Tomasito: El showman gitano

Tomasito sentado al borde del tablado, al frente del quinteto (foto: Carlos García Azpiazu).

CAL: *

Jueves 22 de junio 2017, Bilbao, Sala Cúpula del Teatro Campos, 20.30 h, 12 € (abono tres conciertos: 29 €).


El saleroso Tomasito presentó su álbum antológico ‘Ciudadano Gitano’ en la Cúpula del Campos, en el primer festival ‘Flamencos y mestizos’ albergado en Bilbao. Se metió en el bolsillo a todo el público, a pesar de un mal sonido que sólo mejoró en la parte postrera

*** 

Durante tres jornadas, de miércoles a viernes, en la Cúpula del Campos (20.30 h, 12 € por concierto, abono 29 €) se desplegó el ciclo ‘Flamencos y Mestizos’, que pretendía acercar el género a un público abierto, sin prejuicios y transversal. El cartel, encabezado por el iconoclasta Tomasito, lo confeccionó el productor y compositor Paco Ortega, que afirmaba en la rueda de prensa previa: «Este festival se celebra con éxito en Madrid hace cuatro años. En marzo, junio y diciembre de cada año. Quisimos probar fuera y nos propusieron el Museo Picasso de Málaga, pero pensamos que estaría mejor en el teatro Campos».

Sobre el nombre del ciclo, ‘Flamencos y Mestizos’, explica Ortega: «Es una programación muy abierta, desde artistas clásicos, cabales y jondos, hasta el otro extremo del abanico y que a veces se entiende con dificultad. Pero de flamenco pueden tener la estética, los textos, la forma de ser… En Madrid son cuatro días y uno se dedica a artistas extranjeros, para olvidarnos de que un buen flamenco debe ser del Triángulo de los Puertos, Jerez y Sevilla».

Con la intención de «poner delante de los escenarios a artistas que siempre han estado detrás aunque sean increíbles, como Tomasito o La Tana», Paco Ortega informa que este festival «ha recorrido todo el mundo. Ha ido a China, India, toda Europa, Marruecos, Próximo Oriente…». Y con mucho éxito: «Como ahí fuera no saben quién es La Yerbabuena, Sara Baras o Manolete, se tiran seis minutos de ovación. Nosotros intentamos vender el flamenco, no el nombre de un artista mediático. Es como cuando vas a ver góspel, que no sabes quién es el solista. Por eso pedimos al público que acuda sin prejuicios».

En el Campos se celebraron tres veladas: miércoles con el cantaor calé Antonio Reyes (Chiclana de la Frontera, Cádiz, 1975), «que debería ser el hombre más perseguido del país. No hay un cantaor igual por puro y cabal. Pero las multinacionales no se enteran. Le conocí cuando tenía 14 años y era tocaor. Ahora canta y se lleva todos los premios», contaba Ortega; el jueves Tomasito (Tomás Moreno Romero, Jerez, Cádiz, 1969), cantaor surrealista y bailaor con gracia oblicua que recopila su carrera en el álbum ‘Ciudadano Gitano’ (El Volcán, 17); y cerrando el ciclo, el viernes dos bailaores, El Choro & Carmen Young, él calé onubense del 85 y ella mexicana, una hidrocálida «con fuerza increíble en un espectáculo sobrio, con elementos básicos», elogiaba Ortega. OSCAR CUBILLO

 

Tomás Moreno Romero (Jerez, Cádiz, 1969), con traje y chaleco, cual patriarca calé (foto: Carlos García Azpiazu).

 

‘Ciudadano Gitano’ (El Volcán, 17).

La segunda cita de las tres que componían el festival ‘Flamencos y mestizos’, que se celebraba por primera vez en Bilbao animado por los cuatro años de éxito que va cosechando en Madrid y por la buena experiencia de su exportación a China, India, Marruecos…, la focalizó el iconoclasta Tomasito (Tomás Moreno Romero, Jerez, Cádiz, 1969), cantaor surrealista, vividor kikovenenoso y bailaor descarado que destapó las esencias de su último álbum, ‘Ciudadano Gitano’ (El Volcán, 17), un recopilatorio de canciones descatalogadas, desde e1993 hasta ahora, que circulaban mucho por Internet.

En 92 minutos en escena sonaron 16 piezas, perjudicadas las dos terceras partes iniciales por un pésimo sonido (por equipo insuficiente, nos cuentan a posteriori), una acústica que evidenciaba el bajo y la batería retumbantes imponiéndose sobre un Tomasito que, paradójicamente, parecía muy por encima de sus cuatro acompañantes (no se oían apenas la guitarra eléctrica ni la flamenca). Así (´asín´, diría él), con pena por lo que podría ser y con la gloria bendita que repartía Tomasito («qué arte tenéis», nos halagaba), la celebración arrancó con un zapateado percusivo a lo Joaquín Grilo con el jerezano calzado con botines verdes y subido a un minitablado, pedestal o plataforma. La banda entró a fondo en la rumba homenaje a Caño Roto ‘Al abandono’ (que también resonó a Las Grecas; este es el clip oficial y racial), y seguimos con rock gitano trianero y chunguito (‘Libre y a mi manera’, con palmas de los vascos presentes) e inyecciones de palos flamencos en el universo rock: alegrías en la pachanga buenista ‘África’, bulerías en la progresividad de ‘Soy un limón’ (con Tomás bailando como un robot y diciendo al final: «muchas gracias por entender las cosas»; este es el clip oficial).

Fíjense en el minitablado, pedestal o plataforma desde el cual zapateaba y cantaba (foto: Carlos García Azpiazu).

Él nos tenía a todos seducidos con sus bailes, su ingenio («muchas gracias, qué alegría de país y de clima; abajo 40 grados y he venido y hay fresquito») y su elegancia: el muy flaco y moreno salió vestido con traje y chaleco grises, cual patriarca calé. Atavío del que se fue desprendiendo por el calor de la danza y la emoción del espectáculo, deslizándose hacia un striptease en que se quedó en calcetines y calzoncillos (éstos blancos, de Star Wars / La guerra de las galaxias).

Pero la música no acababa de asentarse. En el rumbero y aindiado ‘Cacerola’, en plan Los Delinqüentes, Tomasito se paseó por el mundo con una mochila y al darse la vuelta… ¡vimos que era del real Madrid! («os prometo que la próxima vez que venga me pongo una mochila de aquí»). ‘La resaca’ ketamera y con pasaje rapeado prometió pero el sonido la amortiguó («yo me pongo como Tony Curtis, la llevo desde que nací», introdujo el showman gitano), el ‘Quema, quema’ fue zíngaro, y muy bien le quedó ‘De momento’, de la película ‘¿Por qué se frotan las patitas?’, cuando se pegó un tirón a la camisa y salieron los botones volando.

«Muchas gracias por entender las cosas», dijo una vez Tomás, aquí con los botines verdes en la mano
(foto: Carlos García Azpiazu).

Tras la adaptación del ‘Agradecido’ de Rosendo por bulerías (es que Tomasito vivió tres años en Carabanchel, informó), en la undécima pieza la acústica mejoró y eso pareció otra cosa, otro concierto. Tomasito y su panda (más el respetable coreando) rompieron la pana con el global y turístico y transicional y en parte rapeado ‘Oh, mare, mare’; por bulerías kikovenenosas cantó ‘Señores ladrones’ («basado en hechos reales, que les robaron a mis suegros en el chalet… ¡en la chabola!»), en ‘Bandolero’ se fue desnudando de modo pasoliniano, y un turbión flamencobilly a lo El Canijo de Jerez generó en ‘Camino del hoyo’, coreado por los presentes sentados que llenaban toda la sala, más de un centenar de seres humanos habría en la Cúpula (pero ese día no había bar, qué pena).

Y quedaba el bis doble, abierto con un muy bueno ‘El vino y el pescao’, del G-5 (supergrupo con Kiko Veneno, Muchachito, Tomasito, Canijo y Ratón), a lo Raimundo Amador / Melendi / Extremoduro según iba creciendo la fiesta (aquí Tomasito hizo de mimo y el público coreó contento una vez más), y cerrado con su versión del ‘Back In Black’ de AC/DC, que fue cuando Tomás acabó en gayumbos («muchas gracias por no estar grabando, como lo vea mi madre…»). Tomasito estuvo muy bien, pero el sonido inadecuado provocó que el postgusto del show gitano no fuera ni muy bueno, ni muy largo, ni muy memorable. ¡A ver la próxima vez!

OSCAR CUBILLO

Saludos postreros del quinteto de fusión y mestizaje, de flamenco y rock (foto: Carlos García Azpiazu).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: