Dead Bronco: Por la vía rápida (+ entrevista)

El superquinteto apretando el acelerador en el Kafe Antzokia (foto: Piru Lamiako).

Sábado 18 de marzo de 2017, Bilbao, Kafe Antzokia, 23 h, 10-12 €.


El superquinteto de country-rock asesino e internacional agotó el aforo en su estreno en casa y dio un conciertazo que da pistas sobre cómo será la gira internacional de su cuarto disco

 

Sábado con conciertos llenos en el Gran Bilbao: en la Sala BBK con la pianista de jazz Eri Yamamoto, en la Sonora de Astrabudua con Ross The Boss recuperando a Manowar, en el Teatro Campos con el ballet Kukai logrando el ‘sold out’ en su 15º aniversario… Abrimos la velada viendo a Kukai (aquí lo contamos) y luego, tras abrevar por Ledesma en un bar de bocatitas carnívoros donde repetimos ronda porque pinchaban a Queen, AC/DC, Kiss y cosas así y La Reina no quería moverse del garito, llegamos a las 11 al Kafe Antzokia, en cuya taquilla ya estaba colgado el cartel de ‘entradas agotadas’. No pudimos ver a los teloneros de la velada, los Mamagigi’s, que salieron a las 10, pero es que conocíamos a qué hora iban a salir los cabezas de cartel, Dead Bronco, superquinteto de Getxo (peña de General Lee, Dinamita Pa Los Pollos o el barbado Dani Merino en sus filas) liderado por Matt Horan, un treintañero inmigrante de Miami que canta con voz nasal vaquera, siente devoción por Hank Williams y suena a menudo como su nieto Hank III (y ese sábado le versionó por partida doble con ‘Hillbilly Joker’ y la última de la cita, ‘Straight To Hell’).

Fue un bolo estupendo de 27 temas (28 contando el instrumental que animó el reparto de regalos de Buzz Lightyear) en 92 minutos con la peña entregada: moteros con sus colores, chicas subiendo por las escaleras, el antifeatro superior lleno y todo el respetable bailando y ondeándose con el country rock genuino que Dead Bronco etiquetan como ‘broncobilly’. El sábado era el estreno oficial en casa de su cuarta rodaja, ‘Bedridden & Hellbound’ («‘Bedridden’ es cuando el medico te manda reposo total, y ‘Hellbound’ significa ‘destino, el infierno’. Este disco se escribió durante una época muy dura en mi vida», nos tradujo Horan en la entrevista que sigue abajo), y los cinco forajidos superaron las altas expectativas.

Buzz Lightyear, amigo de Horan, repartiendo regalos por sorpresa (foto: Piru Lamiako).

Sus temas cañeros tan cow-punk, esos torbellinos propios de persecuciones del Coyote al Correcaminos, llegaron con guiños, fusilamientos e inspiraciones en Hank III, el Reverendo Horton Heat (esas canciones de trenes…), Bob Wayne & The Outlaw Carnies y si nos fuerzan a Jason & The Scorchers, Slim Cessna’s Autoclub o al psychobilly crepuscular de Blood On The Saddle (por ejemplo el tema de su último clip oficial, el que nomina al álbum, Bedridden & Hellbound’) en títulos como ‘Keg Stand’ (¡con los focos parpadeando!) o ‘Stupid Man’, siempre con el tupé de Horan agitándose endemoniado, la guitarra solista de Manu Heredia sin dejar de recorrer el mástil (por ejemplo en ‘Dead Bronco’, la canción) y la steel de Merino ora gañendo ora echando chispas. Les salían excelentes, verosímiles y súper exportables sin necesidad de estibadores, por la vía rápida: ¡en la primera hora tocaron 20 temas!

Pero si se descuidan, a Dead Bronco les quedan mejor los medios tiempos evocadores, esas composiciones redondas y también creíbles con regusto a Waylon Jennings, Johnny Cash, el Wayne Hancock más hillbilly, Hank Williams II y hasta Carl Perkins y Jimmie Rodgers en títulos tipo ‘Devil Woman’ o ‘Mama Tried’ (una de las dos versiones de Merle Haggard). Qué nivel, oigan. (Ah, durante ese concierto me enteré de la muerte de Chuck Berry ese mismo día.)

OSCAR CUBILLO

Matt Horan con camiseta de Danzig, a los que versionó en la penúltima: ‘I’m The One’ (foto: Piru Lamiako).

+++ ENTREVISTA +++

***

«¡Cada vez las giras son más largas y mejor pagadas!»

***

Capitaneados por el actor yanqui Matt Horan y con músicos de General Lee y Dinamita Pa Los Pollos en sus filas,

los vaqueros infernales recorrerán Europa y USA presentando el broncobilly de su cuarto disco

 

Dejemos que se presente el líder, Matt Horan, un estadounidense antes conocido como Paco Sánchez: «¡Hola! Soy Matt Horan. Tengo 34 años y soy músico a jornada completa, actor y barbero. Me instalé en el País Vasco en 2008. Me llamó mucho la atención el estilo de vida de aquí. ¡La gente, los pintxos y las cañas grandes! Yo soy del sur de Florida, donde todo el terreno es plano como un plato, incluyendo el mar. Aquí los paisajes y la naturaleza son impresionantes y encima están las mejores playas para surfear. Pocos sitios en el mundo compaginan el lujo de montañas y olas. Así que decidí quedarme básicamente porque conseguí el sueño americano en Euskadi, je, je…».

‘Bedridden & Hellbound’
‘Broncobilly’ llaman ellos a su estilo, que rula con voz nasal genuinamente americana, ritmos guitarreros vaqueros cuesta abajo y sin freno, y visitas aseadas al honky tonk. Cabe hillbilly asesino vía Reverendo Horton Heat, la reciedumbre crossover de los Blasters, actualizaciones del campero Carl Perkins, las chispas cow-punk de SpeedBuggy USA… Un álbum espectacular y auténtico. 12 cortes. 34 minutos. Sello: Autoproducción. Getxo. 2017. PVP: CD digipack: 11,99 €.

Matt es el líder de Dead Bronco, supergrupo eléctrico de countrybilly chispeante y auténtico basado en Getxo que empezó tocando por diversión en las esquinas de nuestras calles y que el viernes 3 de marzo arrancó en Vitoria (Hell Dorado) una gira que les llevará por Europa y USA. Viajarán divulgando su cuarto disco, ‘Bedridden & Hellbound’, como todos los anteriores autoeditado por el propio grupo… ¡en sólo cinco años de andadura! Este opus sería la banda perfecta para la película ‘Comanchería’, que trata de vaqueros pistoleros contemporáneos, ya saben. Y miren, este es el videoclip de la canción que da título al disco, muy Blasters ella (ya, la misma que en directo me recordó a Blood On The Saddle).

«El gran fiestón en casa será el 18 de marzo, en el Kafe Antzokia, en Bilbao», anticipaba sobre el concierto arriba comentao en esta entrevista el propio Matt Horan, fan de Hank Williams y protagonista de la película ‘La mina’. Dead Bronco han crecido hasta superar sus propias expectativas, y son muy interesantes y reveladoras las respuestas de su líder.

Dead Bronco estáis creciendo mucho, ¿no? También en infraestructura. Ahora vuestro manager Jokin Totorika no se ocupa de todo, sino que os lleva el booking la empresa bilbaína Noise On Tour, la prensa os la mueven desde Madrid…

Hemos ido como un tiro. Al principio Jokin y yo nos encargábamos de todo. Él de España y yo del extranjero. Pero de repente el trabajo se nos escapó de las manos. Había demasiadas cosas entre promociones, componer, grabar, contrataciones, hoteles, vuelos, giras… ¡Casi explotamos! Hemos tenido que delegar. Por suerte nos hemos juntado con Noise on Tour para las contrataciones en España, con Sedate para las contrataciones de Europa, con Gran Sol como distribuidora y agencia de promo, con Motmo como editorial… Están haciendo un gran trabajo y a nosotros nos libera completamente para centrarnos en lo que debemos centrarnos.

¿Cómo se organizan esas giras por el extranjero tan largas? ¿Cómo se cuadran las carreteras, las salas, los hoteles y las ciudades?

¡Yo organicé las primeras giras europeas y sin tener contactos! Me pasaba todos los días mil horas enfrente del ordenador, mandando emails y buscando salas. Creo que la gente no se da cuenta de lo difícil que es cerrar una gira completa, que todo cuadre con las distancias y, a la vez salir a la carretera a tocar casi todas las noches y yo trabajando con la peli (‘La mina’). Se me hizo un infierno. Fue una locura. Tuvimos la suerte de actuar en la última edición de Queens Day Fest en Holanda y, por casualidad, entre el público estaba el jefe de Sedate Bookings. Después de vernos en directo se acercó y se ofreció a organizarnos una mini gira de prueba. Parece que le gustó, porque el año pasado firmamos con ellos y esta es la tercera gira que hacemos juntos. ¡Cada vez son más largas y mejor pagadas!

¿Qué no suele faltar en vuestras peticiones de camerino?

Nos gusta tener cervezas frías, coca-cola para Manu, botella de Jack (Daniels), hielo, picoteo, toallas de mano… Y siempre pedimos en el raider dos chicas nórdicas para pelar fruta, pero eso aún no ha colado. Aunque una vez sí nos que pusieron un nórdico. No somos muy exigentes…

¿La amenaza terrorista en Europa os dificultado los trayectos? ¿Os paran en los controles de carreteras, etc.?

La verdad es que sí, y bastante. De una furgoneta llena de trastos y ocupada por cinco tíos barbudos con greñas y sin duchar, ¿qué te esperarías? La mayoría de las veces nos dejan pasar después de explicarles lo que hacemos ahí y suelen ser muy majos. Pero también hemos visitado la comisaría en un par de ocasiones. Una de ellas, los que nos habían interrogado luego vinieron a vernos al concierto. Fue muy surrealista. En septiembre tenemos varios bolos en USA. En Florida, Georgia y el Muddy Roots Festival de Nashville. A ver si no tenemos `problems’.

Matt Horan, guitarrista, cantante, compositor, actor, barbero, surfero, padre… (foto: David Herranz).

Matt, pienso que Dead Bronco sois un súper grupo. Estáis tú, Manu Heredia (guitarra) de General Lee, Oscar (contrabajo), ex Dinamita Pa Los Pollos, Dani Merino (pedal Steel guitar), que anda en mil grupos… Al batería Danel le controlo menos. ¿Cómo ha salido esta alineación? ¿De casualidad? ¿O la habéis buscado mirando la estética, el conocimiento de idiomas…?

En primer lugar, gracias por ese título de súper grupo. Siempre hemos admirado tu criterio.

Bueno, que me voy a ruborizar…

Yo también pienso que hemos montado un súper grupo con los nuevos componentes. Todo pasó por casualidad. Oscar ya estaba tocando con General Lee. Justo cuando salíamos para la primera gira europea que organicé yo, Alain, ex-banjista, no pudo venir y Oscar le preguntó a Manu si quería acompañarnos. Lo de Manu tiene mucho mérito porque aceptó sin conocer ni una sola canción nuestra y tocó toda la gira perfectamente. Él escucha el tono y descifra e intuye toda la canción. O algo así, nos dice. Es un semi-dios.

Ja, ja…

Por eso decidimos que Manu era imprescindible y tenía que tocar con nosotros sí o sí. Luego, cuando Jokin Totorika (actual manager y antiguo lap steel) decidió abandonar las giras y centrarse más en la gestión, nos recomendó a Dani Merino para sustituirle. ¡Pero yo ya le tenía fichado! Dani nunca había tocado la lap steel anteriormente, pero toca la guitarra de lujo, así que no le resultó difícil y la dominó en un par de semanas. El tío es una máquina.

Ya, toca con Five Direction, con Margo Cilker…

Después de que se fuese Jokin Corral, estuvimos haciendo pruebas de baterías hasta que conocimos a Danel. Dani nos lo había recomendado, porque se conocían de las jam sessions. La verdad es que encajó bien, tiene mucha energía y una buena actitud. ¡Y encima su grupo favorito es Lynyrd Skynyrd, así que perfecto!

¿Y de qué curráis para salir de gira tan lejos y tanto tiempo? ¿Las hacéis coincidir con las vacaciones?

La mayoría de nosotros nos dedicamos a esto ‘full time’. Y el que no, tiene empleos flexibles. Yo, cuando no ando de gira, estoy cortando pelo.

Y tenéis nuevo disco. Habla de él, please…

Es nuestro cuarto trabajo y se titula ‘Bedridden & Hellbound’. Las canciones tratan de decepción, cansancio, amor, odio, el tráfico, la muerte, demonios y la birra, claro.

¿No es más rock que los anteriores?

Quería hacer algo diferente con el sonido de este disco. Aprovechando los nuevos fichajes y las letras que hablan mucho de Florida, nos decantamos hacia algo más rock. Yo entonces estaba escuchando mucho outlaw country y country rock de los 70, tipo Waylon Jennings, David Allan Coe y los Skynyrd. Por eso el nuevo sonido salió solo, de modo natural.

¿Qué te inspira a la hora de escribir las letras?

Yo siempre escribo sobre lo que está sucediendo en mi vida. Mis letras son bastantes personales y abiertas. Escucho e investigo mucha música. Es algo que siempre me ha inspirado. Puedes aprender un montón con los maestros, incluso con los grupos desconocidos. Todo vale.

Ya.

Escribo mucho sobre mi pasado y cómo me afecta ahora. Vengo de una familia religiosa y extremista, y mi infancia tampoco fue de las mejores. Por eso creo que escribo mucho sobre el demonio y el pecado. Me siento acechado por él. Pero también hablo un poco de todo, como sobre una buena birra o del tráfico en Miami.

¿Cómo serán los conciertos de presentación?

Pues tenemos muchísimas ganas, porque los últimos meses, entre la salida del disco y la promoción, no hemos parado. Estamos ansiosos, ¡así que se prepare el público! Como siempre, en Vitoria y Bilbao lo daremos todo. Tenemos un buen show preparado. La presentación será la caña y fluirán ríos de bourbon esas noches. Empezamos la gira con nuestros amigos de Hell Dorado, en Vitoria, el 3 de marzo, y luego llegará el gran fiestón en casa, el 18 de marzo, en el Kafe Antzokia, en Bilbao.

¿Cuando tocáis en el extranjero qué os dicen los guiris? Por ejemplo en Alemania, donde seguro gustáis mucho.

La mayoría de la gente flipa. Les encanta nuestro directo y la música. Solemos vender mucho merchandising y en general nos tratan de lujo. Alemania es genial, porque siempre están dispuestos a empezar un buen pogo durante el concierto. Cada vez es más familiar todo. Viene más gente, vas haciendo amigos… Tenemos muchas ganas de volver.

Al principio tocabais en cualquier esquina de la calle, literalmente. ¿Creéis que habéis sido pacientes, que no habéis tenido prisa hasta llegar donde estáis ahora? Y eso que han pasado solo cinco años.

Nosotros empezamos esto para conseguir birras. Esa era nuestra meta, no había más. Nunca pensé que esto iba ser algo serio. Me puse Paco Sánchez como mote porque solo quería pasarlo bien con mis amigos, ja, ja… Lo que nos paso fue algo de película y yo todavía sigo descolocado. Hemos ido yendo con la corriente. Eso ayuda a prevenir un infarto.

Ah, ¿qué significa el título del disco, ‘Bedridden & Hellbound’?

‘Bedridden’ es cuando el medico te manda reposo total, y ‘Hellbound’ significa ‘destino, el infierno’. Este disco se escribió durante una época muy dura en mi vida y creo que ese título puede generalizar bien de lo que trata.

¿Os gusta ‘Comanchería’, la película? ¿Os sentís identificados de alguna manera?

¡Peliculón! Me encantan Jeff Bridges y Chris Pine. Es increíble esa peli. No sé si me siento identificado. Pero el ambiente me mola y la banda sonora aporta mucho.

OSCAR CUBILLO

Saludos finales de Dani, Oscar, Danel, Matt y Manu (foto: David Herranz).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: