Jan Akkerman: «Focus era un grupo aburrido de cabaret» (+ entrevista)

Sentado, con la guitarra sobre los muslos y con gorra de cuero, así todo el rato (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Domingo 9 de abril de 2017, Bilbao, 24º Musiketan, Sala BBK, 20 h, 12 €.

 

El exguitarrista de Focus cerró en el Musiketan su gira norteña (Santander-Miranda-Bilbao) antes de alquilar un coche para por su cuenta conducir a su esposa por la Euskadi profunda

 

Eso, que el domingo vi tres conciertos enteros (por la mañana Los Tiki Phantoms, por la tarde Jan Akkerman y por la noche Monster Truck), además de parte de un cuarto bolillo (también por la tarde Margo Cilker en un Coppola muy familiar, a tope de niños). Todo por placer, si no sería imposible aguantar. Hago memoria: por la mañana estuve en el Satélite T con Pato y Rocío; por la tarde en el Coppola con Susana, La Reina, Ray y Los Mellis; luego en el Musiketan con Carlos; y de noche en el Antzoki a mi bola pero con Pato, Gorka, Tsustas, Danel, etc. Esto sé que no interesa al lector medio, únicamente lo escribo para acordarme yo si lo releo un año de estos, antes de que estemos todos muertos, je, je…

Pues eso, que a las 8 me acerqué a la décima sesión de las trece dominicales del 24º Musiketan, el ciclo de conciertos en pequeño formato que patrocina EL CORREO. Era la octava cita de la serie que veo este años y la protagonizaba en solitario el alto y viejo guitarrista Jan Akkerman (Ámsterdam, Holanda, 70 años), ex Focus, que se hallaba terminando una gira española de tres días, de viernes a domingo: Santander, Miranda de Ebro y Bilbao. La Sala BBK en esa jornada de calor no llegó a media entrada, ni siquiera a los 200 espectadores, pero todos se mostraron a favor del oficiante: ovaciones rotas y bravos sonaron al final de las 9 largas piezas instrumentales que interpretó en 84 minutos.

Como nos contó en la entrevista previa (abajo reproducida), el cínico Jan gusta de mezclar estilos, de entreverarlos, de fusionarlos. Usando una acústica a volumen muy alto (una Avalon construida en Irlanda), sentado en el centro de la escena, Akkerman intercaló jazz con folk americano (‘Central Station’, allá donde se cruzan sin conocerse tantas personas con sus propias historias, explicó), inspirándose en la música clásica imaginó alegorías de poso céltico (el segundo tema, cuando al acabarlo se oyó a alguien decir: «¡cómo se le va la olla!»), cruzó Brasil con más folk bastante hippie (‘No Wonder’), coló un popurrí de Focus (donde infiltró fraseos a lo Andrés Segovia, que también los notó el amigo Carlos), presentó un tema titulado ‘Song For Django’ (dedicado a su influencia Django Reinhardt, con trazos blues y el calificativo de ‘excellent’ proferido por un espectador de la segunda fila cuando lo acabó), una versión de Jacques Brel (‘Mon Amour’) o una pieza que amalgamó fusión, jazz brasileiro y flamenco vía Paco de Lucía (‘Tranquilizer’, ejecutada de modo percusivo, como si fuera la técnica ‘slap bass’ casi, pieza que seguro encantó al bajista Marcelo Hormaechea, de Gintonic y Rufus, sentado arriba en el anfiteatro), y el solicitado bis lo cumplió con un outtake de Focus (‘Out Of Versuvius’, en plan folk prog). Bastante bien para ser una difícil sesión en solitario.

OSCAR CUBILLO

El cínico Jan Akkerman, concentrado en las notas de su guitarra Avalon (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

 

+++ ENTREVISTA +++

***

«Empecé a tocar en cuanto abrí los ojos»

*** 

El guitarrista Jan Akkerman, ex componente de unos Focus a los que desprecia en la actualidad,

actuó con solvencia en un Musiketan poco nutrido pero muy entregado

 

La décima de las trece jornadas dominicales del 24º Musiketan, el ciclo de conciertos en pequeño formato patrocinado por EL CORREO, estuvo protagonizada este domingo por el guitarrista Jan Akkerman (Ámsterdam, Holanda, 70 años), que ha entrado en la leyenda por haber militado en el grupo progresivo Focus, liderado por el teclista, flautista y vocalista Thijs Van Leer, grupo al que descalifica en esta entrevista.

Akkerman, también influido por el blues, el barroco, el flamenco y la fusión, actuó en solitario en una minigira norteña de tres conciertos: viernes en Santander (Almacén de Little Bobby, 21 h), sábado en Miranda de Ebro (Bocca Food & Music, 200 h), y domingo en Bilbao (Sala BBK, 20 h). El guitarrista nos atendió el martes de esa misma semana, «desde mi casa en Volendam, cerca de Ámsterdam, donde vivo con mi señora y dos hijas». La entrevista se realizó por e-mail.

¿Qué hace un día que no sale de gira?

Toco un montón en mi estudio doméstico. Si el clima lo permite, conduzco en moto para despejarme la cabeza. Y también voy mucho a la sauna.

¿Cuáles eran sus influencias cuando empezó a tocar?

Empecé a tocar en cuanto abrí los ojos, por así decirlo. Y la iglesia fue mi inspiración cada mañana cuando era niño. Tenía un piano con las teclas negras pintadas y me di cuenta de que las notas blancas correspondían exactamente con la melodía que tocaba el carrillón de la iglesia a las 7 de la mañana.

¿Cuánto tiempo estuvo en el grupo progresivo Focus? En Wikipedia indican esta secuencia: 1969-1976, 1985 y 1990.

Estuve cinco años con Focus y di también algunos conciertos sueltos. Yo compuse su éxito ‘Hocus Pocus’ (aquí va un directo en la NBC en 1973, con Jan a la guitarra) y cinco años después me echaron. Fue un alivio.

Tras Focus empezó a tocar jazz fusión. ¿Influido por qué?

Siempre me ha gustado fusionar cosas, extraer el blues de la clásica, etc. Desde que era un chaval. Mi primer single fue ‘Melodía en Fa’ de Arthur Rubinstein (lo grabó con el grupo Johnny And His Cellar Rockers; aquí va un audio en YouTube) y yo la tocaba en La mayor porque eso la convertía en más rocanrolera, más twang. Más tarde pude escuchar a Wes Montgomery o a Kenny Burrell, aunque desde antes me encantaba Django Reinhardt, al que todavía suelo oír. Y, por supuesto, los tres reyes (se refiere a los King del blues): BB, Freddie y Albert King. Y todo esto sin olvidar la gran tradición gitana española.

Enumera Wikipedia: «He also played alongside Alan Price, Herman Brood, Peter Banks, Phil Collins, Jack Bruce, Charlie Byrd, Ice-T, Paco De Lucia, and B.B. King» (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

También ha trabajado como músico de sesión para otros artistas.

Vaya, siempre me sentí como un músico de sesión, aunque algunas veces el grupo se llamara Focus o Brainbox. Brainbox era mi banda favorita. Roqueaba… Focus era más un grupo de cabaret, bien educado, pero aun así aburrido, en mi opinión. Hice todos los arreglos de rock progresivo de Focus, que me brotaron inmediatamente después de mi etapa en Brainbox, los cuales hacían un rock progresivo más duro. Algo así como heavy metal con diploma.

¿Qué es lo peor de trabajar como músico de sesión?

La peor de verdad era cuando se encendía la luz roja en el estudio (el momento de grabar). Entonces me sentía como una ramera en una iglesia, je, je…

Le preguntaremos únicamente por dos grandes estrellas con las que ha tocado. ¿Por qué le gustaba B.B. King?

B.B. era un genuino intérprete de blues y un hombre muy agradable. Estar sentado junto a él hizo que aprendiera más de lo que sospechaba sobre el blues, mucho más que lo que comentaba antes sobre la fusión y de tocar blues a partir de la clásica.

Y también ha acompañado a Paco de Lucía.

Paco era un intérprete monstruoso que llegaba más allá. Empezó a recordarme cada vez más al tipo que mató a Mozart en la película esa (se refiere físicamente al actor F. Murray Abraham en la película ‘Amadeus’, donde hace de Salieri). Su desaparición ha sido una gran pérdida para la comunidad flamenca. Descanse en paz.

‘North Sea Jazz’ (2013).

El último disco a nombre de Jan Akkerman se titula ‘North Sea Jazz’, por el festival holandés, que ahora se celebra en Rotterdam.

Es una compilación de momentos en ese festival. Fue un privilegio tocar allí y alguien fue tan amable de apretar el botón de grabación varias ocasiones para da este resultado. ¡Aún no lo he escuchado!

¿Y cómo serán sus conciertos de esta gira española de tres días, de viernes a domingo: Santander, Miranda y Bilbao? Viene en solitario, ¿no?

Sí, voy solo a los tres conciertos. Todavía (martes por la noche) estoy dudando qué guitarra debería llevar, si la Gibson Charlie Christian o la Lowden acústica de cuerdas de acero.

Buf, mejor la Gibson (al final en Bilbao usó una Avalon construida en Irlanda). ¿Cuántos conciertos da al año?

Depende. El año pasado actué mucho en Japón, Noruega, Alemania, Rumanía, etc. Pero sobre todo en mi país. Creo que son unos 80 conciertos al año, lo cual me deja tiempo el tiempo suficiente para disfrutar de mis hijas y mi señora. La voy a llevar a Bilbao y a los otros lugares. Y después alquilaré un coche y chequearé la parte rural de ‘Euskadi’ (sic).

OSCAR CUBILLO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: