Chenoa: «¿Borde? No, me caes mal»

 

Chenoa y su veterano guitarrista con estética de hard rock (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Chenoa y Alfonso Samos, su guitarrista y director musical, de estética hard rock (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Sábado 25 de febrero de 2017, Bilbao, Sala BBK, 20.30 h, 28 €.

?????????????????????????????????????????????????????????

?????????????????????????????????????????????????????????

 

Al frente de un grupo roquero, la conquistadora Chenoa arrancó normal y acabó fenomenal su bolo del sábado de carnaval en la Sala BBK. Empezó con gesto torcido, como contrariada, pero se fue calentando y terminó sonriente y brillante. Cantó 22 canciones y la óptima fue ‘Nada de nada’, el mejor rock que vamos oyendo en 2017.

 

Dicen que hay recortes, pero no para la fiesta. El sábado, camino del bolo de Chenoa a las 8.30 pm en la Sala BBK, me sorprendió ver la Gran Vía cerrada al tráfico por un escenario montado en mitad de la calzada para celebrar los carnavales. Quizá semejante fecha restó público a la cantante mallorquina-argentina, que vendió todas las entradas con butacas, las del anfiteatro, pero sólo la mitad del aforo de abajo en una cita con el público de pie para bailar. Acudió un respetable mixto, con muchos jóvenes despreocupados y bastantes veteranos baqueteados. Chenoa pidió en varias ocasiones que se encendieran las luces para ver al personal y llegé a pensar que lo hacía para contar cuánta peña había y que no la engañaran con la taquilla. ¡Es broma! O no, que diría Mariano.

Debido a los prejuicios de la gente corriente, mala fama (artística) arrastra la ex OT Chenoa, alias de María Laura Corradini Falomir, 1,65 metros de altura y 41 años. Y es una fama injusta a tenor de su solvencia y profesionalidad en directo. Lo volvió a demostrar sobre el tablado de la Sala BBK en un bolo creciente, al principio con sonido un tanto cascado, pero luego perfectamente ecualizado y diáfano. Ella apareció con gesto contrariado, con la boca torcida en expresión de cierto desdén, y pastoreó, lidió con sus fans en plan diva enfadada con su doméstica respondona, pero cumpliendo con profesionalidad en Bilbao, «una plaza que amo y quiero con todo mi corazón». Al principio ofició casi obligada, pero se fue contagiando del calor del respetable y su sonrisa perdonavidas y cerebral se desbordó pícara y sincera por sus morenos mofletes. Y es que a Chenoa se le está quedando cara de Rocío Durcal

En quinteto, capitaneando a cuatro músicos muy roqueros (el guitarrista era un heavy como los de Malú, el bajista asfáltico parecía primo de Uoho el de Platero y Tú y Extremoduro, el baterista colgaba una larguísima perilla luciferina algo Metallica y el teclista con su cráneo rapado podría ser de Sôber), vistiendo falda larga, americana de cuero y por solamente un top negro, Chenoa, a veces a lo Ricky Martin y también cual Pat Benatar hispana, recibió los piropos y los retos de sus fans, que le chillaban «guapa», «qué grande eres», «artista»… Cuando se desprendió de la chaqueta de cuero en una suerte de striptease y se la volvió a vestir le animaron ellas diciendo «que se la quite» y «no te tapes», y ellos desearon «quítatelo todo». «No me quiero constipar», alegó más tarde. En una ocasión una cuadrilla se puso a jalear a coro «bra-vo-bra-vo-bra-vo», y Chenoa se negó a dar saltos cuando se lo pidieron las de la primera fila: «No boto desde los 40 años». Y confesó que los tacones sólo se los ponía en escena, que entre bambalinas tenía las deportivas.

En 100 minutos le dio tiempo a interpretar 22 canciones. Y lo hizo muy bien. Vino presentando su séptimo disco, ‘Soy humana’, editado el año pasado en su propio sello, llamado Alias Music. Insistimos en que al principio actuó envarada, quizá descontenta ante el público escaso (unas 300 personas a 28 eurazos en pleno sábado de carnaval a modo de competencia desleal no está tan mal, ¿verdad?), y sufriendo un sonido una pizca crepitante. Las coreografías las atacaba como forzada y leía descaradamente del suelo, donde debería tener un teleprompter con las letras: lo hizo en la inaugural ‘Soy humana’ (este es el clip), en la tercera ‘Hasta la luna’ (antes de ésta se colocó en la cara una máscara de lucha libre mexicana que le habían regalado), en la cuarta ‘Duele’ (aparatosa y afectada balada de desamor que, como tantos textos similares, es inevitable relacionar con su ex novio Bisbal)…

La hispanoargenina con su top azabache y su chaqueta coriácea (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

La hispanoargenina con su top azabache y su chaqueta coriácea (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Chenoa bailaba, giraba sobre sí misma, se apoyaba en el pie de micro, se tapaba el oído para oírse cantar, se volcaba sobre el micrófono como un soulman, a veces era reforzada por coros femeninos pregrabados, lograba que la parroquia ondeara las manos… y a la sexta llegó por fin la primera diana: ‘Lo que te haría’, que cantó muy chulita, un soul-rock en plan Aurora Betrayer comercial con rap aserejé y solo de bajo que ni Ofunkillo. Y la gente contenta (bueno, eso desde antes de empezar) rugió al reconocer los arreglos morunos de ‘En tu cruz me clavaste’, que la ex OT resolvió mucho mejor que India Martínez, Tamara y demás competidoras con menos tablas y gracia (en esta fue donde hizo el striptease).

Quizá la octava, la leída ‘Nada es casualidad’, fue la más flojeras, pero apenas se notó. Y a la novena, el soul español comercial ‘Absurda Ceniciente’, Chenoa confesó que en esa canción estaba previsto que colaborara el televisivo Alex Casademunt… ¡pero que no había aparecido! ¡Igual por eso estaba enfadada, con esa cara de mala leche reprimida!

A partir de entonces, los chispazos se fueron sucediendo: ‘Donde estés’ fue torrencial; ‘Todo irá bien’ alegre, transversal y muy neoyorquina; ‘Rutinas’ coló nananás y ahí pensé que Chenoa tiene más fuerza que Buika; y, tras un tema con destellos hendrixianos (oír para creer), llegó el cénit de la cita: ‘Nada de nada’, un rock con guitarras vía Moon Martin y voz a lo Detroit Cobras que es la mejor canción que hemos oído en vivo en lo que va de año, ahí es nada.

Ya hasta el final todo ruló fenomenal. Ya absolutamente tranquila, Chenoa sonó moderna y ruda a lo Skunk Anansie en ‘Tú y yo’ y pensé que es al menos tan femenina y guerrera como Maika Makovski. Recuperó leyendo la letra la añeja ‘El tiempo que me das’ (que sonó a Gloria Gaynor y que ella comparó con Incognito: «un acid jazz con ese punto cool», lo describió), rock de musical en plan ‘Grease’ pareció por momentos ‘Quinta dimensión’ con sus divertidas coreografías («de todas maneras, yo rock and roll forever», soltó en su introducción), discoteque a lo Village People fue ‘Dame’ y conquistadora sonó ella en la última pre-bis: ‘Atrévete’.

Regresó la profesional de la farándula para el bis y, mirando de nuevo al personal, comentó que o había más gente disfrazada o estábamos más despeinados. Nos deseó que fuéramos felices, nos aconsejó que sonriéramos al menos una vez al día y que nos alejáramos de los quejosos, y soltó hablando sola: «¿Borde? No, me caes mal. ¿Por qué me tiene que caer bien todo el mundo? Lo de la buena onda… Yo soy lo que me das». Y es que estaba presentando la primera del bis doble, ‘Soy lo que me das’, un buen neoswing. Y remató el bis con su primer éxito ‘Cuando tú vas’, otro swing en plan Raffaella Carrá que resonó a fin de fiesta por todo lo alto.

Chana Chenoa y muy bien estuvo con su grupo roquero capaz de recrear temas comerciales, optimistas y transversales. Buf, si llega a estar de buena onda desde el principio habría molado más y dejado mejor sabor. ¿El plantón de Alex Casademunt, ex OT1 y su compañero televisivo en ‘Tu cara me suena’ le pondría de tan mal café?

OSCAR CUBILLO

Saludos postreros de Chenoa y sus roqueros (foto: Joaki del Hoyo).

Saludos postreros de Chenoa y sus roqueros (foto: Joaki del Hoyo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: