta handia da») que, lo reconocemos, nos hicieron reír en este chiste, este juego de palabras: «También sé decir 10 y 11 en euskera, ¿eh?», planteó Makovski. La parroquia pensó y algunos se rieron y dieron la respuesta: «Hamar-hamaika». Que suena igual que ‘Amar A Maika’.

Maika fue delicada y seductora como una Silvia Pérez Cruz con más tablas (foto: Domi Alonso / Teatro Arriaga).

Maika fue delicada y seductora como una Silvia Pérez Cruz con más tablas (foto: Domi Alonso / Teatro Arriaga).

Fue un concierto efectista, desde el entorno del escenario (mucho humo que generaba tinieblas, luces cuidadas que no cargaban…) y el cantar en inglés y contarnos antes el busilis de las letras en español (pero bueno, Maika aspira a lo internacional, y más en su novedoso ‘Chinook Wind’), hasta la ejecución vocal de la artista: sostenidos, grititos, gañidos, maullidos, recogimientos, sustos… Siempre un efecto en cada verso, gustándose ella, gustando su banda (el cuarteto de cuerda estaba muy bien arreglado) y haciéndonos pensar, a modo de parangón, en numerosas féminas de un espectro amplio, moderno y actual, desde las de Arcade Fire y The Decemberists (esas cuerdas de raíz indie folk canadiense, reconocibles en ‘Canada’ y en el single ‘Not In Love’ –este es el clip oficial-) hasta las más obvias de PJ Harvey (evidente en al menos tres canciones: notable e incisiva ‘Body’ -muy Tom Waits también-, siniestra y teatral ‘Devil Tricks’, y otra del bis), pasando por el indie hispano angloparlante (Russian Red en ‘Blonde Poetry’), el jazz locuelo e inestable de Melody Gardot (‘I Want To Cry’, algo Nueva Orleans), o la exótica de Imelda May (título revelador y traducido en la introducción: ‘The Deadly Potion Of Passion’).

El septeto en el segundo bis, tocando sin micrófonos un folk balcánico (foto: Domi Alonso / Teatro Arriaga).

El septeto en el segundo bis, tocando sin micrófonos un folk balcánico (foto: Domi Alonso / Teatro Arriaga).

Ora frágil y vulnerable (a lo Silvia Pérez Cruz), ora tétrica (no solo por las luces góticas: ahí estuvieron además esos ambientes sónicos alt co, o vía The Walkabouts –de Seattle, pero otros con sonido canadiense-), siempre etérea y vaporosa (no solo por su vestido), cultureta (en ‘Language’ pensé en Apocalyptica, ese cuarteto de cuerda que se hizo famoso versionando a Metallica) y también roots (en plan Corey Harris llegó la étnica ‘Father’), a la postre efectista (‘Bulldog’) y sentimental (el folk balcánico ‘Makedonija’, inspirado, como todo el disco ‘Chinook Wind’, en un viaje a la tierra de su padre, Macedonia, y que podría sonar en el Getxo Folk), la espigada y apuesta Makovski centralizó un show levemente creciente, con sus cimas en el primer bis por resultar menos impostada: ‘Song Of Distance’ (el cénit de la cita, muy 50s, bastante Chris Isaak, algo Elvis, con su epílogo soul por las cuerdas) y ‘Lava Love’ (un blues a lo PJ Harvey –tercera referencia obvia- sinuoso y felino… normal que se usara en un anuncio de sujetadores).

Fue un concierto muy ambiental y pretendidamente íntimo, meditado, más efectista que artificioso (como la ópera negra ‘Porgy & Bess’ a veces, véase ‘Frozen Landscapes’), notable, infalible para con sus fans, más refractario para con los oídos ajenos (no es el caso del que suscribe, ¿eh?, pero sabemos de alguien que desde un palco siguió el partido Valencia-Real Madrid por el móvil) y que, se me ocurrió desde la primera canción, quizá habría funcionado mejor en el Kafe Antzokia.

OSCAR CUBILLO

Entrevista a Maika Makovski publicada por El Periódico de Cataluña y titulada: «He salido del infierno»

Saludos después de primer bis, pues repitieron pose tras el segundo bis (foto: Mr. Duck).

Saludos después de primer bis, pues repitieron pose tras el segundo bis (foto: Mr. Duck).

 

Anuncios
Comments
4 Responses to “Maika Makovski: Amar a Maika”
  1. oscar cine dice:

    No es la primera vez-ni sera la ultima-que sucede lo de alguien en el arriaga escuchando-viendo futbol,pero eso solo demuestra la infalibilidad de los idiotas:estan en todos lados.me gusto tirando a mucho el bolo-como sabes con maika no soy objetivo:era la octava vez que la veia-pero tambien te digo-y lo comentaron varias personas-que si,que mejor en el antzoki…y con banda de rock.
    y aunque es cierto que a ratos recuerda a pj harvey,es mucho menos pedante,pesada e impostada…y encima la mallorquina canta mejor.Tiene todo lo bueno del indie,pero sin ser una pesada(iba a poner”pesada de los cojones”,pero no quiero que se me enfaden los muchos amigos fanes de pejota que tengo)
    salud.

    • bilbaoenvivo dice:

      El que veía fútbol no es idiota. Al contrario, es capaz de hacer varias cosas a la vez. Lo comenté para contrarrestar esa unanimidad sobre la bondad de Maika: el tío fue pagando -no como otros, ¿eh?-, y miró algún resultado.

  2. Aitor dice:

    Lo de alguien viendo futbol a través del móvil no es solo en el Arriaga. Hace un tiempo también vi a otro siguiendo un partido europeo del Athletic en el Kafe Antzoki de espaldas al escenario y también es muy habitual ver a gente que se pasa todo el concierto “wasapeando” y sin levantar la mirada de la pantalla del móvil. En fin peajes de la vida moderna.

  3. oscar cine dice:

    Amen a eso de”peajes de la vida moderna”.y tocayo,presentame a esa persona capaz de ver al mismo tiempo un partido y un concierto.
    Siempre es grato conocer a seres extraordinarios.si me dices q ya lee al mismo tiempo;le hago la ola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: