El Niño de Elche: Público inteligente

Con el libro abierto en la pieza inaugural, ‘Notificaciones’ (foto: Mr. Duck).

Viernes 17 de marzo de 2017, Bilbao, Kafe Antzokia, 22.30 h, 15-18 €.


Flamenco del futuro: el iconoclasta El Niño de Elche sedujo con sus sintetismos rojeras pero autocríticos a un respetable entregado de antemano

 

El viernes hicimos doblete flamenco: arrancamos a las 8.30 en el Teatro Barakaldo con Antonia Contreras, ganadora de la Lámpara Minera de 2016, que se quedó sin voz (lo contamos en el post previo), y las 10.30 estaba programado El Niño de Elche, alias de Francisco Contreras, un ilicitano del 85 (esta es su web en el Kafe Antzokia. Orondo y vestido con camiseta de la flaca y espectral Diamanda Galás, El Niño volvió Bilbao para volver a presentar su disco ‘Voces del extremo’ (15), una osada adaptación de textos de poetas contemporáneos que entronca con el atavismo moruno y con la modernidad de atemporal de Morente; no en vano, algunos lo han calificado como el nuevo ‘Omega’. Ya lo estrenó en noviembre de 2015 en el auditorio de La Alhóndiga casi lleno, un local enorme, frío y difícil donde dio un muy buen concierto (así lo contamos). Pero el viernes en el Antzoki, ante menos gente pero más entregada (unas 200 personas), repitió el show multiplicando su impacto y acrecentando los aplausos.

El concierto fue muy parecido, también en trío con los sintes de Darío del Moral (de Pony Bravo) y las guitarras percutidas por Raúl Cantizano. En 92 minutos manejaron 11 pasajes que también arrancaron con El Niño de Elche asiendo un libro abierto, como leyendo en ‘Notificaciones’, tema tétrico con ruiditos vocales marca de la casa (aviones picando, jadeos sofocados, gemidos…), trazos de spoken word y tramos a lo Velvet Underground. Repitió el truco de poner una radio de bolsillo ante el micrófono en ‘Estrategias de distracción’ (la de mira la Pantoja, mira la pantalla de televisión…), un tema post funk algo Talking Heads, y de seguido la peña entró participativa en los coros ahh-ah del algo electro-pop ‘Mercados’ (el de sube la bolsa de Nueva York).

El post-flamenco Francisco Contreras con camiseta de Diamanda Galás (foto: Mr. Duck).

«Gracias, público inteligente», dijo tras ésta y prosiguió descreído, rojeras pero escéptico, en ‘El comunista’, un funk tipo Pere Ubu cuya lírica se podría aplicar a un podemita. Al acabarla nos regó El Niño con uno de sus discursos sarcásticos: que es diferente tocar después de las 10, para el público y para ellos, pues se habían bebido el güisqui y se le olvidaban las letras (pero que no quería hacerse el Nacho Vegas, aclaró irónico), y que «Bilbao no es tan gris como lo pintan en el sur». Y entonces le llegó el turno de ‘Canción de corro del niño palestino’, con lapsos de siseos, onomatopeyas, lamentos de almuecín («¡qué grande, Paco!» le jaleó una de delante) y un par de ventiladorcitos incrustados sobre las cuerdas de la guitarra acústica, percutiéndolas en un mantra, previa a la estupenda parte final con ‘Informe para Costa Rica’ (lo mejor de la velada, folk latino con guitarra limpia en espiral y letra dura aplicable a tantos regímenes de izquierdas y derechas; aquí va un YouTube en vivo que suena menos visceral que en el Antzoki), ‘Nadie’ (vanguardia con dejes de Chiquito de La Calzada y del rap), ‘Miénteme’ (baile noctívago para los partidos políticos) y el cierre con ‘Que os follen’ (para los políticos, un post funk con final gritado a lo Alan Vega).

El infante ilicitano irónicamente indie iniciando un paso de baile (foto: Mr. Duck).

Quedaba el bis, que fue doble, con un prescindible y tontorrón y reiterativo ‘Oso polar’ (la sima de la cita), y el cierre definitivo con ‘Canción de amor de San Sebastián’, de T. S. Eliot, el primer poema de los musicados por él que le quedó bien y que en el Antzoki resonó a híbrido creciente de Nick Cave y Morente, o algo parecido. Al acabar el show todos los que estuvieron en La Alhóndiga coincidieron en que había estado mucho mejor el concierto del viernes.

OSCAR CUBILLO

En el bis, Darío del Moral (Pony Bravo), Paco Contreras y Raúl Cantizano (foto: Mr. Duck).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: