Cale Tyson: Texano sin sombrero

Algunos opinaron que Cale Tyson se parece al eurovisivo Manel Navarro, el del gallo (foto: Carlos García Azpiazu).

CAL: *

Martes 16 de mayo de 2017, Bilbao, Kafe Antzokia, sala superior, 21 h, 10-12 €.

Cartel de la gira española,
sin la fecha de Bilbao, la primera.

 

Nacido en Texas y basado en Nashville, Cale Tyson, un ‘country man’ de 26 años, abrió su primera gira española en un Antxiki que le recibió con buen humor, cercanía, satisfacción y brazos abiertos

 

(Semblanza: Al tradicionalista y sincero Cale Tyson le etiquetan como practicante de country-soul. Su serenidad espiritual y estilística le empuja a grabar vídeos en vivo en iglesias (como este de su canción ‘Somebody Save Me’) y está recopilando una envidiable colección de recortes de prensa elogiosos. «Un fuera de la ley triste y bastardo de la vieja escuela para una nueva generación de fans del country», ha pontificado la revista Rolling Stone. «Una mezcla del corazón dolido de Hank Williams y el arrullo de Gram Parsons», formula la revista Q.

Este martes arrancó en el Kafe Antzokia su primera gira española de cinco conciertos consecutivos (Bilbao, Valencia, Madrid, Zaragoza y Tarrasa). Llegó divulgando su segundo álbum oficial, ‘Careless Soul’, grabado en los Fame Studios de Muscle Shoals, Alabama, y producido por Michael Rinnie (bajista de Emmylou Harris y Rodney Crowell). Es un disco para rezar en la iglesia y para llorar en el bar, en el honky tonk. Un repertorio comparable con John Paul Keith, Daniel Romano, Sam Outlaw y otros auténticos de la ruta.

Cale Tyson tiene 26 años y es texano. Nació en Cleburne, creció en Fort Worth, y ahora tiene su base de operaciones en Nashville, Tennessee, la capital del country. En su primera gira española está actuando en quinteto completado por Caleb Hickman (teclado y voces), Juan Solorzano (guitarra y voces), Benjamin Lumsdaine (batería) y Aaron Stern (bajo). O. C.)

El quinteto, más fiable según discurría el concierto (foto: Carlos García Azpiazu).

El bolo: Otro más de la racha de conciertos de country internacional que gozamos en Bilbao. Este se celebró el martes en la sala superior del Kafe Antzokia ante medio centenar de personas y lo protagonizó en quinteto el texano radicado en Nashville Cale Tyson (esta es su web), que sin el sombrero de cowboy de las fotos promocionales le queda una cara entre un indie y el eurovisivo Manel Navarro. Pero para caretos los de sus escuderos: guitarrista, baterista y bajista parecían pakistaníes (en serio), y el teclista un calé barraquero con ese pelo ochentero. Y todos salieron a escena vestidos como si hubieran perdido el equipaje, por cierto.

Su puntual concierto de 17 piezas en 73 minutos, el primero que daba en España, como recordó (entre nosotros hizo bromas y le fueron correspondidas, no como en Noruega y Suecia, donde no se atrevía ante la seriedad del respetable), cursó de menos a más: al principio el sonido llegaba con demasiado eco (qué mal se oyó la primera, ‘Staying Kind’), la conjunción de sus escuderos resultó meridianamente mejorable, la mera estética no acompañaba (otra cosa era la de la chica del puesto de merchan, que era la novia de Cale), las baladas flotantes y adultas abundaban (el soul adulto con coros a lo Fleetwood Mac ‘Long Gone Girl’, luego el lento novedoso dedicado a Trump ‘Worst Liar’…)… Pero a la postre todo creció y nos dejó buen sabor de boca, empero ciertos parones rítmicos que disgregaban el repertorio entre tantas baladas y la pieza que cantó de modo solemne y temeroso el teclista, una versión del ‘Friendship’ de Pops Staples.

Cale Tyson introdujo otras versiones (recia y roquera ‘Shotgun Willie’ de Willie Nelson, lisérgica y palúdica ‘Street People’ de Bobby Charles), y espigando entre lo mejor, señalemos el tema que titula a su segundo y último álbum, ‘Careless Love’, que es un soul creciente a lo John Paul Keith; el bonito blues lento que medró hacia el soul y vinculó al primer Elvis con Percy Sledge y al final con Dwight Yoakam y John Paul Keith ‘Somebody Save Me’ (ovacionado al acabar; este es su clip, insistimos), el country rock festivo ‘Easy’, la primera cima de la cita con el animado honky tonk a lo Yoakam ‘Can’t Feel Love’ (este es su chulo, modernista y vaquero clip oficial), la balada vía Daniel Romano con guitarra flotante ‘Are You Feeling Me’, la balada escuela honky tonk ‘Lonesome In Tennessee’, la segunda cima de la velada que fue el ferroviario ‘Railroad Blues’ y que sonó en plan Johnny Cash acelerado, y el curioso bis con ‘You Can Make Me Feel Bad If You Want To’ (una versión de Phosphorescent, nos confirmó el texano a toro pasado), algo hippie esta del bis, con Cale Tyson en el centro de la escena, abrazado a su acústica y con sus escuderos expuestos en la primera fila del tablado, arropándole en pie, flanqueándole a los coros, vestidos por el enemigo, ya se ha dicho.

OSCAR CUBILLO

El bis con ‘You Can Make Me Feel Bad If You Want To’ de Phosphorescent (foto: Carlos García Azpiazu).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: