Burning: Johnny se siente bien

El sexteto en acción, con dos guitarras (una muy slider) y dos baterías, pues casi lo era la percusión (foto: Mr. Duck).

Sábado 22 de abril de 2017, Bilbao, Kafe Antzokia, 22 h, 15-18 €.


Comunión con el cancionero de ayer y de hoy de los históricos y sorprendentemente estupendos Burning en un Antzoki lleno, mixto y cantarín, donde se generó un ambiente similar al de los conciertos de Loquillo y sus Trogloditas

 

En un momento de su gran concierto del sábado noche en un lleno Kafe Antzokia (unas 500 personas, muchas mujeres), el líder de Burning (Madrid, 1974), el pianista, vocalista y superviviente Johnny Cifuentes, agradeció a sus 61 años: «Hemos venido a Bilbao en todas nuestras épocas. En los tiempos de puta madre y en los tiempos más difíciles. Gracias por estar siempre ahí…». Y sí, ahora mismo, en la gira ‘Corre conmigo 2017’, Burning se hayan en una etapa buena, con tirón entre el público (entre los roqueros domingueros también, que son los que llenan las plazas) y prolongando el crédito merecido y ganado por su último álbum oficial, el crepuscular, sentido y verosímil ‘Pura sangre’ (2013), lleno de guitarras de country rock y sinceras letras.

Desde la atalaya de sus 61 años, Johnny Cifuentes, querido por la peña, a la que no duda en halagar (foto: Mr. Duck).

Por eso Burning llenaron el Antzoki, donde teloneados por Desvariados dieron un bolo de 108 minutos para 21 piezas, alternando sus idiosincráticos rocks macarras (‘Jim Dinamita’, la por supuesto coreadísima ‘Qué hace una chica como tú en un sitio como este’, un ‘Este es un atraco nena’ dedicado a la «chica» de Johhny, quien currando de cajera sufrió un asalto de un «listo», el festivo ‘Mueve tus caderas’…), la reverencia impenitente hacia los Rolling Stones (‘Jack Gasolina’, ‘Todo a cien’, un chuleta ‘Ginebra seca’ con referencias al ‘Jumping Jack Flash’, el ‘Satisfaction’ y el ‘Brown Sugar’…), y las cadencias country rock del mentado ‘Pura sangre’, aptas para el festival Azkena (el tempo soulero de ‘Águilas’, un ‘Corre conmigo’ a su vez reminiscente de los Stones de los caballos salvajes, o la apertura del único bis con un ‘Pura sangre’ lisérgico al modo de Israel Nash Gripka, demostrando los Burning que en castellano se puede hacer todo tipo de rock y alcanzar incluso la épica americana).

«Muchas gracias, sois la hostia, me hacéis sentir de puta madre, uf» (foto: Mr. Duck).

Todo el mundo pensó al acabar que fue un muy buen concierto, con sonido estupendo y un ambiente por todo lo alto desde el arranque y durante la hora y tres cuartos de show. Johnny comunicó con la parroquia predispuesta («muchas gracias, sois la hostia, me hacéis sentir de puta madre, uf», dijo de seguido en el bis), no abusó del pedir coritos ye-ye-ye, palmas y participación, y regresó a Bilbao conduciendo un sexteto con baterista más percusionista que le pegaba duro (¡casi como Sex Museum!) y dos guitarras (limpia Stratocaster y una ruda Gibson frotada con mucha slide blusera), dos hachas que se retaban en punteos, generaban explosiones y alargaban las canciones como Los Trogloditas clásicos.

En ‘Mueve tus caderas’ Johnny descorchó el cava y dio a beber a morro a alguno de sus escuderos, aquí al bajista (foto: Mr. Duck).

No en vano, muchos pasajes del concierto los podría firmar Loquillo con su formación actual (¡o con los Troglos!): guitarras lanzadas, los mástiles alineados y disciplinados, y el líder espoleando los coros comunitarios, enfáticos y mixtos del gentío transversal, por ejemplo en el frescor de la mentada ‘Esto es un atraco’, un alegremente brillante ‘Es especial’ con el personal cantando hasta el ‘muac’ del beso, un ‘No es extraño que tú estés loca por mí’ con la slide anticipando la redonda melodía, o el adiós emocionantísimo -como escarpias, oigan- coreado con mucho vigor nostálgico también por las espectadoras presentes en el Antzoki de la balada ‘Una noche sin ti’, que contiene los versos favoritos de Pato: «dan las 6, sintonizo a Los Stones, recuerdos del pelo largo, viejos blues, queridísimo Eric Burdon» (yo suelo cambiar a Burdon por Eric Clapton).

Ah, nos informan confidencialmente que en diciembre Burning actuarán en Galdakao. Uf… a ver si llegamos…

OSCAR CUBILLO

Saludos del sexteto madrileño tras el único bis, de cuatro piezas (foto: Mr. Duck).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: